41°F
weather icon Mostly Cloudy

Argentina: histórica victoria contra la corrupción

Lo que está ocurriendo actualmente en Argentina es la mayor victoria de ese país contra la corrupción en la historia reciente. Pero para poder reducir en forma permanente el flagelo de los sobornos, Argentina y otros países de la región tendrían que tomar acciones mucho más drásticas, como empezar a eliminar el dinero en efectivo.

Sin duda, el “escándalo de los cuadernos” que sacudió a Argentina esta semana y la condena –no relacionada– del ex vicepresidente Amado Boudou a casi seis años de prisión por cargos de corrupción durante el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner son hechos históricos. En Argentina, pocas personas poderosas habían ido a la cárcel.

Al igual que el reciente escándalo de Odebrecht en Brasil, el “escándalo de los cuadernos” de Argentina es gigantesco. Comenzó hace varios meses, cuando el diario La Nación obtuvo copias de ocho cuadernos escritos por el chofer de un funcionario del Ministerio de Planificación que se ocupaba de las relaciones con varias empresas durante los gobiernos de Kirchner.

El conductor había anotado meticulosamente los detalles de las actividades diarias de su jefe, incluidos numerosos viajes para recoger bolsas llenas de efectivo de compañías que obtenían contratos gubernamentales. Entre 2005 y 2015, las bolsas de dinero que el chofer transportó y registró en sus cuadernos sumaron entre $60 millones y $160 millones.

El conductor, Oscar Centeno, no solo anotaba los nombres de las compañías que pagaban los sobornos y los ejecutivos que los entregaban en persona, sino también detallaba adónde llevaba el dinero. Según sus notas, hizo al menos 70 entregas de bolsas con decenas de millones de dólares al apartamento del fallecido presidente Néstor Kirchner y su esposa, la presidenta.

La Nación no publicó de inmediato el contenido de estos cuadernos, sino que los entregó a un juez para corroborar los hechos y permitir que los tribunales investiguen el caso. Ahora, todo ha salido a la luz, y hay más de una docena de detenidos.

Al menos cuatro de los ejecutivos arrestados ya han admitido haber hecho los pagos, y un juez pidió que la ex presidenta Cristina Fernández sea privada de su inmunidad parlamentaria como senadora para que se pueda allanar su domicilio. Y a medida que los testigos protegidos comienzan a testificar, se esperan más detenciones.

Aunque era vox populi que los Kirchner eran corruptos, esta es la primera vez que la corrupción de sus gobiernos está documentada y expuesta con tantos detalles. Muchos argentinos esperan que este sea un punto de inflexión en la historia del país, y que la tolerancia con la corrupción haya llegado a su límite en el país.

Pero para que esta victoria sea permanente, Argentina y otros países latinoamericanos deberían adoptar las nuevas tecnologías para eliminar gradualmente el efectivo, como lo hacen los países del norte de Europa.

En Suecia, los billetes y las monedas ahora representan solo el 2 por ciento de todas las transacciones monetarias, ya que cada vez más personas utilizan las tarjetas de débito, las transferencias de dinero electrónico y sus teléfonos celulares para realizar pagos. Hay tan poco efectivo en Suecia, que los mendigos en las calles usan sus teléfonos celulares para recibir limosnas.

La mayoría de las principales sucursales bancarias en Suecia ya no aceptan depósitos en efectivo, porque son cantidades demasiado pequeñas para justificar el costo de guardias o servicios de seguridad. Algo parecido pasa en Holanda y Dinamarca.

La Asociación de Banqueros Daneses dice que los robos bancarios han caído vertiginosamente en los últimos cinco años: los bancos ya tienen tan poco efectivo, que los ladrones temen irse con las manos vacías.

Es cierto que la transición a una sociedad sin efectivo es mucho más difícil en Latinoamérica, donde existe una enorme economía subterránea. Sin embargo, los gobiernos latinoamericanos deberían tomar medidas como promover transferencias electrónicas y pagos telefónicos, y prohibir cada vez más transacciones en efectivo.

Sin dinero en efectivo, le hubiera sido mucho más difícil a los Kirchner recibir sus bolsos llenos de dinero de sobornos de las grandes empresas. Por supuesto, no es la única solución, pero reducir el efectivo sería un gran paso para ganar la guerra contra la corrupción.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
 
Mejoró el turismo en Las Vegas en 2021, pero no al nivel prepandémico

El turismo a Las Vegas mejoró en 2021, pero siguió siendo inferior a las cifras previas a la pandemia de 2019, según informó el jueves la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas.

The Center tiene previsto ofrecer servicios de atención a la salud en Las Vegas

La reciente contratación de una ejecutiva en The Center, una organización sin ánimo de lucro que presta servicios a la comunidad LGBTQ+, forma parte de un plan más amplio para ampliar significativamente sus servicios de salud en el centro de Las Vegas.

 
La junta del CCSD nombra a una miembro al grupo de reorganización de Nevada

La Junta Escolar del Condado Clark decidió el jueves por la noche nombrar a una administradora para un subcomité estatal que está estudiando el cumplimiento de la ley de reorganización de los distritos escolares.

Buscarán profesores de emergencia con títulos de preparatoria

El Estado estudiará de nuevo la posibilidad de permitir a los distritos escolares de los Condados Clark y Washoe contratar a profesores sustitutos de emergencia que solo tengan un título de preparatoria.

“Lo peor de la ola de ómicron ya pasó”

Tras una semana de descensos en las principales métricas del COVID-19, una funcionaria de salud pública dijo el jueves que la actual oleada de ómicron ha alcanzado su punto máximo en el Condado Clark.

La fe atraviesa los muros de la prisión

La pandemia ocasionada por el coronavirus (COVID-19) cerró el acceso a la mayoría de las prisiones de EE.UU., incluido el Centro Correccional de Lovelock, localizado en Lovelock (Nevada), donde Joe Arcero se ofrece como voluntario con un grupo de ministros testigos de Jehová. Sin previo aviso, los reclusos fueron privados de un sólido programa de educación bíblica que incluía discursos semanales basados en la Biblia, discusiones con la audiencia, cursos bíblicos individuales y presentaciones en video.