Arresta la policía de Las Vegas al padre del menor que disparó a su hermano

El padre del niño que disparó accidentalmente a su hermano en octubre fue arrestado por cargos de negligencia infantil después de que la policía afirmó que dejó un arma cargada al alcance de los menores, según los registros.

La policía fue convocada a un vecindario central del valle de Las Vegas alrededor de las 4:30 p.m. el 25 de octubre, después de informes de que un menor de 5 años había recibido un disparo.

La policía determinó que el tiroteo fue accidental, y que el niño herido estaba en condición estable en el Centro Médico Universitario más tarde esa noche, el teniente del Departamento de Policía Metropolitana, Richard Meyers, notificó el día del tiroteo.

El jueves, el padre de los niños, Daniel Adam-Jones, fue arrestado por la policía de Las Vegas. Fue acusado de un cargo de abuso o negligencia infantil con un arma mortal que resultó en un daño físico y mental significativo, y la posesión de un arma por un “usuario habitual de drogas”, según el reporte de arresto de Adam-Jones.

Adam-Jones le dijo a la policía que él era un padre que estaba en casa cuidando a sus dos hijos, de 2 y 4 años, cuando ocurrió el tiroteo accidental en la cuadra 2600 de Spider Cactus Court, cerca de Washington Avenue y Rancho Drive, según el informe.

Mencionó que los niños estaban comiendo en un dormitorio cuando uno se manchó, luego de que Adam-Jones limpió al niño, salió de la habitación para lavarse las manos, colocando en la cama una “pistola semiautomática que llevaba en la cintura”, según el informe.

Cuando Adam-Jones salió de la habitación, el niño de 2 años disparó accidentalmente al de 4 años por la espalda, según el informe.

El padre sacó al niño herido de la casa y le dijo a un vecino que llamara al 911 antes de tomar el arma y sacar las balas, colocándolas frente a la puerta porque “sabía que la policía vendría a la residencia”, según el informe.

Adam-Jones le dijo a la policía el día del tiroteo que fumaba marihuana esa mañana a las 6 a.m., más de 10 horas antes del tiroteo. Comentó que fuma marihuana todas las mañanas con un contenido de THC del 15 por ciento, según el informe; el THC es el principal componente psicoactivo de la marihuana.

La policía acusó a Adam-Jones por tener prohibido poseer un arma de fuego porque era un “usuario habitual de drogas”, lo que “pudo resultar en que el acusado tome malas decisiones” que resultaron en el tiroteo, según el informe.

Cuando el padre fue arrestado el jueves, su hijo todavía estaba en el Centro Médico Universitario, según el informe. No se conoce la condición actual del niño.

De acuerdo con un informe del Departamento de Servicios Familiares del Condado de Clark, el departamento no tenía un historial previo “relevante” para el menor o su familia. La policía abrió una investigación de evaluación familiar en el caso, según el informe.

Adam-Jones fue liberado el viernes en su propio reconocimiento bajo “supervisión intensiva” después de pagar una fianza de $5 mil, según documentos judiciales. Puso la fianza con la condición de que no posea un arma de fuego.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like