Aumenta el número de reclusos con enfermedades crónicas en cárceles de Nevada.

CARSON CITY — El Departamento de Correcciones de Nevada está viendo un aumento alarmante en los presos con enfermedades crónicas, notificó la agencia a los legisladores el martes.

La noticia se produjo cuando el Director James Dzurenda la presentó al Comité Judicial de la Asamblea el segundo día de la 80 sesión de la Legislatura de Nevada.

Los pacientes con enfermedades crónicas a menudo requieren estadías prolongadas en hospitales externos, comentó Dzurenda. Eso significa un aumento en el tiempo extra para los oficiales de correcciones que tienen la tarea de acompañar a los pacientes.

“Estamos recibiendo más presos en nuestra puerta principal que necesitan más servicios médicos que nunca”, destacó Dzurenda.

Comparando 2015 y 2018, la agencia ha visto un aumento del 22 por ciento en los prisioneros con enfermedades crónicas. El año pasado, más de 500 prisioneros pasaron casi 4 mil días en hospitales, informó Dzurenda.

Eso es un aumento del 45 por ciento en las admisiones hospitalarias y un aumento del 52 por ciento en las hospitalizaciones diarias, detalló.

Dzurenda notó que cada vez que se envía a un recluso a un hospital externo, se envía a dos oficiales para hacer guardia y, debido a que hay tres turnos de oficiales en un día, se encarga a un total de seis oficiales que trabajen horas extras – por paciente, por día.

“No es inusual que el Departamento de Correcciones tenga de 20 a 30 pacientes por noche, durante toda la noche, en un hospital externo”, comunicó Dzurenda. “Así que eso podría ser de 60 a 70 oficiales en horas extras en un día para vigilar a los internos en el hospital”.

La agencia ha cambiado sus procedimientos para transportar pacientes a los mismos hospitales, “para que podamos compartir recursos”, determinó. Pero a veces, en emergencias, eso no es posible y mientras los oficiales de la policía local pueden ayudar a vigilar a los reclusos, el problema persiste.

Otros asuntos

Dzurenda también señaló que el Departamento de Correcciones está tratando de digitalizar sus registros médicos. Todo se hace en papel ahora, lo que dificulta el intercambio de información, mencionó.

“Debido a problemas de banda ancha, no podemos conectarnos todavía”, dijo Dzurenda. “Todavía estamos trabajando en eso y el caso será una gran parte de esta sesión: cómo podemos realmente, finalmente, conectar todas nuestras instalaciones en banda ancha para que podamos transferir, electrónicamente, información”.

Dzurenda le explicó a los miembros del comité que él está enfocado en la reinversión de la justicia: un enfoque basado en datos para reducir las correcciones y reinvertir en formas para evitar que las personas ingresen a la prisión en primer lugar o se recuperen en el sistema.

Los ejemplos incluyen la reforma de la sentencia y la inversión en servicios de salud mental y adicciones.

Dzurenda señaló una “devastadora” razón por la que es una prioridad para él: el 60 por ciento de la población reclusa femenina en Nevada está encarcelada por delitos no violentos, según una revisión de la población penitenciaria del Instituto de Justicia y Delitos en Recursos Comunitarios para la Justicia.

“Eso es algo que creo que es muy importante enfatizar porque tenemos que hacer algo en nuestra comunidad para no ingresar al sistema penitenciario a aquellos que no necesitan estar allí”, dijo Dzurenda. “Tiene que haber otras opciones y eso es lo que ve la reinversión de la justicia”.

Todavía hay trabajo por hacer en términos de la emisión de identificaciones a los presos liberados, un requisito aprobado en la última sesión legislativa.

Dzurenda determinó que la agencia no tenía un certificado de nacimiento archivado para más de 8 mil de los 13 mil reclusos. Eso podría deberse a que los reclusos nacieron en otros países, no saben dónde nacieron o no revelaron sus verdaderas identidades al encarcelarse, según sus hipótesis.

En esta sesión, planea abogar por un cambio legal que permita a las prisiones emitir a los presos liberados una identificación alternativa y no verificada, “para que tengan algo” para acceder a los servicios, destacó Dzurenda.

Éxitos de la agencia

Destacando los éxitos de la agencia, Dzurenda dijo a los miembros del comité que se han colocado muestras de ADN de más de 12 mil 900 reclusos de Nevada en la base de datos CODIS del FBI, que puede vincular muestras de ADN con otros delitos en todo el país.

Las muestras han resultado en éxitos por encontrar coincidencias para tres homicidios, cinco agresiones sexuales, un robo, dos asaltos y un caso de robo de autos. La agencia espera que se agreguen otras 278 muestras de ADN de presos esta primavera.

Dzurenda también argumentó que su agencia ha alterado su política de uso de la fuerza, introduciendo más armas no letales para disolver peleas y aumentando el entrenamiento verbal de desescalamiento.

Poco después de la presentación del director, el asambleísta Steve Yeager, D-Las Vegas, finalizó la reunión del Comité Judicial del martes alrededor de las 11:25 a.m., los legisladores no tuvieron tiempo de hacer preguntas porque la reunión comenzó dos horas después de las demoras climáticas y debían presentarse en la Asamblea piso a las 11:30 a.m.

“Pensé que era importante escuchar al Departamento de Correcciones porque muchos de estos proyectos de ley con los que nos estamos ocupando en el ámbito de la justicia penal, van a atraer al Departamento de Correcciones, ya sea en términos de quién va a ingresar al departamento o quién saldrá, cuando están saliendo, qué tipo de servicios están recibiendo”, explicó Yeager, quien preside el comité. “Así que espero que esto haya sido útil”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like