Autoridades concluyen que quemaron a los 43

Un golpe brutal para las familias de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Un día después de que miles de personas marcharan en todo México para exigir la aparición con vida de los alumnos, las autoridades mexicanas dieron un duro mensaje. La Procuraduría General de la República fue contundente con sus conclusiones y borró de un plumazo cualquier resabio de esperanza: todos fueron secuestrados, asesinados e incinerados en el basurero de Cocula.

“Se puede concluir que los normalistas fueron detenidos, asesinados e incinerados en Cocula”, dijo Jesús Murillo Karam, titular de la Procuraduría General de la República (PGR), un día después de que se cumplieran cuatro meses de la desaparición de los estudiantes en la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero.

Hace unos días, cayó un personaje clave de esta masacre: Felipe Rodríguez Salgado, alias El Tercero o El Cepillo, quien habría admitido que dirigió la operación de asesinar y desaparecer a los 43 normalistas.

“La verdad histórica es que fueron privados de la libertad, privados de la vida, incinerados y arrojados el río San Juan”, dijo El Cepillo en su declaración, según explicó la PGR.

Los restos pasaron por deshidratación, descomposición y fusión. La mayoría de ellos fueron reducidos a cenizas.

“Las pruebas científicas practicadas y las declaraciones corroboran las versiones y comprueban la presencia de un numeroso grupo de personas que fueron privados de la vida en el lugar”, añadió Karam.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like