Ayuda para madres cuyos bebés han muerto

La fundación Alicia Renee, ayuda económicamente en gastos de entierro o cremación a madres que han perdido a sus bebés recién nacidos, creada por la señora Lisa Parrish, quien en carne propia vivió la pérdida de una bebé a quien, para efectos del acta de defunción, debía de elegir un nombre y precisamente fue Alicia Renee, quien actualmente tendría 18 años de edad.

Lisa Parrish, se quitó el título de directora, y narró su vida personal, era la tercera ocasión que perdía a un bebé e imaginó que Alicia Renee sería su primogénita. Con toda la familia al tanto, una recámara amueblada y pintada de rosa y con el apoyo de su esposo durante el embarazo, regresó a su casa sola y con el gasto encima de contratar un servicio funerario para su niña.

El gasto en promedio de estos servicios de cremación ronda los $3,000 dólares, un servicio funerario con entierro y lápida puede costar hasta $15,000 dólares, de acuerdo con Parrish. “No estábamos preparados para esto, mi esposo se quedó inmóvil y yo me encargué de todo, con esta experiencia me di cuenta de la necesidad de una fundación y un grupo de apoyo… Una pareja acude al hospital a tener a su bebé, y salen sin nada”, ese es el escenario que planteó Parrish, quien después de su periodo de duelo, imprimió tarjetas que repartió entre enfermeras y en funerarias sobre su fundación, actualmente, 18 años después, tiene el mismo método de acercarse a las madres con necesidad.

La directora de esta fundación comentó que no es normal vivir algo así y es muy difícil de superar, “planeas toda la vida de tu bebé, su futuro, te imaginas una profesión, hay casos donde los bebés sobre viven una noche y en su certificado de defunción tienen fecha de nacimiento y el día siguiente es su fecha de muerte”.

La fundación Alicia Renee, entrega además un paquete que contiene una urna para las cenizas humanas, ropa para recién nacido en color blanco para quienes optan por el entierro, un certificado de nacimiento simbólico con los datos del bebé como su peso, estatura y nombre e incluye el libro “Te abrazaré en el cielo”, del autor Jack Hayford.

De acuerdo con el Centro Nacional de Salud, en su reporte del año 2016, señala que sucedieron 23,161 muertes de recién nacidos en Estados Unidos, lo que significa 587 muertes por cada 100 mil partos, las causas que encontraron fueron malformaciones congénitas, desórdenes de gestación en parto prematuro y el síndrome de muerte repentina infantil.

Ese mismo año, fueron un total de 3,945,875 nacimientos de bebés “vivos”.

“Nunca voy a olvidar esa pequeña caja blanca en la que enterraron a mi hijo”, dijo en entrevista una madre de familia, usuaria de la Fundación Alicia Renee, que por motivos de personales solicitó no se publicara su nombre, ella perdió a su bebé luego de un embarazo sano y que concluyó sin imprevistos, “esto pasa más comúnmente de lo que puede uno imaginarse”.

La Fundación Alicia Renee también cuenta con un grupo de apoyo. Más información en:

www.aliciareneefoundation.org

El 10 de noviembre en el Parque Craig Ranch, tendrán un evento informativo y de recaudación de fondos. Será familiar y contarán con el espectáculo de globos aerostáticos desde las 8:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like