59°F
weather icon Clear

Ayudan a trabajadores a convertirse en ciudadanos de EE.UU.

Wynn Resorts tiene un fuerte compromiso en apoyar la diversidad de su planta laboral y es por eso que su “Clases de ciudadanía de VOTO” (ahora con 5 años de trabajo initerrumpido) ha resultado en que casi 500 empleados se nacionalicen como ciudadanos de los Estados Unidos.

“Esta clase es benéfica para todos, les recomiendo que tomen ventaja y disfruten el viaje en el camino a la ciudadanía. No lo tomen a la ligera, como si fuera un juego; esto los va a posicionar en un punto donde también beneficiarán a sus familias. No muchas compañías hacen esto, debemos estar agradecidos por lo que el Wynn hace por sus empleados”, comentó Susan Nogales Salazar, ex alumna de las clases de ciudadanía que le permitieron juramentar en 2015.

La también gerente de ventas de Travel Industry, destacó “tengo 10 años laborando aquí, el programa permite que la empresa pague la tarifa de solicitud que es de 725 dólares. Yo me crié aquí, por lo que fue un repaso de las clases de historia que llevé en la escuela, sin embargo, el programa es súper divertido, interactivo y pensado para las personas que no nacieron acá. Con lo aprendido en las clases, adquieres la confianza necesaria para ir a la entrevista y aprobarla”.

El Tiempo tuvo acceso al inicio de la nueva generación, el miércoles 2 de mayo y pudo constatar -de primera mano-, el entusiasmo de los 31 empleados que se inscribieron para recibir las clases. La diversidad es evidente, con trabajadores de Etiopia, Inglaterra, Filipinas, El Salvador, Cuba, Trinidad y México, entre otros, quienes también han hecho uso de las clases de inglés como segundo idioma y la asesoría legal que les proveen de manera gratuita.

“El programa de ciudadanía lo establecimos por medio de los servicios de la escuela Uceda, una entidad especializada en este tipo de cursos. La presencia latina es notable en las clases, tenemos miles de empleados, de diferentes razas y cultura, muchos de ellos han aprovechado el programa para obtener su ciudadanía”, explicó Gabriela Márquez, directora asistente de relaciones con los empleados de la empresa Wynn.

“El mayor temor u obstáculo que tienen muchos en el proceso es el miedo al examen. Por lo que esta clase les ayuda a prepararse, luego de los cursos que también les damos de ESL, van adquiriendo confianza y dan el gran salto a la capacidad de poder ejercer su derecho al voto”, agregó.

“Yo quiero compartir con los lectores de El Tiempo que la cultura, así como la diversidad, son muy importantes para nosotros, el programa es muestra de ello. El proceso político afecta -muchas veces- nuestra vida diaria, por eso es muy importante hacer valer nuestra voz y nosotros le damos la oportunidad de hacerlo con esta oportunidad”, enfatizó Márquez.

Los requisitos para que el empleado pueda inscribirse son sencillos, seis meses de trabajo continuo, no menos de 20 horas por semana, pero recomiendan acudir a la oficina de recursos humanos para saber más sobre la elegibilidad.

“Hemos invertido más de 350 mil dólares en el programa, consistentemente hay 150 empleados que pudieran participar, aunque entre compañeros se corre la voz y bueno, cualquier pregunta se las resolveremos con mucho gusto”, finalizó.

El curso consta de 12 semanas, en sesiones de dos horas, y se imparte en las instalaciones del Wynn. Particularmente, este es realizado por Jenny Hovan e Isabel Dizon, como instructoras.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.