Battle Born Progress organizó panel interracial

Por segundo año Battle Born Progress (BBP) realizó el evento Progressive Summit (Cumbre Progresista), el 30 y 31 de enero en el Colegio del Sur de Nevada (CSN) campus Charleston, con la participación de periodistas, políticos, activistas y 200 asistentes que participaron con diversos tipos de comentarios durante los diferentes paneles que se ofrecieron.

La subdirectora de BBP, María Teresa Lieberman,, explicó que la finalidad de la cumbre es educar a las personas que están interesadas en el activismo, sin importar que ya tengan alguna trayectoria o quieran iniciar, es un año importante por ser electoral, pero se debe involucrar en el ambiente político y comunitario.

Uno de los paneles con mayor concurrencia fue con representantes de distintas razas, latino, caucásico, africano, asiático, medio oriente, nativos americanos, así como de la comunidad lésbico-gay-travesti; quienes compartieron su experiencia como inmigrantes y las oportunidades que les ha brindado este país.

Uno de los exponentes por parte de los latinos fue Rafael López, activista inmigrante que fue traído a Estados Unidos por sus padres a la edad de 1 año desde México.

“Cuando tenía 15 años un abogado les dijo a mis padres que podría arreglar su estatus a uno legal y en cambio nos llegó una orden deportación a los 3”, relató el joven. Al enfrentar una deportación sus padres estaban conscientes que en México no sería posible que Rafael cursara una carrera universitaria.

“Ellos querían que terminara la escuela y el único país que conozco es Estados Unidos. Ahora gracias a la Acción Diferida, pude terminar la carrera de psicología y ahora voy a estudiar una maestría en administración pública”, agregó.

López además de compartir su historia, escuchó la de los otros participantes provenientes de otras partes del mundo.

“Muchas cosas de las que les afecta a ellos, nos afectan a nosotros (latinos), tenemos que apoyarnos entre todos. Cuando haya un gran cambio se va a necesitar que toda la gente apoye, una protesta grande por ejemplo, tiene que tener de todas comunidades”, enfatizó Rafael López.

Fahima Khalaf, fue la representante de las personas de medio oriente, ella considera que la actual “fobia a los musulmanes” es una oportunidad para educar a las personas, mostrando que son personas que al emigrar a Estados Unidos, buscan una mejor calidad de vida para sus familias y las mismas oportunidades de trabajo o estudio sin importar su religión.

“Tenemos más cosas en común, que diferencias, al final del día pertenecemos a la raza humana, y buscamos los mismos derechos sin marginar a ningún tipo de persona. Como musulmán lo más importante es servir a la comunidad, darle algo de comer a alguien que tenga hambre, cuidar de tu familia y de tus vecinos”, manifestó Khalaf.

Teresa Sandoval, asistente al evento, trabaja en un casino y le interesó aprender sobre diferentes comunidades.

“Me considero una activista, una líder en mi trabajo y me gusta organizar a las personas. Tenemos historias diferentes pero queremos un bienestar para nuestros hijos como algo en común, si podemos aportar un granito de arena hay que asistir a eventos como este”, acotó.

Add Event

You May Like