63°F
weather icon Clear

Bomberos de Henderson lamentan la pérdida de un colega a causa de suicidio

El jefe de bomberos de Henderson, Shawn White, estaba en casa el 17 de septiembre cuando recibió la notificación.

En su rango, White no revisa todas las llamadas, pero la mención de un bombero fuera de servicio llamó su atención.

Más tarde, se encontró en un hospital hasta aproximadamente la 1:30 a.m., cuando la oficina forense se llevó el cuerpo de Robbie James Pettingill.

Pettingill, bombero/paramédico del Departamento de Bomberos de Henderson, había muerto por suicidio.

“Todos sabían que nadie iba a dormir esa noche”, mencionó White el jueves. Entonces él y un grupo de jefes fueron a hablar a Denny’s, donde surgió la pregunta: ¿Murió Pettingill por el cumplimiento del deber?

White cree que sí.

Pettingill sufrió trastorno de estrés postraumático en su carrera de 13 años, señaló el departamento en un comunicado de prensa esta semana. El viernes, será honrado en una ceremonia conmemorativa, y los bomberos están aprovechando la oportunidad para hablar sobre la escasez de servicios de salud mental para los socorristas y la necesidad de atender lesiones invisibles.

Una historia de luchas

White describió a Pettingill como una persona inteligente y motivada que era consciente de su trabajo. Era conocido por su “gran” personalidad y era un amigo para todos, mencionó White.

“Creo que es por eso que ha sido tan doloroso para gran parte de nuestro personal porque el simple hecho de conocerlo no fue suficiente”, destacó White.

White se negó a entrar en detalles, pero mencionó que Pettingill experimentó serias llamadas hace varios años que lo afectaron.

“Nunca sería ingenuo decir que la lesión por estrés es la única causa de esta tragedia, pero definitivamente creo que es parte de ella”, añadió.

En el pasado, Pettingill tuvo problemas para lidiar con todo de manera saludable y luchó contra la adicción, afirmó White.

Se acercó a su equipo y se conectó con un programa y, según el relato de White, parecía ser una historia de éxito.

Aproximadamente cuatro meses antes de que Pettingill se suicidara, su padre, el capitán de bomberos retirado de Henderson, Scott Pettingill, también murió por suicidio.

El Departamento de Bomberos evitó que Pettingill respondiera a las llamadas y lo vigilaron, destacó White.

El día antes de la muerte del joven Pettingill, su nombre apareció en una reunión con los bomberos. Parecía estar bien.

“Cuando recibimos la llamada telefónica a las 8:30 del martes por la noche, fue un golpe para todos nosotros”, expresó.

Pettingill será honrado a la 1:45 p.m. del viernes en una caravana que pasará la Estación de Bomberos 97, donde fue asignado por última vez. Los servicios funerarios para Pettingill se llevarán a cabo a las 2:30 p.m. en Central Christian Church, ubicada en 1001 New Beginnings Drive en Henderson.

En busca más ayuda

White dijo que la conversación sobre la salud mental ha mejorado en sus tres décadas como bombero, pero aún es necesario hablar más al respecto.

“No ha cambiado lo suficiente”, opinó. “Creo que ahí es donde está mi corazón ahora”.

Según la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental, se estima que el 30 por ciento de los socorristas desarrollan condiciones de salud conductual, en comparación con aproximadamente el 20 por ciento de la población en general.

A raíz de la muerte de Pettingill, los funcionarios establecieron un centro de resiliencia temporal para los empleados del Departamento de Bomberos y sus familias, que White describió que fue muy concurrido.

Henderson por años ha ofrecido apoyo para los bomberos, pero desde el tiroteo en el festival Route 91 Harvest, White ha estado en una misión para mejorar el acceso a los servicios de salud mental para su departamento.

A veces, el apoyo de los compañeros no es suficiente, y encontrar recursos en el sur de Nevada es un desafío, confesó. Añadió que algunos de sus empleados buscaron ayuda, pero tuvieron malas experiencias con profesionales de la salud que no entienden las dificultades de los socorristas.

Mencionó que quiere comenzar un programa con un administrador de intervención en crisis que pueda dirigir a los empleados a recursos de salud mental según sus necesidades individuales. El jefe incluso ha estado buscando ayuda fuera del Valle de Las Vegas, admitió.

Pero White reconoce que no tiene todas las respuestas.

“Somos un grupo tratando de descifrar la salud del comportamiento”, concluyó. “No es nuestra experiencia, pero estamos abiertos a lo que hay que hacer”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.