“Cada día se puede dar gracias”: Gregorio León

En diferentes centros religiosos, de varias denominaciones, dieron un mensaje por el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving), ya sea por el motivo de agradecer los favores o milagros concedidos durante el año o por el pretexto de simplemente ser un día que congrega a las familias, y sin importar las distancias se hacen viajes para pasarla con esas personas queridas.

El jueves de Acción de Gracias, El Tiempo visitó la iglesia católica, apostólica y romana Santa Ana, que cuenta con una comunidad predominantemente latina, al ser un 80% de sus asistentes de algún país de habla castellana. Ellos fueron los primeros en ofrecer misas en español en todo el Sur de Nevada, así lo confirmó el párroco de la iglesia, Gregory Gordon.

Los 700 asientos de las bancas en la iglesia fueron insuficientes, hubo gente de pie y afuera del inmueble para escuchar el mensaje mediante bocinas, ya que solamente se ofreció una misa en español a las 11:00 de la mañana. Se canceló la misa nocturna ya que los empleados administrativos y religiosos, de igual forma, tendrían sus cenas en familia.

El mensaje fue dirigido por el padre Gregorio León, un inmigrante de Venezuela, “cada día se puede dar gracias, no solamente hoy, esta es una celebración que trajeron los colonos a Estados Unidos en su conquista, todos inmigrantes como ustedes (asistentes) y yo, los únicos nacidos aquí son los nativos americanos”, dijo.

El Padre Gregorio, hizo especial énfasis en el origen de la celebración, al ser la fecha para dar gracias por “las buenas cosechas de las siembras”, y la traducción etimológica de la palabra misa, dijo ser un sinónimo de eucaristía, lo que es lo mismo que “dar gracias”, así relacionó que cada día se debe de estar agradecido con “lo que se tiene, lo que no se tiene y lo que se tendrá”.

El religioso venezolano compartió una anécdota personal, “yo doy gracias cada día por lo que ya tengo, como mis manos, es algo tan obvio y que todos tenemos, y olvidamos agradecer, hay personas que pierden una extremidad en un accidente o por enfermedad y hasta ese momento se acuerdan de lo útil que era, y nunca dieron gracias”.

El Día de Acción de Gracias, no es una tradición en los países latinoamericanos, mencionó el Padre León, “nos hemos adaptado a esta fiesta americana, hermosa en su intención y la unión familiar que representa en esta era moderna, como comunidad hispana debemos ser activos y útiles en el crecimiento económico y político de este país”.

Asistente a la misa, el señor Hernán Cortes, originario de Puebla México, aseveró estar de acuerdo con el mensaje del Padre Gregorio, “es cierto que en Puebla no celebraba este día, pero pienso que dar gracias a Dios no es exclusivo de ningún país, es un pretexto perfecto para dar gracias siquiera un día por el ritmo de vida tan acelerado de trabajo”.

Cortes, tiene hijos ciudadanos americanos por lo que se adapta a las festividades locales, “hoy estamos en familia, pero también le enseño a mis hijos cómo se celebra en mi país y esa fecha de mayor tradición es la Navidad el 25 de diciembre, hacemos doble fiesta y doble motivo de dar gracias”, concluyó.

La iglesia católica Santa Anna se encuentra en el 1901 S. Maryland Pkwy. Para información llame al:

(702) 735-0510.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like