Cambios en normas de USCIS, benefician a la comunidad hispana

El 4 de marzo de 2013, tuvo inició un programa de exención de presencia ilegal provisional con certeza familiares de ciudadanos estadounidenses, cuyo único motivo de inadmisibilidad es la presencia ilegal en los Estados Unidos.

El proceso de exención de presencia ilegal provisional permite que parientes inmediatos de ciudadanos estadounidenses (cónyuges, hijos o padres) puedan solicitar una dispensa provisional, para permanecer en los Estados Unidos, siempre que cumplan con todos los requisitos de elegibilidad .

No obstante, este programa de exención contaba con varias circunstancias que no hacían elegible a ciertos aplicantes para un permiso provisional de exención de presencia ilegal.

Por ejemplo, los individuos con órdenes finales de exclusión, deportación, o remoción de personas que se encontraban actualmente en proceso de deportación en el momento de la presentación, y los individuos que tienen una solicitud pendiente con USCIS para el estatus de residente permanente legal, no son elegibles para solicitar la presencia ilegal provisional. Adicionalmente, y razón por la cual, muchos se veían afectados, era la “razón para creer,”.

Esto daba autoridad a los oficiales, sin argumento legal, negar la exencion, por el simple hecho, de creer que el aplicante no era elegible para permanecer en los Estados Unidos.

Esta norma, también conocida como “reason to believe”, lo que en español traduce “razón para creer”, dictaba que si un oficial de USCIS determinaba, con base en el expediente, que no existe una razón para creer que el solicitante, podría ser objeto de una causa de inadmisibilidad, que no sea la presencia ilegal en el momento de su entrevista de visa de inmigrante con un funcionario consular, conllevando a que el USCIS le negará la solicitud para una exención de presencia ilegal provisional.

Según cuenta la abogada de inmigración y columnista del periódico El Tiempo, Kathia Pereira, “‘reason to believe’ es simplemente una razón, por la cual se cree que no deberían tener sus documentos, pero no tenía un sustento legal. Una gran cantidad de perdones provicionales, aproximadamente, el 47% fueron negados por ‘reason to believe’, desde marzo del 2013 hasta enero del 2014,” dijo la abogada Pereira.

A petición del público, a partir del 18 de marzo del 2014, el USCIS, ha establecido que antes de rechazar automáticamente una petición por un delito o por “reason to believe”, razón para creer, los agentes de servicio, deberán revisar e investigar, aquellos casos, y no negarlo simplemente porque se cree que el delito previo haría al solicitante inadmisible y lo cual le negaría una solicitud de exención sobre la base de un delito previo, si el delito cae bajo el delito menor o juvenil excepciones delincuente o no se considera un delito que implique depravación moral.

La decisión beneficia a gran parte de la comunidad hispana, que tiene casos pendientes, o los cuales han sido negados, por el simple hecho de “razón para creer.” Ya la “razón para creer” o “reason to believe” no será un obstáculo en el proceso de las personas.

“Es importante que toda la comunidad esté enterada que si ha vuelto a aplicar después de que le negaron su petición por “reason to believe,” no deben preocuparse, no hay problema en tener dos casos de perdón abierto, son dos casos abiertos a su favor,” concluyó Kathia Pereira.

Los solicitantes pueden comprobar el estado de su caso en línea. Para obtener más información, por favor visite www.uscis.gov / provisionalwaiver.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like