Caminata por hispanos discapacitados

Con gran éxito se llevó a cabo la primera caminata anual para hacer conciencia sobre las personas con necesidades especiales. “Incluir no excluir”, fue el mensaje que las familias esperaban transmitir a todos los participantes.

Una de las organizadoras, Yasodara Cabrera, coordinadora del programa “Family TIES of Nevada” y “Milagros Escondidos”, nos comentó en entrevista exclusiva para el periódico El Tiempo, la necesidad que existe entre la comunidad hispana de conocer más sobre los recursos disponibles para las familias que tienen algún ser querido que requiere de atención especial.

“Uno de los problemas más grandes en Nevada, es que no se sabe a donde recurrir al momento que las familias reciben el diagnóstico de un niño con discapacidades o necesidades especiales. “En la organización Milagros Escondidos podemos darles información y referirlos a los programas indicados sin importar su estatus migratorio o situación económica”, aseguró Cabrera.

“La misión es educar a la comunidad hispana y hacerles ver que una discapacidad no es el fin del mundo, es solamente una necesidad especial y las familias pueden contar con nosotros para apoyarlos con ayuda emocional y con los recursos de información necesarios. Queremos que sepan que no están solos”, enfatizó.

Esta carrera se organizó desde hace un año y la respuesta de la comunidad y de los diferentes proveedores fue positiva. Entre los participantes y organizadores estuvo presente “SFS Therapies”. Verónica Ramírez, Directora de Enlace Comunitario de SFS, dijo que eventos como este, hacen que las familias se unan directamente con otras familias que están pasando por una situación similar. “Muchas veces, los padres de familia se sienten solos y no conocen a nadie. Al hacer este tipo de eventos, ellos se dan cuenta de que existen otras familias que también enfrentan los retos de tener hijos con necesidades especiales” dijo Ramírez.

“Los doctores nunca me dieron esperanza de que él viviera, constantemente me decían que lo desconectara ya que su situación siempre fue grave, gracias a Dios yo nunca di la autorización de que lo desconectaran y aquí está ahora conmigo a pesar de su condición”, dijo Obdulia Cárdenas, madre de Maximiliano Sánchez, que nació de tan solo 24 semanas de edad pesando solamente 1 libra.

Max, como lo llama su mamá, tiene 5 años y fue diagnosticado con hidrocefalia. No puede caminar y tampoco se le puede dar alimento por su boca. La señora Obdulia nos comentó que el participar en esta caminata ha sido muy emotivo. “Para mí es muy importante el estar involucrada con organizaciones como estas, que ayudan a los padres de familia como yo, es un apoyo ya que sabemos que no estamos solos”, dijo Cárdenas.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like