Celebra la primera clase de graduadas programa de cárcel femenil de Las Vegas

Natasha Barker hizo contacto visual con sus compañeras graduadas.

Hablaba clara y apasionadamente, usaba transiciones en su discurso y exudaba confianza. Tampoco pudo evitar que la sonrisa se extendiera por su rostro.

“Cuando salgo ahí, no tengo que sentarme allí y mirar las puertas y pensar que están cerradas para mí”, dijo Barker. “Eso es algo grande para muchas de nosotras aquí”.

Al desarrollar su discurso de graduación, Barker aplicó las habilidades que aprendió en su clase de comunicación 101 enseñada en el Centro Correccional para Mujeres Florence McClure. Ella es parte de la primera cohorte de mujeres que se graduaron el miércoles por la mañana de un programa piloto de educación en prisiones creado en 2017.

Cuando Barker se alejó del podio, se le preguntó si la clase de hablar en público funcionaba.

“¡Sí!”, Exclamó, a una sala llena de aplausos.

‘Mejor oportunidad’

La ceremonia de graduación marcó la culminación del primer año del programa, ya que 22 mujeres obtuvieron créditos universitarios y capacitación vocacional bajo la dirección de los profesores del Colegio del Sur de Nevada. Una mujer recibió recientemente la libertad condicional, y muchas otras buscan su liberación pronto.

Megan Sánchez, de 34 años, es una de ellas.

Ella está a 33 días de ser liberada y espera usar la capacitación que recibió para ponerse inmediatamente a trabajar. Ella espera unirse a la Local 872 de Laborors Union, una socia comunitaria del proyecto, y eventualmente quiere regresar a la escuela para completar su título de enfermería.

“Ha sido la mejor oportunidad que he tenido en toda mi vida”, afirmó.

El líder de la mayoría del Senado, Aaron Ford, quien encabezó la aprobación de la ley estatal que creó el programa, aconsejó a los graduados que tienen un papel que desempeñar para garantizar que la palabra “piloto” se elimine del programa.

“Este proyecto de ley no fue unánime”, indicó Ford. “Todo el mundo no te apoya, no te confundas, necesito que les demuestren a esas personas que estaban equivocados”.

El programa ha tenido éxitos, aseguró James McCoy, vicepresidente asociado de asuntos académicos de CSN. También fue ofrecido a 25 hombres en la Prisión Estatal de High Desert en Indian Springs, y de esos graduados, tres están matriculados en el Colegio del Sur de Nevada este otoño, anunció.

Nuevas cohortes de 25 hombres y 25 mujeres comenzarán los cursos en agosto.

“Es un programa que solo dura si podemos demostrar que es exitoso”, declaró Ford.

Las noticias del programa también llegaron al Truckee Meadows Community College en Reno, dijo Michael Flores, jefe de gabinete del canciller del Sistema de Educación Superior de Nevada. Truckee Meadows recibió recientemente una subvención para replicar lo que CSN está haciendo.

Expresó optimismo de que los fondos continuarán en el futuro, pero detalló que necesitarán gente como Barker para atestiguar el éxito del programa.

“Podemos ir allí y decir que esto es bueno para esto y aquello, pero a menos que todos puedan dar testimonio de la importancia de esto y de cómo ha transformado sus vidas, no va a tener éxito”, reafirmó Flores.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like