“Celebración de Noche Nacional” con la policía

Cada año, las agencias policiales de todo el país participan en National Night Out, un evento orientado a crear vínculos más sólidos entre la policía y la comunidad.

Este año la celebración se realizó un día después del primer aniversario de la masacre perpetrada durante un concierto de música country frente al Mandalay Bay, incidente que arrojó un saldo de 58 personas muertas y cientos lesionadas.

Este 35 aniversario de National Night Out, se convirtió en una vigilia propicia para honrar a las víctimas.

Dos de los eventos más concurridos fueron organizados por elementos del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD, por sus siglas en inglés), se llevaron a cabo en la comandancia Noroeste y Central.

El Tiempo tuvo la oportunidad de asistir a las actividades efectuadas en el Downtown, donde hubo música, comida, exhibiciones, ‘pintacaritas’ y mucha diversión para los niños. Todo gratis, distribuido a lo largo de la Fremont East District, entre las calles 7 y 8.

El evento de este año se centró en la comunidad y en la construcción de relaciones entre la policía y el público.

“Uno de los objetivos en esta noche es fortalecer los lazos con la policía, mostrar unidad entre la ciudadanía y las autoridades”, manifestó oficial Nuñez, del área del centro de la ciudad, sobre las actividades que se llevaron a cabo.

Los oficiales utilizaron el evento para hablar sobre los esfuerzos de prevención de delitos y drogas del departamento y para generar apoyo para los programas contra el crimen.

Entre los proveedores de servicios se encontraban a FEAT of Southern Nevada y DUVEF, dos entidades que estuvieron distribuyendo valiosa información sobre distintas formas de tratar el autismo, en el primer caso y, de asistencia a los desamparados del valle, en el segundo.

“Estamos celebrando 35 años de National Night Out, nosotros nos involucramos en esto porque somos una entidad sin fines de lucro que sirve a la comunidad, sobre todo aquellos que tienen algún miembro en su familia que padezca de autismo, siempre tratamos de aprovechar estas oportunidades para alcanzar a las familias que no han escuchado de nuestros servicios”, dijo a El Tiempo Yasodara Cabrera, ejecutiva asistente de FEAT.

Un diagnóstico oportuno es fundamental para brindar la oportunidad a todas las personas, que padecen alguna discapacidad, de vivir una vida plena.

“Ofrecemos 18 diferentes tipos de programas –vuelvo a recalcar- gratuitos. Las necesidades son distintas para cada persona; por ejemplo, salud, servicios médicos, la parte educativa, porque hay leyes que protegen a los padres, así como la parte académica. Nosotros nos enfocamos en educarlos en las responsabilidades que tienen, porque es una relación bilateral, donde el objetivo mutuo sea propiciar el camino para que el niño viva una vida adulta inclusiva, como todas las demás personas”, dijo.

Lo más difícil para algunos padres de familia, es aceptar que su hijo o hija tienen alguna discapacidad, “yo recomiendo estar siempre proactivos, viendo y analizando su comportamiento, para ver las cosas que no vayan bien. Muchas familias tienen más de un hijo, aunque cada persona es diferente, entonces es evidente cuando uno de ellos no reacciona igual que sus hermanos. Si no camina a los dos años es señal inequívoca de que quizá tenga alguna discapacidad”, explicó Cabrera.

No hay edad límite para empezar con los tratamientos en FEAT, “con la ciencia y tecnología podemos tener un diagnóstico temprano, lo que permite brindarle herramientas al individuo que le permitan vivir con plenitud”, terminó diciendo la señora Yasodara Cabrera.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like