Clases de prevención de abuso infantil para padres

Prevent Child Abuse Nevada (PCA), trabaja en la prevención del abuso infantil, enfocada principalmente de índole sexual. La Universidad Nevada de Las Vegas (UNLV) está a cargo del programa que ofrece clases gratuitas en español a padres de familia, al igual que canaliza a las familias en caso de que algún niño haya sufrido de un abuso.

Las clases son gratuitas.

La coordinadora de PCA Nevada e instructora de las clases en el español, Valeria Gurr , impartió una clase en el centro comunitario Stupak, el viernes 8 de julio bajo el tema “Basta de abuso sexual infantil”.

De acuerdo con los Servicios de Protección Infantil de Estados Unidos, se reportaron 62,700 casos de este flagelo en el 2012. Se estima que actualmente 1 de cada 10 niños son víctimas de abuso sexual, más de un tercio de los agresores son miembros de la familia, 60% por otros adultos conocidos por el niño y de la confianza del núcleo familiar.

El 5% de abusadores tienen una enfermedad mental psicótica y se reporta que cometieron su primer delito antes de los 18 años de edad.

Si se hace la división de géneros, 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 20 niños reportan haber sido abusados sexualmente.

En relación a casos no reportados se estima que son un 87%, según Gurr.

“Los niños no inventan acusaciones de abuso sexual”, reveló la coordinadora.

Gurr definió el abuso sexual infantil como, “Cualquier actividad sexual entre un adulto y un niño o adolescente. La actividad sexual entre dos niños con una diferencia significativa de poder o desarrollo también puede ser abusiva, el abuso sexual puede incluir o no el contacto físico”.

El abuso que incluye el contacto físico, incluye el tocamiento deliberado de los genitales, glúteos o pecho de un niño, o hacer que el niño toque estas mismas partes del agresor y finalmente forzar al niño a que el mismo se toque las zonas antes descritas.

No importa que no haya un contacto físico, también se le considera un abuso al hecho de exponerse físicamente, ver e ingresar a la privacidad de la víctima, mostrarles pornografía, tomar fotografías sexualmente explícitas o provocativas y comentarles sobre fantasías sexuales o experiencias sin importar el medio, (en persona, teléfono, correo o redes sociales).

Nereida García, originaria de Guerrero, México, asistió a la clase y reveló que, “Quiero estar enterada de las señales que podría tener un niño que está pasando por algo así. Los cambios en su comportamiento o en su humor, me quiero informar para poder hablar con ellos (sus hijos) sobre este tema”.

“Con la clase voy a tener la certeza de explicarles mejor sobre el abuso sexual y para que se sepan cómo cuidarse”, dijo Nereida que tiene 3 hijos de 13, 8 y 5 años de edad. “No importa que mi niña de 5 años este tan joven, ahora los niños son más despiertos y ella misma se cuida de los señores que ve por la calle”.

La próxima clase será el 22 de julio. Si desea información adicional sobre las clases, llame a Valeria Gurr, 702-895-5053.

Eventos

You May Like