79°F
weather icon Clear

Cohen llama a Trump “estafador” en testimonio de Congreso — LIVESTREAM

WASHINGTON — Michael Cohen, ex abogado personal del presidente Donald Trump, declaró ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes el miércoles por la mañana que su antiguo cliente es un “racista, estafador y tramposo”.

Cohen, de 52 años, quien se está preparando para comenzar a cumplir una condena de prisión por evasión de impuestos y mentirle al Congreso, también contradijo al presidente al decirle al Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes que Trump sabía de antemano que WikiLeaks planeaba lanzar correos electrónicos dañinos para Hillary Clinton en la campaña presidencial de 2016.

En un testimonio preparado, Cohen declaró que estuvo en la oficina de Trump en 2016 cuando el asesor de Trump, Roger Stone, llamó.

Cohen afirma que Stone le dijo a Trump que acababa de hablar por teléfono con Julian Assange, quien dirigía el grupo contra el secreto WikiLeaks, y que habría un “volcado masivo” de correos electrónicos dañinos para la campaña de Clinton.

No quedó inmediatamente claro qué pruebas tiene Cohen para respaldar la alegación o cuán legalmente problemática es esta afirmación para Trump.

El asesor especial, Robert Mueller, no ha sugerido que el simple hecho de conocer los planes de WikiLeaks sea un delito por sí solo.

Stone se declaró inocente de ser testigo de manipulación y obstrucción en la investigación de Mueller.

Cohen también sugirió que Trump le comentó implícitamente que mintiera sobre un proyecto de bienes raíces en Moscú. Cohen se declaró culpable de mentirle al Congreso sobre el proyecto, que asegura que Trump conocía cuando Cohen estaba negociando con Rusia durante la campaña electoral de 2016.

También señaló que Trump no le decía directamente que mintiera, pero “me miraba a los ojos y me decía que no había ningún negocio en Rusia y le decía lo mismo al pueblo”.

Las elecciones de medio término de noviembre entregaron el control de la Cámara de Representantes a los demócratas que están utilizando su posición de liderazgo para llevar a cabo una serie de investigaciones sobre la campaña Trump en 2016, incluso mientras Mueller continúa su investigación sobre una posible colusión rusa durante las elecciones de 2016. Antes de las elecciones, los miembros del Partido Republicano a menudo usaban tales audiencias en busca de evidencia de sesgo anti-Trump dentro del FBI.

“Los días de este comité que protege al presidente a toda costa han terminado”, declaró el presidente Elijah Cummings cuando comenzó la audiencia.

Los republicanos intentaron, sin éxito, bloquear la audiencia a medida que avanzaba, debido a que Cohen no había proporcionado su declaración de apertura con suficiente antelación.

El principal republicano del comité, el representante Jim Jordan, de Ohio, intentó desde el principio socavar la credibilidad de Cohen llamándolo “estafador, tramposo” y “un delincuente condenado”.

“Ciertamente, es la primera vez que un perjurador condenado es llevado a ser un testigo estrella en una audiencia”, determinó Jordan.

La caída en desgracia de Cohen comenzó en abril, cuando los investigadores federales registraron su oficina, su casa y su habitación de hotel en Nueva York. En agosto, Cohen se declaró culpable de cinco cargos de evasión fiscal, uno por mentirle a una institución financiera, otro por contribución corporativa ilegal y otro por hacer una contribución excesiva a la campaña en 2016.

El martes, Cohen fue inhabilitado.

“Espero que mi presencia aquí hoy, mi declaración de culpabilidad y mi trabajo con las agencias de aplicación de la ley sean pasos en el camino de la redención que restaurará la fe en mí y ayudará a este país a entender mejor a nuestro presidente”, mencionó Cohen al comité antes de disculparse a cada miembro del congreso

Esta es una historia en desarrollo.

The Associated Press contribuyó a este informe.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.