Comenzó la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza

El 1 de marzo, comenzó la Cuaresma en la religión cristiana católica, con el Miércoles de Ceniza, en el que los feligreses asistieron a la distintas iglesias de esta denominación para escuchar el sermón de los sacerdotes y luego recibir la ceniza en sus frentes en forma de cruz, que recuerda la inmortalidad del ser humano que se convertirá en polvo.

En la iglesia de Santa Ana, el 80 por ciento de los feligreses son hispanos, de acuerdo con monseñor Gregory Gordon. El Miércoles de Ceniza, a pesar de ser un día laboral, organizaron tres horarios de servicios religiosos por ser una fecha importante.

Monseñor Gordon explicó la trascendencia de la festividad del Miércoles de Ceniza, “es un día muy importante, el inicio de la Cuaresma, es para recordar los evangelios de Jesús cuando pasó 40 días en el desierto. La cruz en la frente es el máximo símbolo de nuestra fe, es una bendición recibir la ceniza y nos recuerda nuestra mortalidad”.

Jesús murió en la cruz, es por eso que se plasma esa figura en la frente de los fieles católicos, que simboliza que todos vamos a morir, sin embargo será con la cruz, de igual forma que Jesús, indicó Gordon.

Durante los 40 días de la Cuaresma, los fieles católicos se comprometen en hacer algún sacrificio durante esta época, “es voluntad de las personas, la iglesia pide no comer carne y hacer ayuno con una sola comida en el día, quien quiera puede sacrificar algo más, por amor a Cristo”, explicó monseñor Gordon.

Esta conmemoración católica, concluye el domingo de Pascua, el último día de la Semana Santa como se le conoce.

“Ya somos la iglesia madre, son 55 años de misas en español que se celebran en este recinto, nuestra comunidad procede de algún país latinoamericano”, señaló monseñor.

Actualmente, los servicios religiosos se están dedicando a orar por una solución a la situación migratoria de muchos de sus asistentes, “es el centro de nuestras peticiones, que nuestros hermanos y hermanas tengan tranquilidad, aquí pueden buscar eso. Somos hermanos católicos y rezamos diariamente para una solución de problemas migratorios”, finalizó Gordon.

Ana Romero, asistió a la misa de mediodía, “es una tradición en México y donde quiera como en Las Vegas. A mi hija y a mi nieto les platicó de cómo se lleva la religión que es importante, saben que tienen que seguir las tradiciones que uno tiene”, dijo la originaria de Guanajuato, quien confesó que no come carne roja durante la Cuaresma.

Las ofrendas recibidas el miércoles de ceniza en las iglesias católicas de Las Vegas, fueron donadas a Caridades Católicas. El dinero se utiliza para sus servicios de comedor, dormitorios y programas que asisten a los desamparados.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like