Comercio, seguridad fronteriza y atención médica, temas abordados en el ‘Estado de la Unión’

Después de haber vivido el cierre parcial de gobierno más largo de la historia estadounidense, el presidente Donald Trump emitió su discurso sobre el ‘Estado de la Unión’, el cual fue emotivo y conciliador, aunque inició su intervención reiterando su deseo de construir un costoso muro en la frontera sur para frenar la inmigración ilegal y cerrar el paso a los traficantes de personas.

“Esta es una barrera inteligente, estratégica, de acero, no solamente un muro de concreto; va a ser emplazada por agentes fronterizos que dirán dónde van los muros, y los cruces ilegales van a disminuir mucho… Los muros salvan vidas”, dijo el presidente y mencionó el caso de una familia de Reno, Nevada que fue víctima de crimen a causa de una persona indocumentada.

El republicano reconoció el aporte de las mujeres en la actualidad y recordó que justamente un siglo después de haberse aprobado la enmienda para que las féminas pudieran votar, el Congreso de EE.UU. tiene el mayor número en la historia de representantes mujeres. También informó que el 58 por ciento de los empleos generados el año pasado fueron para mujeres.

En cuanto a los tratados comerciales, el primer mandatario acotó que, “mejorar el éxito es una prioridad de importancia, revertir décadas de políticas calamitosas de comercio, ahora le hemos dicho claramente a China que después de años de robar la propiedad intelectual de nuestras industrias, el hurto de riquezas y trabajos estadounidenses ha llegado a su fin. Por lo tanto, recientemente impusimos aranceles en 250,000 millones de dólares de mercancía china”.

No obstante, Trump culpó a los funcionarios públicos anteriores por permitir que esto ocurriera y dijo tener gran respeto por el presidente de China, Xi Jinping, con quien ya está trabajando en un nuevo acuerdo comercial entre estos dos países.

El mandatario pidió al Congreso aprobar el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá y citó otras de sus prioridades en este rubro. “Desarrollar la agricultura estadounidense, proteger la propiedad intelectual y asegurarnos de que más autos sean orgullosamente estampados con nuestras cuatro palabras ‘Hecho en Estados Unidos’”.

Trump exhortó a ambos partidos a unirse para reconstruir la infraestructura del país y aseguró estar ansioso de trabajar con el Congreso en “incluir infraestructura ultramoderna, esto no es una opción, es una necesidad”.

Sobre la atención médica, el presidente fue tajante en decir que se debe exigirle a las compañías de seguros médicos y fármacos publicar sus precios reales para poder generar competencias que reduzcan los costos para los consumidores.

“La próxima prioridad principal para mí y para todos nosotros ha de ser el bajar el costo de la atención médica y fármacos recetados para proteger a los pacientes con problemas y trastornos prexistentes. Como resultado de los esfuerzos de mi administración en 2018, los precios de fármacos tuvieron la mayor baja en sus costos de los últimos 46 años. Pero tenemos que hacer más”, aseveró Trump entre aplausos.

El líder del poder ejecutivo reiteró que su gobierno reconoce a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y condenó la “brutalidad del régimen de (Nicolás) Maduro, cuyas políticas socialistas han convertido a esa nación de la más enriquecida de Sudamérica a un estado de pobreza y desesperación total”.

Trump cerró su discurso llamando a los integrantes de ambos partidos a trabajar juntos por el bien de la nación:

“Tenemos a legisladores de todo este magnífico país, ustedes han venido aquí desde las costas rocosas de Maine, de los picos volcánicos de Hawaii, de los bosques con nieve de Wisconsin, de los desiertos de Arizona, de las fincas verdes de Kentucky, de las playas doradas de California, y juntos representamos a la nación más extraordinaria de toda la historia. ¿Qué haremos? ¿Cómo es que seremos recordados?

Les pido a los hombres y mujeres de este Congreso que se fijen en las oportunidades que tenemos frente a nosotros. Tenemos que elegir si nosotros vamos a ser definidos por nuestras diferencias o si deseamos trascenderlas. Es el momento de reconstruir los nexos de amor y lealtad que nos unen como ciudadanos, vecinos y patriotas”, concluyó el presidente Trump.

En respuesta al discurso ‘Estado de la Unión’, la congresista demócrata por el Distrito 3 de Nevada, Susie Lee, expresó que “vine al Congreso para trabajar al otro lado del pasillo y hacer cosas para la gente de Nevada. Espero que esta noche, después de escuchar el discurso del presidente Trump, podamos trabajar de manera bipartidista para resolver los problemas del pueblo estadounidense. Podemos y debemos trabajar juntos para reducir los costos de atención médica y medicamentos recetados, otorgar permisos familiares pagados, reconstruir la infraestructura de nuestra nación e invertir en investigación médica para salvar vidas. Estoy dispuesta a trabajar con el presidente en estos temas. Sin embargo, continuaré oponiéndome a cualquier medida que debilite las protecciones para pacientes con condiciones preexistentes o que dañe a las familias del Sur de Nevada”.

Mientras que la senadora demócrata por Nevada, Catherine Cortez Masto, declaró que “el presidente fue inflexible en su demanda de que los contribuyentes estadounidenses pagaran miles de millones para construir un muro por el que prometió pagaría México, y no logró asegurar a los trabajadores federales que sus vidas no serían ‘arrojadas al caos’ por otro cierre del gobierno”.

Contacte a Anthony Avellaneda en: aavellaneda@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like