Cómo Alan Pulido le quitó el arma y sometió a uno de sus captores para escapar

MÉXICO.- Luego de que se diera a conocer que Alan Pulido había sido liberado de sus secuestradores y logrado salir sano y salvo de la casa de seguridad en la que se encontraba, se reveló que fue lo que hizo el jugador para escapar.

El futbolista del Olympiacos logró llamar al 066 en tres ocasiones después de golpear, someter y arrebatarle la pistola y el celular a uno de sus captores para darle aviso a las autoridades de su paradero.

Según un informe Pulido era vigilado por lo menos por tres personas, y mientras dos de ellos abandonaron el lugar, el futbolista aprovechó esa situación para golpear al tercer captor para quitarle una pistola calibre .50 con la que era amenazado y un celular para realizar las llamadas.

Al tener controlado a su secuestrador, Alan se comunicó con los servicios de emergencia para darles aviso de su localización y para lograrlo tuvo que golpear a su captor para que revelara la ubicación exacta de la casa donde se encontraba.

Tras los golpes recibidos el secuestrador da un punto de referencia y dice que se encuentras ‘detrás del planetario’ y el futbolista agrega que está en una casa blanca de dos pisos, dando más pistas a las autoridades.

Minutos después la policía llega al lugar donde se encontraba Pulido en la colonia Ampliación Sosa en Ciudad Victoria y el delantero vuelve a llamar al 066 para pedir que no lo vayan a confundir con el secuestrador que se encuentra inconsciente, por lo que Alan comienza hacer un ruido que permitiera identificarlo.

Y la tercera llamada al 066 se dio cuando el futbolista ya se encontraba con la policía estatal donde pregunta si los elementos de seguridad son de confianza.

Momentos después las autoridades pertinentes dan a conocer que el jugador del Olympiacos ha sido rescatado y que una persona de 38 años había sido detenida.

Las autoridades lo identificaron como Daniel Hernández Morales, es originario del estado de Veracruz, vecino a Tamaulipas. Es “integrante de uno de los grupos delincuenciales que están participando en hechos delictivos en esta ciudad”, dijo el fiscal de Tamaulipas, Ismael Quintanilla. Las autoridades siguen en la búsqueda del resto de la banda.

“Hubo intercambio por allí de golpes entre ellos”, afirmó el funcionario, aunque no mencionó la pistola.

Quintanilla añadió que Pulido se cortó la muñeca cuando rompió una ventana para intentar escapar.

El reportero del diario mexicano La Razón, Carlos Jiménez, difundió en su cuenta de Twitter una fotografía de Hernández Morales cuando es sacado de la vivienda por personal

Pulido fue secuestrado por cuatro hombres armados que lo interceptaron cerca de las 11:30 de la noche del sábado en una carretera de las afueras de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, cuando regresaba de una fiesta.

Su novia, que no fue secuestrada, alertó a la familia.

“Y desde ese momento todo el mundo se empezó a activar para buscarlo, sobre todo cuando supimos quién era, pues porque supimos que iba a hacer ruido y nos iba a estar afectando mucho en todos los medios”, dijo Quintanilla.

Para la 1:30 de la tarde del domingo, la familia del futbolista recibió una llamada en que se pedía un pago por su liberación. Otro funcionario federal afirmó que aunque hubo una negociación no se pagó nada.

El lunes por la tarde, Pulido agradeció a todos por sus oraciones que “nos ayudaron mucho en esta terrible experiencia de nuestras vidas que no se lo deseamos a nadie”. También reconoció el esfuerzo de las autoridades.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like