Congresista Paul Ryan abordó tema de justicia penal en Las Vegas

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, visitó Las Vegas para participar en un panel de diálogo sobre sobre la reforma de justicia penal, el cual aconteció el miércoles 22 de agosto en el edificio Hope for Prisioners, que se localiza al este de la ciudad. El evento también contó con la participación del candidato al Congreso por el Distrito 4 de Nevada, Cresent Hardy.

Hope for Prisioners es una organización no lucrativa que tiene como objetivo facilitar los servicios de reintegración a la sociedad a hombres, mujeres y jóvenes que están saliendo de procesos penales, es decir, que han estado en prisión.

“Lo que más me ha impresionado de Hope for Prisoners es el hecho de que se colabora junto con la policía local, con el fiscal del distrito y con los funcionarios locales electos. Eso, para mí, es extremadamente impresionante”, acotó el congresista Ryan.

El enfoque de dicha organización es brindar motivación a los ex-delincuentes y sus familias para cambiar positivamente sus vidas. De acuerdo con Hope for Prisioners, el programa se basa en la creencia de que con la asistencia adecuada, los ex-delincuentes que regresan a la comunidad pueden superar las muchas barreras para una vida exitosa que la experiencia de encarcelamiento puede crear.

“Considero que tenemos que hacer más para redimir a las personas en nuestras comunidades y ayudar a la gente a recuperarse y volver a la redención y a encontrar una vida adecuada”, agregó el congresista republicano.

Este evento fue de carácter privado, solo se permitió acceso a los medios de comunicación durante un lapso aproximado de ocho minutos. Esta situación es recurrente en distintos eventos de los dos principales partidos políticos, lo que dificulta el ejercicio periodístico.

El panel de discusión contó con la participación de distintos funcionarios públicos como el fiscal de Distrito del Condado Clark, Steve Wolfson; la secretaria de Estado, Bárbara Cegavske; el ex-gobernador de Nevada, Robert List; el presidente de la Cámara Latina de Comercio (LCC, por sus siglas en inglés), Peter Guzmán, entre otros.

Al término de la reunión, el presidente de LCC, Peter Guzmán, expresó que, “estuvimos tratando de cambiar la manera de trabajar con personas que van a salir de la cárcel, nosotros creemos mucho en lo que es capacitación para que ellos puedan buscar empleos y no vayan a la cárcel otra vez, cuesta mucho dinero mantenerlos en prisión”.

Guzmán considera que actualmente el gobierno federal está observando esta situación y hay intención de trabajar al respecto, incluso informó que desde hace aproximadamente cinco años el congresista Ryan ha hablado sobre cómo ayudar a los prisioneros que han cumplido sus sentencias.

“Él (Paul Ryan) dijo que están trabajando en este momento en la legislatura sobre este tema, buscar más dinero para trabajar con este tipo de personas. Él habló de poder hacer esto en otros estados, yo les dije que creo que antes de pensar en eso hay que mejorar lo que estamos haciendo aquí. No es momento de tratar de hacer esto en otros estados porque todavía estamos probando”, relató Guzmán.

El presidente de LCC opinó que las dos cosas más necesarias para ayudar a la reintegración social de los ex-prisioneros son más dinero para programas educativos y que más empresas grandes brinden una oportunidad laboral para dichas personas.

“Cuesta mucho mantenerlos en la cárcel, necesitamos reformar el sistema de justicia penal. Hace falta gastar más dinero en capacitación en lugar de construir más prisiones, la manera es capacitación y educación. Nosotros queremos que estas personas empiecen a pagar impuestos, porque es mejor que gastar impuestos”, concluyó Guzmán.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like