Conmemoraron el Día Mundial del Sida

El Sur de Nevada marcó el ‘Día Mundial del SIDA’, el viernes primero de diciembre con diversos eventos organizados por agencias dedicadas a brindar ayuda a personas afectadas por el mal.

El Distrito de Salud del Sur de Nevada (SNHD) y al menos unas cinco agencias privadas celebraron la fecha con el ánimo de crear conciencia entre la gente. Ofrecieron pruebas clínicas gratuitas, información y otras actividades.

Unas de esas agencias fueron Community Counseling Center of Southern Nevada, y Golden Rainmbow Center, ubicadas en el 714 E. Sahara Avenue, donde atieden a personas con el virus o que ya desarrollaron el padecimiento. Dan consejería y apoyo de diversos tipos.

Ese viernes, Gary Costa, director ejecutivo de Golden Rainbow, habló de los esfuerzos de las agencias para contribuir a lidiar con la enfermedad; agradeció los apoyos de sus patrocinadores y el buen trabajo del personal.

Patrick Bozarth, director de Community Counseling Center, cortó el listón inaugural del nuevo salón de usos múltiples que en adelante ayudará a los centros. Costa recibió reconocimientos de las oficinas de las legisladoras Catherine Cortéz Masto, Dina Titus y Jacky Rosen, y mostró la imagen de un cheque por $10 mil dólares donado por la fundación John C. Kish.

Durante el evento, uno de los pacientes de Community Counseling Center aceptó platicar con El Tiempo sobre su experiencia personal con el VIH porque, dijo, “la gente tiene que saber que nos somos unos monstruos”.

Caesar Espinoza de 48 años, supo que tenía el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) a fines del 2006 y lo contó así:

“Mi novia y yo nos habíamos separado. Me afectó mucho, no tuve control y me puse a andar en los clubes nocturnos, con mujeres; no me importó, cualquier mujer que vi me fui con ella. Pero usaba protección porque no quería tener niños. Siempre me cuidé y me hacía la prueba del VIH cada tres meses.

Pero en algún momento me descuidé o algo estuvo mal y a fines del 2006 uno de los exámenes salió positivo. Me lo hicieron otra vez y fue positivo. Entonces me puse muy mal, mi cabeza no funcionaba bien, me afectó mucho. Uno dice que sabe todo del Sida pero cuando me pasó no supe qué hacer.

En ese tiempo cambié mi residencia de Los Ángeles a Las Vegas.

Yo trabajaba en las finanzas y ya no pude seguir. Estoy inhabilitado y bajo tratamiento, con mis medicinas y terapias aquí en Community Counseling. Voy muy bien y los médicos me han calificado como una persona con VIH ‘no transmisor’”, concluyó Espinoza.

Según los Centros de Prevención y Control de Enfermedades, en los Estados Unidos viven 1.1 millones de personas infectadas con VIH, y de cada siete una no sabe que es portadora del virus.

En el Sur de Nevada, según información ofrecida en julio pasado por el Distrito de Salud, hay 9, 500 personas infectadas con el VIH y también un porcentaje indeterminado que no lo sabe.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like