Cortez Masto co-patrocina proyecto de ley para combatir el ‘desecho de píldoras’

WASHINGTON – En respuesta a la epidemia de opioides que se desgarró en todo el país, dos senadores presentaron el miércoles una legislación bipartidista para dar a las fuerzas del orden otra herramienta para combatir el “desecho de pastillas”.

El proyecto de ley de los Senadores, Catherine Cortez Masto, D-Nev., y John Kennedy, R-La. Suspenderá los pagos de Medicare a las farmacias que están siendo investigadas por posible fraude para obtener medicamentos opioides.

La legislación está destinada a frenar la cantidad de opioides farmacéuticos “que inundan nuestras comunidades”, y permitiría a la policía hacer frente a los casos en los que a las personas mayores les han robado su información de Medicare y utilizado para obtener ilegalmente opioides, argumentó Cortez Masto en un comunicado.

“El exceso de opioides innecesarios en nuestras comunidades es causada en parte por los delincuentes que abusan del sistema y fraudulentamente utilizan cuentas de Medicare de civiles de la tercera edad para adquirir y distribuir grandes cantidades de opioides”, puntualizó.

En junio, un médico y tres residentes del sur de Nevada, dos enfermeras practicantes y un técnico quirúrgico, fueron arrestados y acusados de distribución ilegal de opioides recetados y fraude de Medicare / Medicaid. Las recetas fueron llenadas por una farmacia no identificada.

Cortez Masto dijo que el proyecto de ley, si se promulga, frenaría el abuso del sistema de Medicare y “protegería los dólares de Medicare para las personas mayores que dependen de ellos”.

Cortez Masto estimó que los ahorros podrían ser de 9 mdd en 10 años.

El Congreso ha interrogado a los grandes funcionarios de las compañías farmacéuticas en las audiencias sobre las grandes cantidades de medicamentos recetados para el dolor que se envían a las pequeñas farmacias, una práctica conocida como desecho de píldoras.

Esa práctica ha llevado a los estados, condados y ciudades, incluidos el Condado de Clark y North Las Vegas, a demandar a las compañías farmacéuticas para recuperar los costos incurridos en la lucha contra la epidemia y tratar a las víctimas de la adicción a medicamentos para el dolor prescritos inapropiadamente.

Nevada se ubicó entre los 10 estados principales en cuanto a prescripciones de metadona y codeína, ambos opiáceos, según un estudio de 2015 de la National Governors Association. En consecuencia, las muertes por sobredosis de drogas per cápita en Nevada son altas.

Las visitas a la sala de emergencia y las muertes relacionadas con heroína en Nevada se duplicaron entre 2009 y 2013, mostró el estudio. Solo en 2013 hubo 4 mil 539 visitas a la sala de emergencias en todo el estado, en comparación con las 18 mil 543 visitas de 2009 a 2013.

El Fiscal General, Jeff Sessions, anunció el mes pasado que un grupo de trabajo reunido para atacar la distribución ilegal de medicamentos recetados y el fraude a la atención médica ha resultado en el arresto de 400 personas a nivel nacional. Esa cifra incluye a los profesionales de la salud del sur de Nevada arrestados en junio.

La abogada estadounidense de Nevada, Dayle Elieson, ha dicho que el fraude en la atención médica relacionada con los opiáceos recetados es “un problema grave”.

Add Event

You May Like