47°F
weather icon Partly Cloudy

COVID exigía transparencia, ¿ha cumplido Nevada?

Incluso antes de que Nevada reportara su primer caso de COVID-19, el gobernador Steve Sisolak prometió públicamente que la respuesta del estado a la pandemia sería transparente.

“La comunicación, el conocimiento y la transparencia son clave en esta situación en evolución”, escribió en una declaración tras una conferencia de prensa del 28 de febrero de 2020. “Y trabajaremos con diligencia para garantizar que se siga compartiendo información precisa y relevante con el público”.

A lo largo del año, afirman funcionarios de salud, se enfrentaron a una enorme tarea para crear rápidamente equipos de respuesta, implementar medidas de seguridad y mantener al público al tanto de su estrategia en evolución. Nevada, al igual que los demás estados, no estaba preparada para una pandemia de larga duración.

Con recursos limitados, los funcionarios han celebrado cientas de conferencias de prensa virtuales, han mantenido un completo panel de control en línea sobre el COVID-19 y han lanzado campañas educativas.

Pero la promesa de Sisolak también ha tenido deficiencias, afirman los defensores de la transparencia.

Los empleados del gobierno han necesitado constantes recordatorios para concertar entrevistas y responder a preguntas fuera de las conferencias de prensa. Los reporteros han esperado meses para recibir los registros públicos, algunos de los cuales los funcionarios lucharon por mantener ocultos. En múltiples ocasiones, los funcionarios sanitarios estatales y locales se han apuntado simultáneamente para responder a las mismas preguntas.

El COVID-19 ha transformado la transparencia gubernamental en “una cuestión de mesa para las familias de todo Estados Unidos”, declaró Frank LoMonte, director del Brechner Center for Freedom of Information de la Universidad de Florida.

“Las familias se han dado cuenta de que necesitan desesperadamente información fiable del gobierno para tomar decisiones en materia de salud y seguridad”, señaló.

Largas esperas para obtener registros

Los reporteros que buscan registros de los funcionarios estatales se han enfrentado a largos tiempos de espera durante la pandemia.

Los funcionarios del Department of Health and Human Services (DHHS) que han respondido a las solicitudes de registros del Review-Journal han declarado en al menos ocho ocasiones que necesitaban “de ocho a diez semanas o más” para reunir y proporcionar los documentos “o darle un plazo razonable de cuándo se puede responder a su solicitud”.

La razón, según las respuestas redactadas de forma casi idéntica, es que los funcionarios están “gastando actualmente todos los recursos disponibles en la pandemia de COVID-19”.

El patrón comenzó en abril de 2020 y ha continuado al menos hasta febrero. Los retrasos se han aplicado a las solicitudes como los correos electrónicos de los funcionarios, los datos de vacunación y los informes sobre la capacidad del hospital.

En una declaración enviada por correo electrónico el viernes, la portavoz del DHHS Shannon Litz escribió que el departamento había completado más de 80 solicitudes de registros públicos en el último año relacionadas con la pandemia. En comparación, solo recibieron una docena de solicitudes de registros en 2019.

Si bien el departamento consideró que proporcionar registros era una “prioridad”, escribió, completar muchas solicitudes requirió la participación del personal cuyo enfoque principal era responder al brote.

“Este proceso consume tiempo y es un desafío, que requiere búsquedas profundas y precisas de correos electrónicos, revisión de documentos y redacciones, y a medida que se recibieron más solicitudes, el cronograma para completar las solicitudes tuvo que ser modificado para adaptarse a los recursos disponibles”, explicó Litz.

El director ejecutivo de la Nevada Press Association, Richard Karpel, comentó que la respuesta general pudo haber tenido sentido la pasada primavera, cuando los trabajadores del gobierno se estaban adaptando al trabajo en casa. Sin embargo, señaló que ha perdido legitimidad con el tiempo.

“Creo que todos sentimos simpatía por las personas que intentan dirigir y hacer cosas durante una crisis importante como la pandemia a la que nos enfrentamos”, dijo. “Por otro lado, todos hemos encontrado formas de afrontarla”.

Manteniendo los registros en secreto

En otro caso, las autoridades sanitarias estatales y locales retrasaron la publicación de registros que un grupo de presión hospitalario quería mantener ocultos.

Al principio de la pandemia, el Review-Journal solicitó a las agencias gubernamentales informes que mostraran la carga de pacientes de cada hospital, los niveles de personal y los inventarios de equipos de protección personal. La Nevada Hospital Association proporcionaba diariamente la información a los funcionarios de salud estatales y locales, pero no la compartía con el público.

La oficina del gobernador estimó que se necesitarían dos meses para reunir los informes de 11 días. El Southern Nevada Health District se retrasó en su elaboración porque la asociación de hospitales los creó.

Más de un mes después, el Washoe County Health District se convirtió en la primera agencia en entregar los registros. Un portavoz de la agencia declaró que la asociación de hospitales había amenazado con rescindir el acceso a cualquier agencia que proporcionara los registros al público o a los medios de comunicación.

Los informes de abril mostraban que la mayoría de los hospitales locales de cuidados intensivos aún no se habían visto desbordados. Pero durante el punto álgido de la pandemia, en diciembre, nuevos informes de la asociación hospitalaria obtenidos por el Review-Journal mostraron que muchos hospitales locales se enfrentaban a unidades de cuidados intensivos llenas y a la escasez de personal.

Karpel dijo que la publicación de los registros ayudó a los nevadenses a comprender la carga que soporta el sistema sanitario del estado. Sin la información, sería más fácil que florecieran las teorías conspirativas.

“Si no se les da la información, (la gente) la rellenará con su propia historia”, señaló Karpel.

En un año marcado no solo por una pandemia, sino también por denuncias infundadas de fraude electoral generalizado y protestas contra la brutalidad policial, LoMonte señaló que la respuesta más adecuada de los funcionarios de todo el país sería ser más transparentes sobre el funcionamiento del gobierno.

“Si buscamos una placa de Petri de laboratorio de lo que produce el secretismo gubernamental, solo tenemos que mirar atrás, a 2020”, apuntó. “Lo que produce es un clima de rumores, desinformación y desconfianza”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Depresión estacional ¿Cómo protegerse?

Con el cambio de horario y la llegada del periodo invernal, muchos disfrutan de dormir una hora extra.

Nueva clínica de salud en el “Barrio Latino”

“Una de mis prioridades en el Distrito 3 es mantener e incrementar las oportunidades de atención médica”, señaló la concejal Olivia Díaz, durante el corte inaugural de la nueva clínica de salud, localizada en el corazón del barrio hispano, junto a la Biblioteca del Este, el jueves 18 de noviembre de 2021.

Desafío #GetCarded presenta novedad

Con el objetivo de seguir impulsado la lectura entre los niños y jóvenes del sur de Nevada, el Distrito de Bibliotecas de Las Vegas-Condado Clark (LVCCLD, por sus siglas en inglés) anunció recientemente el lanzamiento de sus marcadores (separadores de libros) coleccionables de Vegas Golden Knights. Esto como parte de su asociación con el equipo de la NHL a favor de la alfabetización.