Crece sector de marihuana en EE.UU.

El mercado de la marihuana legal continúa creciendo en Estados Unidos, atrayendo a grandes corporaciones productoras de cerveza y bebidas gaseosas, pese a que miles de personas, en especial minorías de color, languidecen en prisión por la simple posesión de esta sustancia.

La marihuana ya es legal para uso recreativo en 10 entidades de Estados Unidos, además en 13 estados ya está despenalizado su uso, y en 31 se ha regulado su consumo para fines medicinales.

Esta transformación social, que ha sucedido durante en la última década en Estados Unidos, despertó el interés de empresarios que se han dedicado a la producción de esa sustancia, y atraído de manera creciente a inversionistas financieros y a grandes corporaciones.

La consultoría Arcview reveló que el sector de la marihuana o cannabis creció 37 por ciento en 2017, respecto al año precedente, para ascender a ocho mil 500 millones de dólares en Estados Unidos.

Para el 2022, la consultoría prevé que las ventas de marihuana en Estados Unidos representen los 23 mil 400 millones de dólares.

Tal potencial provocó que, en agosto pasado, el productor de la cerveza Corona para el mercado de Estados Unidos, Constellation Brands, invirtiera 3.8 mil millones de dólares para aumentar su participación en Canopy Growth, un productor canadiense de marihuana.

Mientras, la cervecera Molson Coors Brewing trabaja para conformar una empresa conjunta con otro productor de marihuana de Canadá; y la empresa de bebidas y licores Diageo está en conversaciones con productores canadienses de cannabis.

La cerveza artesanal Lagunitas, propiedad de Heineken, lanzó una marca especializada en bebidas no alcohólicas con infusión de THC, el ingrediente activo de la marihuana.

La empresa de refrescos más grande del mundo, Coca-Cola, considera producir una bebida con infusión de cannabidiol o CBD, el componente de la marihuana que tiene propiedades medicinales, pero que no genera efectos psicoactivos.

Tales inversiones suceden pese a que el uso y la posesión de la marihuana en cualquier de sus formas en Estados Unidos están considerados como ilegales de acuerdo con leyes federales.

Esta prohibición ha afectado, en especial a la población de color, afroamericanos y latinos, pese a que estos grupos consumen sustancias ilegales en la misma proporción que los segmentos anglosajones en Estados Unidos, según estimaciones del propio gobierno federal.

El grupo civil Drug Policy Alliance informó que más de 50 por ciento de las personas en las prisiones federales en Estados Unidos han sido convictas por violaciones a las leyes de drogas. En total, unas 500 mil personas están tras las rejas en la actualidad por estas violaciones.

Cifras oficiales revelaron que las personas afroamericanas conforman el 13 por ciento de la población en Estados Unidos, aunque componen el 31 por ciento de quienes son arrestados por violar las leyes de drogas, y casi 40 por ciento de quienes están en prisión estatal o federal por violar estas leyes.

El caso de los latinos es similar, ya que aunque sólo conforman el 17 por ciento de la población en Estados Unidos, en 2013 fueron casi la mitad, un 47 por ciento, de todos los casos en las cortes federales por delitos de drogas, según Drug Policy Alliance.

En este contexto de desigualdad, en que empresas sacan ya ventaja financiera de una situación que tiene profundos efectos negativos para las poblaciones de color en Estados Unidos, legisladores han propuesto proyectos de ley que aborden el fenómeno de manera integral.

El senador demócrata Cory Booker propuso un innovador proyecto de Ley de Justicia sobre Marihuana, que pondría fin a la prohibición del consumo de esta droga, al tiempo que incorpora medidas de restauración relacionadas con la justicia penal.

Existen otros proyectos similares en el Congreso, que podrían ser aprobados si los demócratas recuperaran la mayoría de las cámaras en las elecciones intermedias de noviembre próximo.

De acuerdo con Queen Adesuyi, coordinadora de políticas de la oficina de asuntos nacionales de la Drug Policy Alliance, las reformas legales en torno a la marihuana no deben tratar de legalizar la planta solamente.

“La reforma se trata de liberar a las personas”, enfatizó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like