87°F
weather icon Clear

Crisis en estaciones migratorias, resultado de falta de política pública

La crisis de las estaciones migratorias que se registra en México es resultado de la inexistencia de una política pública en la materia y del “entreguismo” del gobierno federal a Estados Unidos, afirmaron integrantes de la asociación civil “Futuro 21”.

En el marco del foro “Problemática de migración en el país”, la especialista en derecho migratorio, Stephanie Sánchez Tlacuahuac, consideró la necesidad de capacitar “de manera urgente e inmediata” a los oficiales de migración en derechos humanos, en particular por la reciente integración de la Guardia Nacional a esa tarea.

Además, opinó que se requiere supervisar con más rigor las acciones de control, a fin de evitar que los migrantes sean víctimas de extorsión por las mismas autoridades o sean captados por el crimen organizado.

La litigante pidió tener más coordinación entre las autoridades internas del país que tienen contacto, de una u otra manera, con la población migrante.

Entre las soluciones a mediano y largo plazos, el escritor y analista en derechos humanos, Gustavo Hirales Morán, propuso la implementación del Plan Marshall dirigido a los países de Centroamérica, como parte de una solución global donde “se cuiden las manos de los gobernantes”, en cuanto al destino de recursos económicos.

Expuso que no es suficiente con sólo regalar dinero, como lo hizo el gobierno de México, que dio a Honduras 30 millones de dólares; “ese dinero nunca va a llegar a la población hondureña”, advirtió.

“No hay una política pública eficaz y estratégica de migración. El gobierno federal sólo ha estado improvisando, dando tumbos en sus decisiones y cree que con 30 millones de dólares va a resolver el problema de Centroamérica”, señaló.

Hirales Morán agregó que es fundamental que la sociedad organizada contribuya a elaborar una política pública hacia el problema de la migración y hacia la relación con Estados Unidos, donde juegan un papel fundamental los mexicanos radicados en ese país.

A su vez, el internacionalista Rodolfo Higareda Coen reprobó del gobierno mexicano “una política exterior tan entreguista, tan débil, con una posición de manos dobladas ante al gobierno de Washington”.

Coincidió en que la implementación de un Plan Marshall sería una opción viable, en el marco de una solución global “en donde se cuiden las manos de los gobernantes”.

“Se debe dar una solución internacional. Un acuerdo de todos los países, cuidando las manos de los gobernantes, presionar a las élites de México y de Centroamérica para dar calidad de vida a las poblaciones de sus respectivos países”.

Agregó que la solución a largo plazo es el desarrollo integral de las naciones, “pero no es regalando dinero o con tarjetitas de bienestar como se dará solución al programa migratorio con enfoque de derechos humanos.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.