Cubanos en Las Vegas opinan sobre acuerdos entre Cuba y EE.UU

Como parte de la mejora de las relaciones diplomáticas anunciadas en diciembre de 2014 entre Cuba y Estados Unidos, la embajada de EE.UU. en La Habana reabrió sus puertas el lunes 20 después de más de 54 años de haber quebrantado relaciones ambos países. La medida simbólica, pero también polémica, está causando diferentes tipos de emociones entre los cubanos que residen en Las Vegas.

Mientras que algunos están a favor de los nuevos acuerdos, que incluyen un mayor permiso para los estadounidenses de viajar y comprar bienes de la isla, la mayoría de casi 30 cubanos entrevistados por Las Vegas Review-Journal estaban en contra de los dos países por restablecer relaciones diplomáticas y comerciales.

Frank Figueredo, quien emigró a los Estados Unidos desde La Habana en 1999 manifestó que, “Lo que se está haciendo no está en los mejores intereses del pueblo, solo los mejores intereses del gobierno cubano. Ese gobierno no ha hecho nada para hacer una mejor forma de vida para la gente allí”.

Figueredo llegó a Las Vegas cuando tenía 23 años, explicó que los beneficios económicos del acuerdo potenciarán aún más el liderazgo comunista de Cuba para explotar las personas que viven en la isla.

“El nuevo negocio y el comercio va a hacer que los comunistas sean aún más ricos”, destacó.

Desde la revolución de la década de 1950 en Cuba llevó a Fidel y Raúl Castro al poder, el gobierno de Cuba ha dominado la vida de sus ciudadanos, agregó Figueredo. Ahora, a medida que se acerca a los 60 años de gobierno sobre Cuba, la población de casi 12 millones de personas sigue sufriendo.

Cuba ocupa el 177 de 178 países, solo por delante de Corea del Norte en 2015 de Índice de Libertad Económica según Heritage Foundation.

En su más reciente visión general del país, el Human Rights Watch reveló que el país “continúa reprimiendo a los individuos y grupos que critican al gobierno o llaman para los derechos humanos básicos”, utilizando “palizas, actos públicos de la vergüenza, la terminación del empleo, y las amenazas de prisión a largo plazo” para intimidar a los ciudadanos.

“Estamos hablando de los derechos de los seres humanos”, indicó Figueredo. “Si el gobierno no va a cambiar las leyes en la isla, yo no puedo estar de acuerdo con eso”.

Sergio Pérez, propietario del restaurante de Florida Café en Las Vegas, duda de los nuevos negocios de Estados Unidos en Cuba.

Pérez salió de Cuba a Las Vegas hace 25 años, manifestó que los acuerdos comerciales lucrativos del país con Canadá, China y Venezuela, entre otros países, todavía no han llegado a su pueblo.

“Cuba tiene dinero, pero el gobierno le quita todo de la gente”, aseguró. “Hay hambre, hay necesidad. Simplemente, no se debe apoyar el comunismo”.

Pero no todos los cubanos que viven en Las Vegas estaban completamente opuestos a la idea de un nuevo intercambio de comercio.

Roberto Cruz-González, de 47 años, señaló que aunque deseaba que el pueblo de Cuba tuviera más libertad, cualquier potencial de crecimiento económico podría beneficiar a ellos.

“Para mí, todo esto es bueno”, subrayó Cruz-González, propietario del restaurante Café El Mundo Cubano. “No es perfecto, pero cualquier cosa ayuda”.

La mayoría de las viejas generaciones de cubanos iban desde opone firmemente a indecisos sobre el tema, más jóvenes cubanos eran más propensos a estar a favor de un aumento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, según el empresario cubano.

Por su parte, Yunel Lazo de 20 años, se mudó a Las Vegas desde Holguín, Cuba en 2005 a los 10 años y es ex-alumno de Durango High School. Lazo mencionó que los acuerdos llegan en un momento perfecto ya que Fidel Castro de 88 años y Raúl Castro de 84 años, que casi llegan al final de sus vidas.

Lazo espera que después de repararse las relaciones con Cuba, el gobierno de Estados Unidos pueda influir en un futuro más democrático para la isla.

“Este gobierno se va pronto, los líderes son muy viejos”, precisó. “Cuando llegue el momento de elegir alguien nuevo allá, espero que Estados Unidos pueda ayudar a traer más democracia a Cuba.”

De la misma manera, José Martínez de 19 años, ex-alumno de Durango, está de acuerdo en la resolución de ambos países.

“Hay que empezar por algún lado”, dijo en inglés. “Mejor temprano que tarde.”

Pero mientras que Cruz-González ni Lazo ni Martínez no han vuelto a su país nativo en más de ocho años, Figueredo reveló que visita a menudo su tierra desde 2013.

“La última vez que estuve en Cuba, estaba llorando porque la destrucción es inhumana, es terrible. Cada vez que voy allí es peor”, dijo.

Más de 1.8 millones de cubanos estaban viviendo en los Estados Unidos en el 2010, según la Oficina del Censo de Estados Unidos y alrededor de 20.000 vivían en Clark County. Las Vegas es una de las ciudades más pobladas de cubanos fuera de la Florida.

-Primer paso de los acuerdos entre ambos países

Como uno de los primeros resultados de las negociaciones, el miércoles 22 Stonegate Bank, que en mayo último abrió una cuenta para las operaciones del régimen cubano en Estados Unidos, suscribió un acuerdo con el Banco Internacional de Comercio S.A., de Cuba, un día después de que ambos países restablecieron formalmente sus relaciones diplomáticas, que habían sido cortadas durante 54 años.

El banco cubano, conocido como BICSA, tiene más de 600 relaciones de corresponsalía en todo el mundo y es auditado anualmente por Ernst & Young, según informó Stonegate en un comunicado.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like