Cumbre para el financiamiento de la educación pública

“Nuestra meta es cambiar la fórmula para recabar –recaudar- fondos para la educación pública y, de esa manera, incrementar los fondos para mejorar, entre otras cosas, el rendimiento académico”, comentó a El Tiempo Michelle Booth, directora de comunicaciones de Educate Nevada Now, luego de la presentación y análisis que especialistas y gente preocupada por la educación pública atendieron, dentro de una cumbre sobre financiamiento y acopio de recursos económicos.

Michelle Booth también es coordinadora de Fund Our Future Nevada, una de las organizaciones que acudieron a la convocatoria que Nevadans for the Common Good (NCG) realizaron, en asociación con el Centro de Políticas Guinn, para analizar la mejor manera de satisfacer las necesidades económicas de la educación pública en el estado.

El evento se llevó a cabo el lunes 3 de diciembre de 2018, en la biblioteca de la preparatoria Western.

Legisladores, padres, maestros, directores y defensores de la educación tuvieron un diálogo público sobre la manera de avanzar leyes -como estado- para financiar adecuadamente la educación.

“Nuestra intención es hablar con el gobernador electo Steve Sisolak y los miembros de la legislatura para pedirles que inviertan en educación, en la próxima generación de estudiantes. Como coalición hemos priorizado la educación, son necesarios fondos para lograr la excelencia académica de los estudiantes, nosotros tenemos como meta lograr la asignación de 500 millones de dólares”, señaló Sophia Masewicz, del Desert Spring UMC, al anunciar el programa de la cumbre, que también fue moderada en parte por el Reverendo Paul Hansen de la Reformation Lutheran Church.

La cumbre inicio con la presentación de un modelo de financiamiento para la educación de Nevada que el Centro Guinn realizó para establecer la necesidad de cambiar la formula y analizar las posibles fuentes de recursos adicionales de ingresos.

Posteriormente, el superintendente del Distrito Escolar del Condado Clark, el Dr. Jesús Jara, compartió la visión que tiene para lograr que la educación pública del estado ascienda en las 360 escuelas que tiene bajo su cargo, en las que acuden estudiantes que vienen de muchos países del mundo y hablan diferentes idiomas, además de que -en muchos casos- vienen en condiciones de pobreza extrema y la educación no es valorada con la importancia que tiene.

“Para mí el tema más crítico en la problemática escolar es, sin duda, los recursos de los que disponemos, sobre todo porque estamos comprometidos con el éxito de nuestros estudiantes, de los maestros y directores. La labor legislativa es muy importante para incrementar la cantidad de recursos que necesitamos. Aprecio mucho el análisis que el Centro Guinn realizó para actualizar la fórmula de financiamiento que data de 1967, solo Alaska y Nevada no han modernizado esa fórmula”, explicó Jara.

Para mejorar la excelencia académica de los egresados de preparatoria, es necesario invertir en los niños de Kinder, sentenció el superintendente.

“Me da gusto saber que la gente está dispuesta a luchar por los impuestos adicionales, puede ser que no logremos todo, pero haremos la lucha. Estamos por debajo de otros estados en la manera de financiar las escuelas públicas, es muy importante saber que es necesario concientizarnos de que pagamos por lo que tenemos”, puntualizó Michelle Booth, destacando que “la meta de 500 millones de dólares es un reto, creo que lo lograremos. Aunque muchas de las congregaciones que asistieron tienen escuelas privadas en sus iglesias, me doy cuenta que ellos representan a toda su feligresía, a sus comunidades, donde hay mucha gente que acude a escuelas públicas y eso es muy importante”.

Fund Our Future Nevada busca transparencia y responsabilidad en el manejo de recursos.

Entre los cuatro factores que fundamentan su preocupación, destaca que: Nevada ocupa el número 48 -de 50-, a nivel nacional, en cuanto a fondos dedicados a la educación pública; la fórmula es la más antigua de la nación; más de $1.2 mil millones en impuestos de habitación y los impuestos de la marihuana no han incrementado la financiación para las escuelas; en Nevada el número de estudiantes por salón de clases es el más numeroso del país, en consecuencia, los maestros tienen el tercer salario más bajo de la nación y, para rematar, Nevada recibió una F en esfuerzo fiscal, avalado por la proporción de productividad económica que ha invertido en educación.

¿Qué esperan los padres de familia, educadores, estudiantes, miembros de la comunidad de legisladores durante la sesión de 2019 en Carson City?

Para Fund Our Future Nevada hay seis puntos importantes:

1.- Una nueva fórmula de financiamiento basada en costo de gastos que necesitan en las escuelas para funcionar de manera adecuada y tener los recursos necesarios para garantizar que cada estudiante tenga la oportunidad de éxito académico.

2.- Fondos estables que tomen en cuenta los cambios demográficos.

3.- Decisiones presupuestales que respeten la voluntad de la comunidad mediante el uso de nuevas fuentes de ingresos.

4.- Un pago financiero inicial para la transición a una fórmula de educación totalmente financiada.

5.- Aumento de fondos que viene con la transparencia garantizada que, los recursos se utilicen de manera responsable y estén orientados a mejorar el rendimiento estudiantil.

6.- dialogo continuo con un grupo de educadores, administradores, padres y expertos para garantizar que las nuevas medidas sean efectivas y productivas.

Nevadenses para el Bien Común es un grupo no partidista de cuarenta y siete organizaciones de fé y no lucrativas, ubicadas en todo el valle de Las Vegas. Abogarán por una nueva inversión de 500 millones de dólares en las escuelas públicas durante la sesión legislativa de 2019.

En el pasado, el colectivo interdenominacional ha cabildeado exitosamente para aumentar fondos para, por ejemplo, Meals on Wheels y para aprobar el Proyecto de Ley de la Asamblea 67 para combatir el tráfico sexual.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like