71°F
weather icon Partly Cloudy

Datos muestran riesgos de infecciones en trabajadores vacunados del sur de Nevada

Se han producido más de 500 infecciones por COVID-19 en trabajadores de casinos totalmente vacunados en el Condado Clark, una cifra similar a la de los trabajadores de la salud, según muestran los datos recientemente obtenidos del Distrito de Salud del Sur de Nevada.

Los datos (recolectados por el distrito de salud durante las investigaciones de rastreo de contactos y no publicados) muestran que, hasta mediados de octubre, se habían producido 562 casos de infecciones en personas vacunadas que se identificaron como trabajadores de casinos y 575 en trabajadores de la salud. Cada grupo representa aproximadamente el seis por ciento del total de casos de COVID-19 en personas totalmente vacunadas.

Los trabajadores que se identificaron como manipuladores de alimentos representaron 416 casos, o alrededor del cuatro por ciento de los casos. La categoría más grande de los datos es “Otros”, que incluye 7,374 casos y no desglosa los títulos de los trabajos o las industrias. Sin una comprensión más clara de los trabajos dentro del campo “Otros”, no están claras todas las implicaciones de los datos.

Sin embargo, los expertos afirman que los datos revelados ponen de manifiesto los riesgos continuos que corren los trabajadores de los casinos, de los servicios de salud y de los servicios de alimentación, y subrayan los riesgos únicos que plantean los turistas no vacunados que interactúan con los trabajadores de los servicios de alimentación y con los trabajadores de los casinos, en su mayoría vacunados.

Los datos se obtuvieron a través de una serie de solicitudes de registros públicos por el proyecto “Documenting COVID-19” del Brown Institute for Media Innovation y MuckRock como parte de una colaboración en curso con el Review-Journal.

Datos de los casos de infecciones en personas vacunadas

Aunque los datos están lejos de ser completos, muestran cómo algunos datos de salud pública recolectados por los departamentos de salud locales están en gran medida protegidos de la vista del público.

Por desgracia, los datos detallados sobre los casos de infecciones en personas vacunadas son escasos. En mayo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dejaron de rastrear y publicar la información de todos los casos de avance y ahora solo reportan los que resultan en hospitalización o muerte. Debido a este cambio, los estados no están obligados a controlar la mayoría de los casos de infecciones en personas vacunadas.

Los epidemiólogos afirman que los datos de estas infecciones en Las Vegas, si se recopilan y se hacen públicos en otros lugares, tendrían un valor incalculable para seguir luchando contra la pandemia de COVID-19. Unos datos más detallados podrían señalar tendencias importantes en los lugares de trabajo, ya que muchos empresarios se apresuran a asegurarse de que sus empleados están vacunados, por ejemplo.

En septiembre, los casos de infecciones en personas vacunadas constituyeron alrededor del 21 por ciento de los nuevos casos de COVID-19 notificados en el Condado Clark, declaró el distrito el 30 de septiembre. Ese porcentaje ha ido creciendo constantemente, en junio la cifra fue de casi el 12 por ciento de los nuevos casos del mes, según los datos del distrito de salud. No quedó claro de inmediato cómo se comparan estos porcentajes con las tasas actuales a nivel nacional; gran parte de los datos de infecciones en personas vacunadas disponibles se calculan como un porcentaje del total de casos desde el comienzo de la pandemia.

Hasta el 30 de septiembre, el distrito dijo que se habían registrado 10,449 casos acumulados de infecciones en personas vacunadas en el condado. Esto supone el tres por ciento del total de 320 mil casos de COVID-19 notificados. Se han notificado casos de infecciones en personas vacunadas en menos del uno por ciento de los 1.2 millones de personas que se vacunaron completamente.

Aunque la probabilidad de enfermar gravemente de COVID-19 después de estar totalmente vacunado es baja, la información sobre casos de infecciones en personas vacunadas en grupos específicos puede mostrar cómo diferentes factores, como el número de personas que trabajan en un mismo espacio, dan lugar a la infección.

Estos datos sugieren que los empleadores y los organismos de salud pública deberían examinar detenidamente el entorno de los manipuladores de alimentos, por ejemplo, si les ayudaría el uso de cubrebocas más adecuadas o un espacio de trabajo con mejor ventilación, dijo Julie Swann, directora del departamento de ingeniería industrial y de sistemas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

El gran número de personas que trabajan en casinos y en el sector de la hostelería y su frecuente interacción con los clientes hacen que los casos de contagio sean más probables en estos grupos profesionales, a pesar de las elevadas tasas de vacunación, dijo Swann, que dirige un equipo de previsión e intervención de COVID-19 financiado por los CDC y el Council of State and Territorial Epidemiologists.

Diferentes riesgos para diferentes trabajos

Según la Bureau of Labor Statistics, en la zona de Las Vegas hay aproximadamente el doble de puestos de trabajo en el sector del ocio y la hostelería (228 mil) que en el de la educación y los servicios de salud, que son 104,600.

Aunque el entorno laboral de los manipuladores de alimentos puede ser una causa de los casos de infecciones en personas vacunadas, otros trabajos presentan riesgos diferentes. Los trabajadores de la salud, por ejemplo, tendrían más probabilidades de entrar en contacto con personas enfermas de COVID-19. Y los trabajadores de la salud, muchos de los cuales fueron vacunados al principio, son más propensos a ver cómo su inmunidad disminuye.

“En cuanto a los trabajadores de los casinos, sospecho que están rodeados de más personas no vacunadas o de más personas que no utilizan perfectamente los cubrebocas que los que se encuentran en el entorno de la salud. Así que su riesgo proviene de otra circunstancia”, dijo Swann.

Esto también es cierto para los camareros, que con frecuencia interactúan con clientes que no usan cubrebocas mientras comen y beben, dijo.

“Así que, efectivamente, el interior de un restaurante se convierte en un entorno mucho más sin uso cubrebocas para los trabajadores”, dijo Swann. “Y, ya sabes, no tenemos ni idea de cuál es el estado de vacunación de esas personas (clientes)”.

En la mayoría de los locales de interior del Condado Clark, no se exige a las personas que muestren su estado de vacunación, pero sí que usen cubrebocas.

“Por lo tanto, yo pensaría que un trabajo de bartender, un trabajo de mesero, serían trabajos bastante arriesgados”, dijo Swann. “De hecho, creo que eso podría ser más arriesgado que un trabajador de la salud y un (trabajador) de casino”.

Según los datos del distrito de salud, los estudiantes representaron 194 casos de infecciones en personas vacunadas, o el dos por ciento.

La categoría más importante en cuanto a ocupación es la de “jubilado”, con 1,101 casos, o el 11 por ciento.

“Sin contexto”

La Nevada Resort Association, que representa a la industria del juego del estado, describió los datos como “incompletos, engañosos y sin contexto”, al tiempo que señaló que las infecciones en personas vacunadas reportadas para los trabajadores de los casinos representan una pequeña fracción de la fuerza laboral vacunada de la industria.

“No hay indicación de qué lapso están representando estas cifras o si estos casos tenían condiciones de salud subyacentes u otros factores de riesgo”, y no se determina dónde pudieron haber estado expuestos los trabajadores, dijo la asociación en un comunicado. “Además, la información sobre el lugar de trabajo es autodeclarada voluntariamente y permite una interpretación amplia y subjetiva de las categorías y las respuestas múltiples”.

La asociación de centros turísticos también hizo hincapié en las medidas que ha tomado el sector para proteger a sus empleados y clientes.

“Como resultado de las pruebas in situ y las clínicas de vacunación, el tiempo libre pagado, los incentivos y, en algunos casos, los requisitos para las pruebas o la vacunación, los resorts han logrado tasas de vacunación mucho más altas que la población elegible del condado, con algunos resorts por encima del 90 por ciento”.

Por ejemplo, MGM Resorts International declaró el lunes que el 84 por ciento de su plantilla en Las Vegas estaba vacunada, así como el 98 por ciento de sus empleados asalariados.

El sindicato Culinary, que representa a muchos trabajadores de primera línea de hoteles-casinos, también señaló que un mayor porcentaje de trabajadores de la hostelería está vacunado que en el público en general.

“Hemos estado alentando a los trabajadores a vacunarse completamente, a obtener sus vacunas de refuerzo, a usar cubrebocas, y abogamos en mayo de 2020 por un requisito de cubrebocas que incluye a los clientes”, escribió la vocera de Culinary Local 226, Bethany Khan, en un correo electrónico.

Datos reunidos a posteriori

El distrito de salud declinó una solicitud de entrevista sobre los datos ocupacionales, alegando que el personal no estaba disponible.

Pero en una respuesta por correo electrónico a las preguntas sobre los datos, el distrito de salud dijo que no reunió información ocupacional para investigar activamente los casos de infecciones en personas vacunadas. En su lugar, los investigadores recopilaron los datos a posteriori a partir de formularios de notificación de casos recientes de los CDC. Esto significa que las categorías usadas como ocupaciones se limitan a los pocos campos del formulario y no son el resultado de un intento exhaustivo de comprender cómo afectan los casos de infecciones en personas vacunadas a los diferentes lugares de trabajo.

El distrito de salud publica más información sobre los casos de infecciones en personas vacunadas que la mayoría de los estados, incluyendo la raza y el origen étnico, el sexo y si esa persona tenía una enfermedad subyacente. Aunque todos los estados están obligados a proporcionar a los CDC información sobre las hospitalizaciones y muertes por brotes, solo 35 estados reportan públicamente los datos sobre brotes y solo unos pocos informan esos datos desglosados por datos demográficos, según un informe de Johns Hopkins del mes pasado.

Más datos, y no menos, es el primer paso para controlar la pandemia, y es fundamental conocer con más detalle cómo los casos de brotes afectan a los trabajadores esenciales y a las poblaciones vulnerables, dijo la doctora Julia Raifman, profesora adjunta de derecho de salud en la Universidad de Boston y creadora de la base de datos COVID-19 de políticas estatales de Estados Unidos.

“Deberíamos disponer de datos continuos sobre las infecciones entre los trabajadores esenciales y estudiar la frecuencia con la que los trabajadores esenciales necesitan refuerzos y la forma de suministrarlos”, dijo Raifman.

Washington es uno de los pocos estados que actualmente hace un seguimiento y proporciona información detallada sobre los casos de infecciones en personas vacunadas. Sus reportes de COVID proporcionan ahora información sobre los casos de infecciones en personas vacunadas por edad, sexo, raza y etnia, de forma similar a como lo hace el Distrito de Salud del Sur de Nevada.

En Washington, los funcionarios de salud del estado cotejan los resultados de las pruebas de COVID-19 con su registro de vacunación. Aunque hay fallos y errores, los datos de infecciones en personas vacunadas ayudan a orientar la toma de decisiones y a controlar las variantes, dijo el doctor Scott Lindquist, epidemiólogo del estado de Washington. Washington también es uno de los líderes del país en la determinación del genotipo, y Lindquist dijo que si los funcionarios observaran un aumento preocupante de los casos de infecciones en personas vacunadas, podrían señalar más fácilmente la aparición de una nueva variante.

“Estamos a la cabeza”

Los datos también permiten a los funcionarios de Washington ver cómo los casos de infecciones en personas vacunadas afectan a las personas por edad, raza y etnia, dijo Lindquist.

“Valoramos los datos. Nos ayudan a determinar la dirección a tomar”, dijo Lindquist en una entrevista. “Y estamos a la cabeza la búsqueda muy activa de casos de infecciones en personas vacunadas”.

Cuando se le preguntó por los datos a nivel de ocupación, Lindquist describió dicha información como un “lujo” que su estado no tiene la capacidad de rastrear.

“Realmente obligaría a esa ocupación o empleador a volver y decir: ‘¿Cómo están manejando las vacunas? ¿Y si descubrimos que la vacuna estaba almacenada de forma inadecuada?” dijo Lindquist.

Pero los expertos en salud pública afirman que una recolección de datos más detallada podría prevenir futuras crisis de salud.

“¿Cómo tenemos sistemas para dar el pistoletazo de salida si hay otra oleada?” dijo Raifman. “Delta nos hizo pasar de un récord de bajas a un récord de hospitalizaciones y muertes en cuestión de semanas. Así que necesitamos que nuestros sistemas estén preparados para cuando eso ocurra”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Suenan las campanas de ayuda

“Una sola donación puede hacer la diferencia”, es el eslogan de Salvation Army, es el llamado de alerta para recordar que, al escuchar sonar las campanas en los accesos de muchas tiendas de autoservicio en el valle, llegó el momento de mostrar generosidad.

 
UNLV suspende fraternidad tras la muerte de un boxeador

La fraternidad Kappa Sigma de la UNLV fue suspendida el miércoles mientras las autoridades de la escuela iniciaban una investigación sobre un combate de boxeo benéfico en el que un estudiante de 20 años se desplomó y posteriormente murió, según un comunicado de la universidad.

Identifican el primer caso de la variante Ómicron en EE.UU. en un viajero

Estados Unidos registró el miércoles su primer caso confirmado de la variante Ómicron (en un viajero vacunado que regresó a California tras un viaje a Sudáfrica) mientras los científicos de todo el mundo se apresuran a establecer si la nueva versión mutante del coronavirus es más peligrosa que las anteriores.

Antiguo propietario del Alpine Motel demanda al Ayuntamiento y a otros por el mortal incendio

El antiguo propietario de los Alpine Motel Apartments presentó esta semana una demanda contra varias personas presuntamente implicadas en el incendio residencial más mortífero de la historia de la ciudad de Las Vegas, incluido el residente que vivía en la habitación donde se inició el fuego.