De su buzón podrían robar su identidad

Los crímenes financieros en varias de sus modalidades no requieren un asalto en persona a mano armada, son personas que aprovechan la oportunidad de tomar una cartera cuando su dueño esta distraído, roban información cibernética con programas diseñados para esta función, o simplemente revisan el correo de su víctima y se llevan la información que necesiten.

De acuerdo con el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS, en inglés), en el año 2017, fueron víctima de robo de identidad 9.9 millones de personas en el país, crimen que tiene ganancias alrededor de $5 billones de dólares, ya que con la información de la persona puede cometer fraudes con tarjetas de crédito y compras vía internet.

Durante la reunión de cada primer martes de mes, en la Comandancia Centro del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD por sus siglas en inglés), este fue el tema elegido para su desarrollo, el detective Mike Gómez, comentó que la propia basura de los vecindarios es otro foco de atención para los delincuentes, que si obtienen un estado de cuenta bancario, ya tienen información valiosa para comenzar un fraude.

“Se debe de triturar los estados de cuenta, toda información bancaria, además de la personal. Con su nombre los delincuentes lo pueden buscar en las redes sociales o en otro tipo de bases de información electrónicas. Un número y un nombre muchas veces es suficiente para estafarle”, explicó el detective Gómez.

Revise su correo a diario, no lo deje pasar la noche o un fin de semana completo, fue otro de los consejos de prevención básicos.

Nevada ocupó el noveno lugar en robo de identidad durante el 2017, un 10% más que el año anterior, lo que representa 10 víctimas diarias en los residentes del estado. En un día, en promedio se pueden hacer compras o gastos a nombre de la víctima hasta por $1,275 dólares antes de que sea reportado el delito.

De acuerdo con los casos que le reportan al detective Gómez, 20% de ellos tienen que ver en que una mujer no cierra adecuadamente su bolso de mano, o inclusive lo dejan olvidado en los carritos de los supermercados, situación que es previsible, y que este descuido es una oportunidad de robo más.

“De su bolso no le van a robar lo más valioso, como podría ser un celular, de nada les va a servir, se van a llevar una identificación, una tarjeta de crédito y al final lo que le puedan robar mediante compras va a ser mayor que lo que cuesta el aparato electrónico, que le dejaron para que usted no sospeche del robo a primera vista”, de acuerdo con Gómez.

En ese mismo día, el criminal puede pagar delante de su víctima con su propia tarjeta de crédito sin que ésta sospeche nada, hay quienes inclusive cargan en sus pertenencias documentos de gran valor como el Seguro Social, y si acaso sospechan del robo, en ese momento quizá no se van a fijar es si esta su SS. El detective dijo que regularmente se presta más atención a lo material.

LO MÁS RECIENTE

You May Like