¿Debo declararme en bancarrota?

La palabra “bancarrota” causa temor en la mayoría de la gente. Esto se debe a que en nuestros países latinos una bancarrota es un proceso largo y con consecuencias muy negativas para la persona. Tenga en mente que en este país usted no puede ir a la cárcel por deudas, no se deje intimidar por acreedores.

En los Estados Unidos la situación es muy diferente. Una bancarrota ayuda a personas que tienen demasiadas deudas, por razones fuera de su control. Es una manera en la cual, el gobierno ayuda a personas necesitadas, a eliminar o borrar deudas que no pueden pagar.

¿Cómo funciona una bancarrota?

Primero, hay dos clases de bancarrota que principalmente ayudan a personas individuales: las bancarrotas Capítulo 7 y Capítulo 13. Las dos clases de bancarrota eliminan o reducen su deuda. Pero hay diferencias grandes entre ellas y razones muy importantes para elegir de entre ellas.

Bancarrota Capítulo 7: esta bancarrota elimina, o borra totalmente sus deudas, con pocas excepciones. Esta bancarrota elimina las siguientes deudas: tarjetas de crédito, cobros médicos, préstamos personales (incluyendo “payday loans”), cobros por casas o carros que han sido reposeídos, deudas que ya están en colección y deudas por juicios legales. Esta bancarrota tiene límites. Primero, hay límites de ingreso para poder hacer este tipo de bancarrota, si usted gana sobre cierto límite, no puede hacer esta bancarrota. Los ingresos permitidos dependen en el tamaño de su familia. Segundo, si está atrasado en sus pagos de casa o carro, no los puede salvar con una bancarrota 7, al menos que se ponga al día con los pagos.

Bancarrota Capítulo 13: esta bancarrota reduce sus deudas. Bajo esta bancarrota usted hace un plan de pagos para pagar sus deudas. En la mayoría de casos, usted no tiene que pagar su deuda entera, solo tiene que pagar parte de su deuda basado en sus ingresos y habilidad de pagar. Usted hará pagos a la corte cada mes por un periodo indicado, generalmente de 2 a 5 años. Lo que no alcance a pagar en ese tiempo será perdonado o eliminado. La bancarrota 13 es para personas que no califican para la bancarrota 7, porque sus ingresos son más que lo permitido bajo la ley. Esta bancarrota también ayuda a personas que están atrasados en sus pagos de casa o carro. Bajo una bancarrota 13 pueden quedarse con su casa o carro y hacer un plan de pagos para ponerse al día con estas deudas. Una bancarrota 13 también detiene una reposesión de su casa (foreclosure) o carro. También, bajo esta bancarrota, hay cómo eliminar segundas hipotecas y bajar la deuda de otras propiedades, también se puede bajar la deuda de su carro, si es que debe más del valor actual del mismo.

Hay deudas que generalmente no se pueden eliminar con una bancarrota. Por ejemplo: préstamos estudiantiles, deudas de manutención de cónyuge o hijos, multas por infracciones, deudas por haber causado daños al conducir bajo la influencia de alcohol o drogas, deudas al IRS, y algunas otras.

Una bancarrota no afecta su estatus migratorio ni su habilidad de hacerse ciudadano en el futuro. Por lo general una bancarrota no empeora su crédito (ya que tiene demasiada deuda y quizá ya está atrasado en varios pagos) más bien en muchos casos, ayuda a mejorar su crédito, poco a poco.

Si usted debe más de 10,000 dólares o si tiene deudas que ha estado pagando por más de 18 meses y no ha logrado disminuir la deuda, hable con un abogado de bancarrotas para informarse sobre sus opciones y derechos.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like