Decenas de estudiantes y personal involucrados en riña de una escuela de Las Vegas

Alrededor de 45 a 50 personas fueron fumigadas con gas pimienta y cuatro estudiantes fueron arrestados el jueves cuando la policía escolar usó el agente químico para disolver una gran pelea por motivos raciales en una preparatoria del valle de Las Vegas.

La pelea inicial que involucró a aproximadamente 12 estudiantes se desató a las 11:45 am durante el segundo receso de almuerzo en Western High School (ubicada en 4601 W. Bonanza Road, entre North Decatur Boulevard y US Highway 95) de acuerdo con el capitán Roberto Morales de la policía del Distrito Escolar del Condado de Clark.

Cuatro estudiantes fueron dirigidos a detención juvenil por su papel en la pelea, destacó Morales a los medios afuera de la escuela el jueves por la tarde.

La pelea comenzó en la cafetería antes de expandirse fuera del comedor. Morales señaló que han habido peleas en la escuela todos los días desde al menos el lunes como resultado de “problemas interculturales” o “diferencias raciales” en la institución educativa.

Hailee Compton, una estudiante de segundo año que estaba entre los que fueron fumigados, describió la escena caótica:

“La policía simplemente roció a todo el mundo”, dijo. “Todo lo que se escuchaba era: ‘¡Oh, Dios mío! ¡Oh Dios mío! ¡Vámonos! ¡Corre! ¡Corre!’”

Detalló que el altercado fue provocado con relación a razas y describió a Western como una escuela plagada de tensiones raciales.

Morales les pidió a los padres y líderes de la comunidad que hablaran con los menores para reafirmar que tal comportamiento era inapropiado y que los estudiantes debían unirse y encontrar una manera de enfocarse en sus estudios.

Instan conversaciones de “tolerancia”

“Esperamos que todos los padres y estudiantes puedan sentarse y hablar entre ellos sobre esas diferencias, sobre la tolerancia, sobre tener un sitio de aprendizaje neutral, por eso estamos todos aquí”, señaló Morales.

Muchos de los fumigados eran espectadores, incluidos los estudiantes que “estaban parados viendo, incitando más peleas y siendo porristas”, informó Morales, y agregó que los maestros y los oficiales también estaban entre los “contaminados” por el aerosol. Estimó que entre 100 y 200 personas fueron espectadores del altercado.

Morales reconoció que algunos de esos estudiantes eran espectadores, pero advirtió que “cuando se presenta una situación tan dinámica en el tiempo real, los estudiantes deben alejarse”.

Cuando se le preguntó sobre la pelea y la respuesta el jueves por la noche en una reunión de la Junta Escolar, la Superintendente Adjunta, Diane Gullett, aseveró que estaba muy satisfecha con la forma en que la policía escolar respondió y trabajó junto con los departamentos de policía y bomberos de la ciudad.

Gullett puntualizó que el personal de respuesta le reveló que la razón por la que tantos estudiantes fueron rociados con pimienta fue porque provocaban más peleas.

Morales comentó que la policía escolar espera citar a varios estudiantes. Señaló que algunos ya estaban siendo entrevistados, y el número exacto de citas estará disponible el viernes.

Las citas y los arrestos serán independientes de cualquier acción disciplinaria que la escuela pueda tomar contra los estudiantes, agregó Morales.

Gritos, luego caos

Compton, la estudiante, describió una escena confusa que comenzó como una gran pelea y se convirtió en riñas más pequeñas y separadas.

Dijo que estaba con un amigo en el patio durante su clase de producción de video cuando de repente vio a un grupo de personas corriendo.

“Todos empezaron a gritar como ‘¡Vámonos! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Salgan! ¡Salgan! ¡Fuera! “, relató la menor de 15 años.

Cuando regresó a la clase, describió que la gente estaba gritando por un oficial que había sacado su arma, aunque Morales determinó que no tenía informes de que ese fuera el caso.

Compton compartió que una amiga suya fue rociada con pimienta y llegó a clase tosiendo, llorando y gritando: “¡Me quema!”

Cuando Compton llevó a su amiga a la oficina principal en busca de ayuda, confesó que encontró más problemas.

“Estaba a un par de pies de distancia y luego estalló otra pelea justo en frente de nosotras”, añadió.

Compton dijo que la rociaron con pimienta, y cayó al suelo mientras una sensación de ardor envolvía su rostro.

“No se detuvieron y siguieron rociando con pimienta a todos”, detalló. “Estaba en el suelo gritando: ‘¡Detente, detente, estoy tratando de ayudarla!’ Nadie escuchaba, todos gritaban”.

Comentó que a muchos miembros del personal les rociaron pimienta aunque intentaban ayudar a los estudiantes.

22 agentes y 21 médicos respondieron a la escena, informó Morales.

Un mayor número de elementos de seguridad escolares estarán patrullando la escuela el viernes.

El distrito escolar también está trabajando para abordar el problema de las armas encontradas en o cerca de los campus escolares, que según el Review-Journal ha ocurrido 14 veces en lo que va del año escolar. El superintendente, Jesús Jara, anunció un grupo asesor de seguridad, luego del asesinato fatal de un estudiante en la Preparatoria Canyon Springs, para presentar recomendaciones sobre cómo abordar el problema.

Pero Gullett finalizó el jueves que el distrito también debe abordar los problemas de las redes sociales en su revisión.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like