Demanda: Oficial de seguridad acosada y atacada sexualmente en Sitio de Seguridad Nacional de Nevada — VIDEO

Una ex guardia del Sitio de Seguridad Nacional de Nevada presentó una demanda federal por derechos civiles contra un contratista de seguridad del gobierno el lunes.

La demanda contra Centerra Group alega que Jennifer Glover, de 33 años, sufrió acoso sexual y discriminación desde el momento en que fue contratada en abril de 2016 hasta que el contrato de la compañía terminó en marzo de 2018. El maltrato se convirtió en violencia durante un ejercicio de capacitación en noviembre de 2017, cuando trabajadores golpearon a Glover en la boca con un rifle, la esposaron y toquetearon sus pechos, ingle y glúteos, según la demanda.

De pie frente al Palacio de Justicia Nacional De Lloyd D. George, en el centro de Las Vegas, Glover dijo que esperaba poner fin a una cultura de misoginia en el sitio de trabajo del Departamento de Energía de los EE. UU. en el Condado de Nye.

“Estos chicos, mis supuestos ‘hermanos’, estaban extremadamente cómodos con la forma en que me trataron”, señaló. “Así que en ese momento supe que no había sido la única; No fui la primera a la que le pasó esto”.

Mientras hablaba, Glover estaba flanqueada por sus dos abogados, el comisionado del Condado de Clark, Tick Segerblom, Jay Ellwanger de Texas, y Gus Redding, otro guardia de seguridad en el sitio.

Redding, de 44 años, también presentó una demanda el lunes contra el actual contratista de seguridad de la base, SOC. El empleado por más de 20 años reclama que se enfrentó a represalias, incluido el hecho de que se le otorgó una licencia administrativa, se le redujeron las horas de trabajo y no se le permitió jubilarse médicamente, por participar en una investigación de recursos humanos sobre las quejas de Glover.

“Todo el tiempo que he estado allí es, por mucho, lo peor que he visto en lo que respecta al trato a las mujeres en el lugar”, declaró.

Ellwanger señaló que las demandas expondrán que SOC con sede en Florida y Centerra, con sede en Filadelfia, “contribuyeron a una cultura de acoso sexual y represalias que ha permeado la base durante muchos años”.

La empresa matriz de Centerra, Constellis, negó las acusaciones en la demanda, el director de marketing y comunicaciones de Glover, Suzanne Piner, escribió en un correo electrónico.

“Centerra respondió adecuadamente e investigó a fondo las reclamaciones que la Sra. Glover llamó su atención en enero de 2018”, escribió Piner.

Los representantes de SOC no pudieron ser contactados para hacer comentarios el lunes por la tarde.

Acoso frecuente

La demanda de Glover contiene varios alegatos detallados por primera vez en una historia del New York Times publicada en enero.

Un compañero de trabajo le expuso sus genitales a ella durante un viaje compartido de la empresa para trabajar, según la demanda. Otros hombres le pidieron sexo, fotos de ella en traje de baño y contaron rumores sobre su vida sexual difundidos entre el personal.

Glover detalló el lunes que los hombres se pagaban unos a otros (a veces más de $100), para compartir un turno con ella.

El acoso también continuó fuera del lugar de trabajo, afirmó Glover.

“Tuve que cambiar a qué gimnasio iba, tuve que cambiar las tiendas a las que iba”, reveló.

La historia del New York Times hizo que las senadoras Jacky Rosen y Catherine Cortez Masto pidieran al secretario de Energía, Rick Perry, que iniciara una investigación sobre la presunta agresión sexual, el hostigamiento y las represalias en el lugar de trabajo. La oficina de Cortez Masto confirmó que se reunió con la administradora de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear, Lisa Gordon-Hagerty y el asesor general Bruce Diamond el 31 de enero para discutir el asunto.

“Elige ignorarlo”

De acuerdo con la demanda, Glover no pudo identificar a los empleados de Centerra que la agredieron sexualmente durante el ejercicio de capacitación de noviembre de 2017.

Aún así, reportó el presunto ataque al departamento de recursos humanos del sitio de trabajo. Se llevó a cabo una investigación de tres semanas, pero la demanda establece que Centerra nunca le dijo a Glover los nombres de los empleados que la agredieron o si fueron castigados.

La demanda de Glover establece que se le asignó trabajar un turno de 14 horas en una torre con un hombre que cree que era uno de sus atacantes. Señala que llamó para no acudir ese día.

SOC se hizo cargo del contrato de seguridad en el lugar de trabajo en marzo de 2018. La compañía despidió a Glover en noviembre, días después de que le informara a Recursos Humanos que estaba embarazada, según una queja de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

Glover todavía está buscando un nuevo trabajo. La madre de dos dijo que culpa no solo a Centerra, sino al Departamento de Energía, por el ambiente de trabajo hostil.

“Saben lo que está pasando en ese sitio de prueba y simplemente eligen ignorarlo”, concluyó.

Glover/Redding Lawsuits by Las Vegas Review-Journal on Scribd

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like