Demandan eliminar pregunta de ciudadanía en censo 2020

Grupos hispanos de Texas interpusieron una demanda en contra de la Oficina del Censo de Estados Unidos, para que elimine una controvertida pregunta sobre ciudadanía que será incluida en el censo de 2020.

La demanda fue interpuesta en una Corte Federal de Maryland por abogados del Fondo México-estadunidense para la Defensa Legal y la Educación (Maldef), en representación de La Unión del Pueblo Entero (LUPE), el Caucus Legislativo méxico-estadunidense, el Caucus Hispano del Senado de Texas y otros.

En la demanda, los grupos solicitan a la Corte que determine si la pregunta sobre la ciudadanía viola la cláusula constitucional de protección igualitaria y se prohíba a la Oficina del Censo incluirla en el censo de 2020, como decidió el secretario de Comercio Wilbur Ross en marzo pasado.

El representante (diputado) estatal de Texas, Rafael Anchia, presidente del Caucus Legislativo méxico-estadunidense, dijo que la decisión de agregar esta pregunta al censo, que se realiza cada 10 años, pone en peligro a los residentes de Texas obtener su “parte justa” en la repartición de fondos federales.

La demanda argumenta que la pregunta sobre la ciudadanía viola la cláusula de protección garantizada por la Constitución “porque está motivada por la animadversión racial hacia los latinos, los asiático americanos y la animadversión hacia los ciudadanos no estadunidenses y las personas nacidas en el extranjero”.

La Unión del Pueblo Entero, una organización comunitaria en el sur de Texas, reportó un aumento en las llamadas telefónicas con respecto a la pregunta de la ciudadanía, según la demanda.

Las organizaciones latinas temen que miles de residentes hispanos no respondan al censo por miedo a responder a la pregunta de ciudadanía y no sean contabilizados, por lo que la población de Texas seria subestimada, lo que afectaría la cantidad de fondos federales que recibe el estado.

“Miles de millones de dólares que se utilizan para financiar las escuelas de nuestro vecindario, proporcionar servicios de atención médica críticos, preparar nuestras comunidades para los desastres naturales y mejorar las carreteras y la infraestructura están en riesgo”, dijo Anchia en un comunicado.

“Estamos decepcionados de que la administración Trump esté poniendo la política antes de lo que es mejor para los texanos”, indicó.

Defensores y políticos latinos argumentan que la pregunta intimida a los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos y estiman que el colocarla en el censo podría poner en peligro 43 mil millones en fondos federales y hasta tres escaños en el Congreso asignados a Texas.

El norte de Texas tiene la cuarta población de inmigrantes indocumentados más grande del país detrás de las áreas metropolitanas de Nueva York, Los Ángeles y Houston, de acuerdo con los cálculos del 2017 del Centro de Investigación Pew.

Un conteo exacto del censo es clave para el financiamiento federal, la representación justa en el Congreso y el desarrollo comercial, dijo el presidente del Caucus Hispano del Senado de Texas, José Menéndez.

“El colocar una pregunta sobre la ciudadanía, es evidente que la intención es avivar las llamas del miedo y la desconfianza en el Censo”, dijo Menéndez.

La demanda de Texas se suma a otras similares interpuestas en otros estados, incluyendo California y Nueva York.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like