Departamento de Justicia anuncia mayor barrida de fraudes con vínculos a Las Vegas y Henderson

La mayor medida a nivel nacional en casos de fraude a personas mayores tiene vínculos con mujeres de Las Vegas y Henderson acusadas de operar estafas que robaron millones de dólares a cientos de personas, anunció el jueves el Departamento de Justicia.

Fiscales federales presentaron documentos judiciales la semana pasada para evitar que Patricia Kern, una mujer de Henderson, maneje un correo directo que ha manejado desde 2004. Ella estuvo entre los 250 acusados de todo el mundo en obtener más de $500 millones por medio de estafas y fue nombrada en cargos criminales, civiles o acciones de decomiso presentadas por el gobierno.

El plan ha recaudado más de $10 millones desde que comenzó, de acuerdo con la demanda del gobierno que busca una orden de restricción temporal.

Solo el año pasado, Kern y sus asociados enviaron más de 950 mil solicitudes fraudulentas a 38 estados, recaudando alrededor de $1.6 millones de las víctimas, según los documentos.

Las solicitudes están diseñadas como notificaciones de que el destinatario ha ganado un gran premio en efectivo, que normalmente vale más de $1 millón.

Los fiscales alegaron que Kern envió correos solicitando una tarifa entre $20 y $30 para reclamar una ganancia imprevista en efectivo. Pero las víctimas nunca recibieron los premios prometidos, indica la denuncia.

“En cambio, no reciben nada en absoluto o un boletín de sorteo casi sin valor que contiene información sobre sorteos anunciados públicamente”, alega la demanda.

Barbara Trickle, una mujer de Las Vegas acusada, maneja los Servicios de Correo del Oeste (Western Mailing Services) y Soluciones Cibernéticas (Cyber Solutions), que según los fiscales alegadamente imprime solicitudes de correspondencia fraudulentas desde plantillas, agregando nombres de destinatarios, llenando sobres con los anuncios y enviando las solicitudes.

El hijo de Trickle, el piloto de carreras Chris Trickle, recibió un disparo y luego murió, y ella defendió los esfuerzos para cambiar la ley de Nevada con respecto a las víctimas que mueren como resultado de lesiones de larga duración.

En general, los presuntos esquemas dirigidos por el Departamento de Justicia dieron como resultado pérdidas financieras a más de un millón de personas. Varios casos citados en el anuncio del jueves, que fue producto de la coordinación entre las autoridades federales y locales, involucraron a organizaciones criminales transnacionales que defraudaron a cientos de miles de víctimas ancianas.

La ofensiva se centró en “estafas telefónicas de lotería”, “estafas de abuelos”, “estafas de romance”, “esquemas de tutela” y “esquemas de impostores del Servicio de Ingresos Internos (por sus siglas en inglés: IRS)”.

“Las acciones de hoy envían un mensaje claro: haremos responsables a los perpetradores de planes de fraude mayores donde sea que estén”, destacó el fiscal general de los Estados Unidos: Jeff Sessions, en un comunicado de prensa. “Cuando los delincuentes roban los ahorros de toda la vida de los estadounidenses mayores, responderemos con todas las herramientas a disposición del Departamento: enjuiciamientos penales para castigar a los delincuentes, órdenes judiciales civiles para cerrar los esquemas y decomiso de activos para recuperar ganancias ilícitas”. . Hoy es solo el comienzo. He ordenado a los fiscales del Departamento que se coordinen con los socios nacionales encargados de hacer cumplir la ley y contrapartes extranjeras para evitar que estos delincuentes exploten a nuestros adultos mayores”.

El fiscal general de Nevada, Adam Laxalt, se unió al anuncio.

“La explotación y el abuso de ancianos son un problema creciente, y mi oficina se ha asociado con agencias estatales y federales en un esfuerzo nacional para expresar nuestro compromiso conjunto de proteger a los más vulnerables en nuestras comunidades”, detalló Laxalt en un comunicado de prensa separado.

 

LO MÁS RECIENTE

You May Like