Derechos Humanos llama a combatir discursos de odio contra migrantes

A pesar de las dolorosas lecciones que nos dejó el Siglo XX después de dos guerras mundiales, en pleno Siglo XXI prevalece el discurso de odio que promueve prejuicios e incita a la violencia contra personas y colectivos que deben terminar si se quiere un futuro justo.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, expuso lo anterior en el marco de la presentación del estudio “Amenazas a los Derechos de las Personas Migrantes en Estados Unidos”.

Luego de reconocer la labor del codirector del Centro de Estudios Comparativos de Migración de la Universidad de California, San Diego (CCIS), David Scott FitzGerald, lamentó que dichos modelos de discriminación prevalezcan.

Expuso que dichos discursos “cobran actualidad y vigencia, como una renovada retórica que degrada, intimida, promueve prejuicios e incita a la violencia contra personas y colectivos”.

El ombudsman nacional señaló que los motivos ya no solo son “de raza, sino fundamentalmente, por diferencias culturales basadas en nacionalidad, condición social y económica, preferencias sexuales o convicciones religiosas”.

Advirtió que no se puede permitir que dicha situación siga afectando a los inmigrantes, entre los cuales están casi 12 millones de mexicanos que dejaron su país para vivir en Estados Unidos.

En ese sentido, reveló que 98 por ciento de los mexicanos que emigran viven en Estados Unidos, y todos requieren de una estrategia y participación más eficaz de las autoridades consulares mexicanas.

Celebró la presentación del estudio elaborado en convenio con el Centro de Estudios Comparativos de Migración de la Universidad de California, San Diego, que presenta “amenazas a los derechos civiles e incremento en la hostilidad social que enfrentan las personas migrantes de nacionalidad mexicana”.

“Este informe, el cual está disponible en la página web de esta comisión, y que invitamos a que se consulte y revise, proporciona información relevante sobre la situación de las mexicanas y mexicanos que viven actualmente en los Estados Unidos de América”, subrayó.

Entre los diferentes temas que se abordan en este estudio y que denuncian las dificultades de los inmigrantes, están los reportes de discriminación o abuso de las personas deportadas, que aumentaron en siete puntos porcentuales de 2016 a 2017.

Asimismo, el hecho de que, en 2016, 15 por ciento de las personas mexicanas deportadas después de haber vivido al menos un año en Estados Unidos afirmaron haber sido objeto de discriminación de algún tipo.

El porcentaje aumentó 22 por ciento en 2017, lo que significa que aproximadamente una de cada cinco personas mexicanas deportadas experimentó discriminación de algún tipo.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like