Desesperadamente buscando a Molly Reyes

Los padres de una joven están desesperados al no saber nada del paradero de su hija, Molly Reyes, quien se encuentra desaparecida desde el viernes 18 de mayo. Piden ayuda de la comunidad para localizarla. La menor acudió al parque Firefighters Memorial, ubicado en la intersección de Oakey Boulevard y Torrey Pines Drive, para un ensayo de una Quinceañera, a la que habían invitado para que fuera dama de honor. De inmediato, autoridades del Departamento de la Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD, por sus siglas en inglés) iniciaron una intensa búsqueda, a la que se sumó el Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados, así como el Buró Federal de Investigaciones.

Luego de 12 días de incertidumbre, de angustia y lenta agonía, Geovanni y Doris Reyes, padres de Molly, recibieron una notificación de que la joven había sido vista en un centro comercial frente a un hotel en Laughlin, al sur de Las Vegas.“Cuando vine a recoger a mi niña había tres o cuatro personas todavía en el parque, les pregunté por ella y me dijeron ‘se acaba de ir por allí’, señalando el camino hacia donde estaba yo estacionado. Sin embargo, en esos 50-70 pies de distancia, sencillamente desapareció”, comentó a El Tiempo, el padre de la joven, que apenas había cumplido quince años y también su primer año en la escuela preparatoria Bonanza.

La charla se llevó a cabo durante la segunda jornada de búsqueda, en el parque donde desapareció, coordinada por la organización Nevada Child Seekers, a la que acudieron decenas de voluntarios que fueron distribuidos a distintas áreas de la zona para que buscaran alguna pista del paradero de Molly Reyes.

“La comunidad ha mostrado una solidaridad extraordinaria, les estamos agradecidos, pero insisto en que la información que han proporcionado sigue siendo muy valiosa para los detectives y autoridades. Por ejemplo, en un video que me mostraron pude apreciar a mi hija sentada en una banca, se observa bien, la ropa que trae no es la misma del día que desapareció, se sienta, hace gestos y se vuelve acostar sobre una mochila que le coloca una de las personas que andan con ella”, destacó su padre.

Una de las preocupaciones que tenían las autoridades es que intenten llevarla más allá de la frontera, “Molly es nacida en este país y nosotros en Honduras y El Salvador, tenemos 22 años viviendo en Las Vegas. Tiene dos hermanas, Sasha y Jennifer, estudiaba en la Bonanza High School, en este segmento de la ciudad”, agregó Geovanni Reyes.

“Nos tiene muy preocupados porque ella no tiene este tipo de comportamiento, no nos habíamos disgustado, de hecho, yo quiero mucho a mi familia y estoy pendiente de ellas. Pido a Dios que mi hija regrese sana y salva a nuestro hogar”, terminó diciendo el angustiado padre.

Cualquier información que conduzca al paradero de Molly Reyes será apreciada por la familia. Los números a llamar son: LVMPD al (702) 828-311 y NCMEC al 1 (800) 843-5678.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like