86°F
weather icon Clear

Deuda estudiantil afecta a latinos

El Centro para Préstamos Responsables (CRL, por sus siglas en inglés) y la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) recientemente publicaron un estudio dedicado a informar sobre la afectación desproporcionada que tienen las personas pertenecientes a minorías, en cuanto a la deuda de préstamo estudiantil.

“Este estudio habla de la crisis del préstamo estudiantil, actualmente en Estados Unidos los estudiantes deben alrededor de 1.5 billones de dólares. Esto es un problema muy grande, es una crisis, el reporte encontró que esto afecta a todos los estudiantes pero en especial a las personas de color, afroamericanos y latinos”, comentó la gerente de comunicaciones de CRL, Vincenza Previte, mediante una entrevista telefónica con El Tiempo.

La entrevistada utilizó el término “estudiantes” para referirse a los “prestatarios”, tomando en consideración que adquirieron el préstamo monetario con fines académicos.

El informe se titula “Quicksand: Borrowers Of Color &The Student Debt Crisis”, ofrece distintas recomendaciones de políticas para reformar el sistema de préstamos estudiantiles, el cual es considerado como “quebrado e ineficiente” por parte de los autores de esta investigación. El objetivo es trabajar por “cerrar la brecha de riqueza social” y mejorar el sistema de una manera más equitativa.

“A los latinos nos es difícil financiar las deudas universitarias debido a la amplia discriminación social que existe. Es por la ‘brecha de riqueza social’. Nosotros los latinos, aunque sacamos préstamos estudiantiles al mismo nivel que otros estudiantes, se nos hace más difícil pagar porque venimos de comunidades donde no tenemos tanto dinero”, consideró Previte.

La gerente de comunicaciones de CRL agregó que una deuda estudiantil podría también afectar a las personas en sus pagos de hipotecas, tarjetas de crédito u otros gastos; además de que algunos estudiantes podrían optar por dejar su preparación académica para evitar que la deuda incremente.

“El hecho de que un estudiante sepa que tiene un monto que va aumentando (intereses), ya no son 5,000 dólares, ya debo 10,000 o 15,000, uno conoce ese monto y sabe que va aumentando. No solo es el tiempo de pago, sino saber de antemano que será difícil pagarlo”, acotó Previte.

La realización del informe demoró más de un año para que finalmente fuera lanzado el pasado 22 de julio. El documento incluye reformas -que sus autores consideran fundamentales- para brindar oportunidades justas a los estudiantes, incluidos los prestatarios estudiantiles de origen latino y afroamericano. También señala que la deuda estudiantil se ha convertido en una carga importante para la economía en general, ya que limita el poder adquisitivo y evita que las personas inviertan en su futuro económico y familiar.

“Recomendamos un plan de pagos basados en el ingreso del estudiante, al momento se requiere el cobro de un 10 o 15 por ciento de interés sobre el ingreso del estudiante. Recomendamos bajar esa cifra a un ocho por ciento, reducir las tasas de interés en estos programas y tener la posibilidad de liquidar por completo la deuda estudiantil cuando se declara bancarrota”, sugirió la entrevistada.

Vincenza Previte terminó la conversación con este semanario informando sobre una sugerencia más que sería de utilidad para los estudiantes latinos. “Quiero recalcar que nosotros recomendamos expandir las becas Pell e incluyan a los destinatarios de DACA, actualmente estas becas federales no se las están concediendo a los ‘dreamers’”.

Para leer el estudio completo, visite:

www.responsiblelending.org

Contacte a Anthony Avellaneda en: aavellaneda@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.