Directores votan de falta de confianza al superintendente del CCSD, Jesús Jara

Los directores de todo el Distrito Escolar del Condado de Clark (CCSD, por su sigla en inglés) aprobaron un voto de no confianza al Superintendente Jesús Jara el miércoles, solo dos días después de que el líder del distrito anunció en un video que eliminaría los 170 puestos de decano de las preparatorias y secundarias.

El voto unánime entre los 72 directores de preparatorias y secundarias presentes en Green Valley High School el miércoles, marca el primer voto de no confianza contra un superintendente en la historia de la Asociación de Administradores Escolares y Empleados Técnico-Profesionales del Condado de Clark, el grupo que representa directores, decanos y otros administradores.

Hay un poco más de 100 directores de secundarias en total, excluidos los líderes de escuelas especiales y programas.

Indica el comienzo de la erosión de la confianza entre Jara y los líderes escolares, quienes están indignados por no haber sido consultados sobre los recortes de antemano y que los decanos se enteraron a través de un video publicado en línea. Se espera que los recortes cubran los 17 millones de dólares en recortes que el distrito está buscando para ayudar a eliminar su déficit, que se produjo al final de una sesión legislativa que proporcionó más dinero para la educación pero aún no es suficiente para el Condado de Clark.

Los críticos señalan que los recortes pondrán en peligro la seguridad escolar, que los decanos supervisan principalmente, y obligarán a las escuelas a recortar puestos de enseñanza para pagar puestos similares al decano que ayudaría con la carga administrativa.

“No es correcto que tengamos que volver a nuestros presupuestos, aumentar el tamaño de las clases y eliminar las posiciones de enseñanza para poder mantener a nuestras escuelas seguras”, criticó Dave Wilson, director de la preparatoria Eldorado y presidente de la asociación. “Es inconcebible”.

El noventa por ciento de los directores en la reunión del miércoles reclamaron que recortarían las posiciones de enseñanza para crear otra posición que ayudaría a cubrir las tareas administrativas, dijo Wilson.

La eliminación de los decanos también haría que las escuelas reduzcan el personal de apoyo al eliminar los puestos de secretario del decano, señaló.

El distrito no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La asociación demanda que Jara restablezca las posiciones del decano y busque fondos en otros lugares.

“Lo que realmente queremos que haga es lo que debió haber hecho la primera vez”, agregó Stephen Augspurger, director ejecutivo de la Asociación. “Y eso es, tener una discusión con sus grupos de empleados sobre cómo se pueden lograr ahorros y salvar posiciones”.

Wilson indicó que los directores pueden estar dispuestos a renunciar a los dólares de deserción – dinero de las posiciones no ocupadas del año escolar 2018-19 – para salvar estas posiciones.

Las escuelas aún no han recibido los ahorros obtenidos de las vacantes en el último año escolar, que deben entregarse a las escuelas para su uso este otoño, destacó Wilson.

“Probablemente estoy viendo un par de cientos de miles de dólares solo en Eldorado que, si me hubieran preguntado, habría dicho que con mucho gusto dejaré estos dólares de deserción para ayudar a mantener seguras a mis escuelas, así como a otras escuelas a lo largo del CCSD”, argumentó. “Pero nadie preguntó”.

Jara responde

En una reunión educativa en el ayuntamiento de la UNLV el miércoles, Jara se disculpó por la forma en que anunció la decisión, pero señaló que quería asegurarse de que todos escucharan de él primero en un video uniforme.

“Hice una llamada de juicio, obviamente hay muchos sentimientos heridos que debo reparar con los decanos”, afirmó.

Pero Jara declaró que se reunió con la junta ejecutiva de la asociación de administradores justo antes de su voto de no confianza y sintió que tuvieron una buena reunión. Al ver otros sistemas escolares en todo el país, dijo Jara, sintió que eliminar a los decanos era la mejor decisión.

También mencionó los fondos recientemente aprobados para medidas de seguridad de la Legislatura, y la decisión del distrito de reducir la cantidad de suspensiones y expulsiones a través de la recientemente anunciada Asociación de Justicia Escolar, que replantea la forma en que el distrito maneja la disciplina.

El dinero de la Legislatura incluye aproximadamente 38 millones de dólares durante el bienio para oficiales de policía y trabajadores de salud mental, y aproximadamente 17 millones de dólares para mejoras en las instalaciones escolares.

Preocupaciones de los padres

Mientras tanto, los padres, los estudiantes y el personal todavía están procesando las noticias.

Yvonne Wallace, cuyo hijo está ingresando a su segundo año en la Preparatoria Básica, expresó que se quedó estupefacta cuando escuchó la noticia.

Ella argumentó que las escuelas no tienen los recursos para controlar a los estudiantes que están causando problemas. El corte, explicó, fue una reacción instintiva ante los maestros que amenazaban hacer huelgas.

“¿Qué sucederá cuando un niño o un maestro se lastime porque no tenían esa persona extra para vagar por los pasillos o no tenían la persona adicional que podría ser la conexión con la policía de Henderson?” se preguntó.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
Add Event

You May Like