88°F
weather icon Partly Cloudy

Documentos sugieren que los Diamondbacks y Las Vegas mantuvieron conversaciones secretas sobre una reubicación

Los Diamondbacks de Arizona firmaron un acuerdo de confidencialidad con la ciudad de Las Vegas hace más de un año, lo que sugiere que la ciudad más grande de Nevada podría haber seguido a la ciudad de Henderson al analizar la posible reubicación del equipo de las Grandes Ligas de Phoenix.

No está claro exactamente hasta dónde han avanzado las discusiones entre Las Vegas y los Diamondbacks o si esas conversaciones están en curso. El acuerdo de confidencialidad indicó que ambas partes estaban evaluando o buscando “ciertas oportunidades de beneficio mutuo”.

El acuerdo entre la ciudad de Las Vegas y los Diamondbacks se ejecutó el 14 de agosto de 2018, según una copia obtenida por el Review-Journal.

Se aprobó solo dos semanas después de que el club firmó un acuerdo de confidencialidad con la ciudad de Henderson, que propuso un estadio de béisbol estimado en mil millones de dólares para los Diamondbacks, informó el mes pasado el Review-Journal.

Pero cualquier propuesta formal que Las Vegas pudo haber presentado se mantuvo confidencial. Bill Arent, director de desarrollo económico de la ciudad, notificó a los Diamondbacks sobre una solicitud de registros públicos presentada por el Review-Journal en busca de comunicaciones electrónicas entre las dos partes. En una carta enviada a Arent el martes, los Diamondbacks solicitaron que la ciudad no divulgara tales comunicaciones, citando un estatuto de Nevada que exige que una agencia de desarrollo económico formada por la ciudad mantenga los registros confidenciales a pedido de un cliente.

El equipo ha expresado su deseo de permanecer en Arizona y mejorar Chase Field, el estadio del centro de Phoenix que ha sido el hogar del equipo desde su temporada de apertura en 1998. Pero los Diamondbacks no han cerrado la puerta a la reubicación, reiterando la posibilidad en la carta del martes y en un comunicado el jueves.

“Nos enfocamos en Arizona y en una solución local, y no hemos tomado ninguna determinación sobre el futuro estadio para los Diamondbacks”, mencionó un vocero del equipo.

La ciudad de Las Vegas se ve a sí misma como una ciudad deportiva profesional, y la alcaldesa Carolyn Goodman ha dejado en claro que quiere que la ciudad tenga una franquicia en todas las grandes ligas deportivas. Su esposo, Óscar Goodman, quien la precedió como alcalde, tenía objetivos similares. La ciudad está en conversaciones con un desarrollador sobre un nuevo estadio cerca del centro mientras busca una franquicia de expansión de la Major League Soccer.

El sur de Nevada ya cuenta con una franquicia de la Liga Nacional de Hockey, Vegas Golden Knights, y un equipo de la WNBA, Las Vegas Aces. Los Oakland Raiders de la NFL se mudarán a un nuevo estadio con cúpula en Las Vegas el próximo año.

“¿Tomaríamos la Major League Baseball? ¡Claro!”, aseveró Goodman en una entrevista telefónica. “Es solo cuestión de tiempo”.

Pero también advirtió contra el exagerado progreso, llamándose a sí misma “orientada a los resultados” y añadió que cree que Arizona quiere quedarse con los Diamondbacks.

“Las conversaciones son geniales, pero yo soy una persona de acuerdos finales”, recalcó. “Todo el mundo puede alentarlo, ‘esto puede suceder’, pero a mí no me gusta hablar de un ‘puede’”.

Goodman también dio un tono cauteloso, dada la historia de la ciudad de haber sido utilizada como palanca por las principales franquicias deportivas.

“No vamos a ser una moneda de cambio para que las entidades privadas nos utilicen para obtener un mejor trato para ir a donde creen que podrían estar”, concluyó.

Confidentiality Agreement by Las Vegas Review-Journal on Scribd

Public Records Request Letter by Las Vegas Review-Journal on Scribd

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.