Done Vida: La Caminata de la Esperanza por un regalo de vida

Con el objetivo de conmemorar a todas aquellas personas que antes de fallecer decidieron donar sus órganos, Nevada Donor Network realizó la Caminata de la Esperanza en las instalaciones de la Universidad de Nevada Las Vegas (UNLV), donde más de 400 participantes se unieron para fomentar la donación de órganos, ya que actualmente son más de 118,000 individuos los que esperan un ‘regalo de vida’ en Estados Unidos.

La coordinadora de alcance multicultural de Nevada Donor Network, Alma Rodríguez, mencionó que esta organización se dedica a buscar donantes cada día y priorizar los órganos para las personas que esperan en el ‘Estado de Plata’, ya que en la actualidad son 576.

“De las 576, el 90 por ciento espera un trasplante de riñón, por distintas razones pero es el órgano más necesitado. Las estadísticas dicen que más de 324 vidas fueron salvadas en el estado de Nevada solamente durante el año pasado (2016), en el transcurso de 12 meses pudimos obtener más de 300 órganos donados para salvar esas vidas.

De las personas fallecidas en Nevada que son donantes, sus órganos primeros son distribuidos en el estado y después a nivel nacional. Solamente tenemos un centro de trasplante en Nevada que es UMC y solo se pueden trasplantar los riñones”, acotó Rodríguez.

La integrante de Nevada Donor Network agregó que entre la comunidad hispana existen algunos mitos por los cuales posiblemente las personas no se registran como donantes de órganos, el motivo puede ser porque creen que tras algún problema salud o accidente los médicos no harían el trabajo necesario para salvarlos o porque consideran que el costo por trasplantar sus órganos tendría que ser pagado por sus familiares, situaciones que son totalmente falsas.

“A nivel estatal estamos en 41 por ciento siendo que las estadísticas nos dicen que más del 90 por ciento apoyan y fomentan la donación pero menos del 50 por ciento de los residentes mayores de 18 años son los que se registran como donantes. Estatalmente estamos en un lugar muy bajo en comparación con otros estados.

La espera es diferente basada al órgano que se necesita, en promedio para esperar un riñón puede ser de uno a cuatro años, hay gente en la lista que espera seis años, la espera de un corazón puede variar de dos a tres años. En esta espera fallece gente, 22 personas fallecen cada día esperando un órgano”, comentó Rodríguez.

Aunque la cifra es menor a la mitad de la población, es importante mencionar que en Nevada son más de 950,000 personas las que se han inscrito como donantes de órganos, córneas y tejidos, no obstante, este es un tema que aún se debe incentivar entre la comunidad.

En el evento realizado el sábado 15 de abril estuvo presente Alma Cabrera y su familia, quien ha vivido ambos aspectos, el de donar los órganos de su hijo fallecido y el de recibir un ‘regalo de vida’ para su hija.

“Desde que tenía 18 años he estado registrada para ser donante, tengo un hijo que falleció y decidí donar sus órganos porque me hija también estaba enferma y su riñón ya estaba afectado, entonces hice esa decisión por mi hijo porque él era una persona que le gustaba ayudar a todo mundo, sé que él estaría de acuerdo”, dijo Cabrera.

Las dos corneas del hijo Alma fueron donadas a dos adultos mayores, quienes tuvieron la oportunidad de recuperar la vista, una satisfacción que ha quedado en todos los miembros de la familia Cabrera.

“A mi hija le donaron un riñón el año pasado, estaba en diálisis, se observaba deprimida y muy cansada, su vida dio un cambio total cuando le dieron su riñón. Quisiera que la gente tenga más abierta la mente en ser donantes porque es el regalo más grande que puedes dar en tu vida, dar vida”, sentenció Cabrera.

Por su parte Arlett Valencia compartió con El Tiempo un poco de su historia, debido a una enfermedad sus riñones empezaron a fallar, ella vivió un momento de relativa tranquilidad cuando le informaron que recibiría un nuevo órgano, sin embargo, dos años más tarde la situación comenzaría a complicarse nuevamente.

“Tengo 37 años de edad y desde los siete años me diagnosticaron con diabetes, mis riñones empezaron a fallar a causa de eso y ya no podían más a causa del páncreas. Me pusieron en la lista para trasplante de riñón y páncreas, cuando me hablaron para un trasplante solo me ofrecieron un riñón, no el páncreas, de todos modos ocupo los dos.

Como yo no aguantaba más las diálisis, hacer eso todos los días, quise tomar esa opción que me dieron de solamente un riñón. Ahora estaba trabajando para que me pusieran en la lista para un páncreas pero me han dicho que este riñón que tengo no se ve muy bien, porque la diabetes lo está afectando, todavía no tengo ni dos años de haberlo recibido. Están viendo si mejora el órgano y me ponen en la lista solo para páncreas o si empeora para ponerme en la lista de riñón y páncreas otra vez”, relató Valencia.

El trasplante de riñón que recibió Arlett fue realizado el 10 de octubre del 2015, lamentablemente la diabetes es una enfermedad que le ha seguido afectando el funcionamiento del mismo. Ahora su mayor deseo es que su estado de salud no se complique para no tener que volver al proceso de diálisis.

“No se puede describir, no se puede decirle a alguien porque tú no lo estás sintiendo, si te digo que no me puedo levantar o no puedo hacer tal cosa porque tengo mucho dolor en prácticamente toda la espalda y no sé porqué, es muy difícil explicarlo, me despertaba conectada a una máquina y me dormía conectada a una máquina”, expresó Valencia.

Fueron tres años y medios los que Arlett tuvo que esperar para recibir un riñón, por lo que exhorta a la comunidad hispana de Nevada a registrarse para ser donante de órganos, ya que literalmente le regalarían una esperanza de vida a una persona que lo necesite. Es importante resaltar que los órganos se donarían ya que el donante haya fallecido.

“No esperen hasta que uno de sus familiares o conocidos necesiten un trasplante, porque los hispanos y los afroamericanos somos los que menos nos registramos, pero somos lo que más lo ocupamos. Es muy frustrante esperar por un trasplante, pero a la misma vez sabemos que la gente no se está registrando para hacerlo, cómo vamos a tener esperanza si la gente no se registra para ser donador de órganos. Si la gente hispana no se registra no podemos tener esa gran esperanza que tienen otros orígenes étnicos”, finalizó Valencia.

Para más información en español sobre la donación de órganos y cómo registrarse, llame al

702-796-8222 o visite www.nvdonor.org.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like