Dozier afirma que la vida bajo cadena perpetua es “una existencia deshonrosa”

El condenado prisionero de Nevada, Scott Dozier, desea morir, pero niega haber intentado quitarse la vida después de que su ejecución fuera cancelada.

“La responsabilidad del estado es ejecutarme”, comentó en una entrevista telefónica el miércoles por la tarde. “He estado listo para irme ya por dos años”.

En las recientes presentaciones judiciales, los abogados defensores indicaron que Dozier se había deteriorado al pasar tiempo aislado y le pidieron a un juez que pusiera fin a la práctica.

Los funcionarios de la prisión respondieron que no tenían más remedio que aislar a Dozier después de que realizara reiteradas amenazas sobre su suicidio y tomara medidas para seguir adelante con las mismas.

Dozier describió la vida bajo cadena perpetua como “una existencia deshonrosa”.

“No es que sea difícil”, dijo. “Es monótono y no cumple con mis estándares”.

El recluso mencionó que “todavía le gustaría ser un adulto positivo y contribuyente”.

En cambio, respondió: “Estoy tomando más de lo que ofrezco”.

Nevada pudo haber matado a Dozier hace más de un año, como solicitó.

Pero los abogados de la oficina del fiscal general apelaron la decisión de un juez de bloquear una droga paralítica del cóctel de inyección letal de tres drogas del estado. Se opusieron a proseguir con sólo dos drogas.

“Eso es lo que están haciendo”, señaló Dozier sobre el retraso.

Ocho meses después, Dozier estaba a horas de morir cuando se le prohibió al estado utilizar un sedante para ejecutarlo. Nuevamente, la oficina del fiscal general recurrió a un tribunal superior en un esfuerzo por seguir adelante con las tres drogas.

Y así, Dozier se sienta en la prisión estatal de Ely, que en ocasiones se transfiere de la población general de cadena perpetua a una celda aislada.

Ganas de morir

En una carta a su juez de primera instancia y abogados, Dozier renunció a sus apelaciones en octubre de 2016.

Sugirió en la entrevista de esta semana, que se limitó a 15 minutos, que es poco probable que cambie su deseo de ejecución, en lugar del encarcelamiento. Pero la ley sobre la pena capital podría modificarse bajo un nuevo fiscal general y gobernador, que asumirá el cargo el próximo mes.

“Ciertamente he entretenido eso”, comentó Dozier. “Pero eso nos vuelve a poner donde estábamos antes”.

En una entrevista reciente, el nuevo Fiscal General, Aaron Ford, un demócrata que se opone a la pena de muerte, se negó a decir si retiraría las apelaciones.

A principios de este mes, los abogados de Dozier escribieron que había sido privado de “necesidades humanas básicas”, mientras que la oficina del fiscal general apeló las sentencias de drogas por inyección letal ante la Corte Suprema de Nevada.

En una llamada telefónica registrada en la prisión del 5 de octubre, archivada en documentos judiciales, Dozier mencionó que “va a hacer una gran tarea por el hecho de que está retenido involuntariamente, contra su voluntad, siente que está recluido en cautiverio y obligado a participar en un programa de asesoramiento obligatorio. Quiere poner por escrito que está aquí involuntariamente”.

Está representado por los mismos defensores públicos federales que intentaron garantizar que su ejecución se llevara a cabo de manera humana, lo que llevó a un juez a bloquear el cisatracurio paralítico del protocolo de ejecución de la prisión.

La ejecución de Dozier se detuvo recientemente en julio después de que la compañía farmacéutica Alvogen demandara al sistema penitenciario por el uso de su midazolam como sedante.

Fue sentenciado a morir en 2007 después de asesinato en primer grado y condenas por robo en el asesinato de Jeremiah Miller. Dozier tuvo una condena por asesinato en Arizona antes de ser llevado a Nevada para enfrentar cargos por la muerte de Miller.

“La vida es bastante buena”

Dozier caracterizó los informes de noticias sobre las recientes presentaciones judiciales y reclamos del sistema penitenciario como “solo un 10 por ciento de precisión”, pero se negó a entrar en detalles, citando el litigio.

“En términos relativos, mi vida es bastante buena”, afirmó, refiriéndose al apoyo familiar.

Los abogados de la prisión agregaron que el preso intentó introducir de contrabando “drogas potentes” que parecían contener fentanilo a través del sistema de correo de la prisión. El fentanilo es uno de los medicamentos enumerados en el cóctel de inyección letal del estado.

Los oficiales de corrección también encontraron dos cuchillas de afeitar y un cortauñas en la celda de Dozier.

Dozier informó que nunca recibió un paquete de su hermana, que incluía zapatillas Reebok, jabón Old Spice Swagger, loción corporal Nivea, anti-transpirante Suave, pasta de dientes Colgate, audífonos Skull Candy, bolígrafos, una camiseta sin mangas, camisas con cuello en V, calzoncillos boxer y 10 páginas de un libro de texto sobre el sistema cardiovascular de la cabeza y el cuello.

Dozier y otro miembro de su familia le reportaron al Las Vegas Review-Journal que él había solicitado la descripción de la anatomía porque dedica tiempo a la creación de obras de arte. Una página de Facebook gestionada por familiares muestra algunos de sus dibujos.

Pero los funcionarios de la prisión se centraron en extractos que detallan el resultado potencialmente fatal de una arteria cortada.

“Por lo general, se desangrará en cuestión de minutos si no hay ayuda médica”, se lee en el texto. “Incluso con ayuda médica, las posibilidades de supervivencia son escasas”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like