EEUU afronta su jornada más helada en 40 años

Dos terceras partes de Estados Unidos amanecieron bajo un manto blanco y con temperaturas que alcanzaron niveles históricos, agravando el caos en el sistema aéreo y obligando al cierre de escuelas y oficinas de gobierno. La costa este y el medio oeste de EEUU afronta este martes su jornada más gélida en cuatro décadas.

Esta intensa ola de frío, provocada por un vórtice polar, alcanzará su apogeo entre la noche del martes y el miércoles, cuando las temperaturas recuperarán los niveles normales de esta época, e incluso podrían subir más de lo normal para enero durante el fin de semana.

El vórtice polar, la palabra más oída en EEUU en las últimas 24 horas, es un ciclón de aire extremadamente frío situado normalmente en el norte de Canadá, pero que estos días se ha desplazado hacia el sur acompañado de fuertes ráfagas de viento.

Este fenómeno ha llevado la alarma al noreste y el medio oeste del país, donde se han cerrado escuelas, cancelado miles de vuelos, y recomendando de manera ferviente a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, no salgan de sus casas.

Minnesota ya ha visto bajar sus termómetros hasta los -48 grados celsius, mientras que Chicago verá descender la temperatura hasta los -45 grados, y Detroit registrará 37 grados bajo cero.

En Indianápolis las autoridades mantuvieron el cierre de escuelas y negocios por segundo día consecutivo, así como la prohibición general para conducir, exceptuando además de la policía a vehículos en labores de emergencia, tales como ambulancias y bomberos.

En esa capital la mayoría de los sistemas de educación básica mantuvieron clases, en algunos casos con atrasos de dos horas, al igual que las oficinas de gobierno federal y locales.

En Washington, acostumbrada a temperaturas algo más amables que otras ciudades vecinas, la temperatura descenderá hasta los 20 grados bajo cero, algo que hasta hoy no había conocido ningún washingtoniano menor de 40 años.

Minnesota ya ha visto bajar sus termómetros hasta los -48 grados celsius, mientras que Chicago verá descender la temperatura hasta los -45 grados, y Detroit registrará 37 grados bajo cero.

En Indianápolis las autoridades mantuvieron el cierre de escuelas y negocios por segundo día consecutivo, así como la prohibición general para conducir, exceptuando además de la policía a vehículos en labores de emergencia, tales como ambulancias y bomberos.

En esa capital la mayoría de los sistemas de educación básica mantuvieron clases, en algunos casos con atrasos de dos horas, al igual que las oficinas de gobierno federal y locales.

En Washington, acostumbrada a temperaturas algo más amables que otras ciudades vecinas, la temperatura descenderá hasta los 20 grados bajo cero, algo que hasta hoy no había conocido ningún washingtoniano menor de 40 años.

Aunque el “torbellino polar” golpeó con más fuerza al noreste, sus efectos se sintieron en estados del sur como Georgia, Texas y Florida, donde muchos agricultores cuidaban sus cosechas ante la posibilidad de que las temperaturas pudieran descender a grados de congelación.

El frío que se registrará este martes en buena parte de EEUU es tal que, como han demostrado repetidas veces los reporteros de las televisiones estadounidenses, el agua caliente de un vaso lanzada al aire se convierte automáticamente en nieve.

Este severo frente afecta a 140 millones de personas de 26 estados y ha provocado ya unas 4 mil cancelaciones de vuelos, más de 9 mil retrasos, miles de cortes de luz, y más de una decena de muertes.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like