El alto precio del dólar provoca que mexicanos en EE.UU. envíen más remesas familiares

El peso ha perdido terreno frente al dólar, incluso ha rebasado la barrera de las 20 monedas mexicanas -en 2015 el tipo de cambio fue de 15.87 pesos-. Eso ha traído efectos positivos y negativos en la economía del país y en la familiar, debido a que en los últimos seis meses se ha detectado un repunte en las remesas que llegan desde Estados Unidos.

Los migrantes mexicanos y los residentes estadounidenses de origen mexicano han mandado más dólares de los que México obtiene con la venta de petróleo. De enero a julio de 2016, las remesas de los mexicanos en el exterior sumaron 15,390 millones de dólares, mientras que la empresa Pemex obtuvo 6,450 millones de dólares por la venta del hidrocarburo.

Para la banca, como BBVA Bancomer, el incremento de remesas está asociado con la subida del dólar y eso ha beneficiado a la economía familiar, incluso se estima que ese dinero llega al gasto corriente (que sirve para el pago de nóminas, servicios, materiales, entre otros).

El Anuario de Migración y Remesas México 2016 refiere que la mayoría de los 12.2 millones de migrantes y 37 millones de residentes de origen mexicano tiene trabajo, quienes son una fuerza económica tanto para Estados Unidos como para México.

Este martes el dólar se cotizó arriba de los 20 pesos mexicanos. Para Juan Castaingts Teillery, economista y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), algunos de los efectos negativos son que la deuda externa aumenta, los productos importados se encarecen y la moneda se deprecia, generando inflación y afectando a los bolsillos de las familias mexicanas.

El experto agregó que la especulación de los inversionistas crece por lo que sucede en la campaña presidencial de EEUU donde el republicano Donald Trump ha crecido en encuestas. Otro factor que ha generado incertidumbre en los mercados es la reunión entre los funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos, pues ellos definirán el miércoles si suben o no las tasas de interés.

“Si suben las tasas de interés sube el dólar”, explicó Juan Castaingts Teillery, quien agregó que hasta el momento la depreciación del preso mexicano ha sido por fenómenos exteriores, como la caída de los precios del petróleo.

La definición que tenga la Reserva Federal de Estados Unidos pondrá presión al gobierno mexicano, el cual trazará su plan de acción el próximo 29 de septiembre, pues cuenta con varios mecanismos de situaciones extraordinarias para mantener la liquidez.

En tanto, las recomendaciones que ha hecho el gobierno en el pasado, así como analistas económicos son: pagar deudas, valorar la compra de artículos extranjeros y no comprar dólares con fines de revenderlos porque puede ser riesgoso.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like