El amor; la mejor terapia para el autismo

El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente permanece durante toda la vida de la persona que lo padece. Actualmente se diagnostica con autismo a 1 de cada 68 personas y a 1 de cada 42 niños varones, lo cual hace de esta condición una de las más comunes. Abril se ha asignado como el Mes de la Concientización del Autismo. Las familias que tiene un niño con este desorden dicen no sentirse afectadas sino afortunadas, saben que esta situación es un aprendizaje diario en sus hogares.

Elda Pérez, es madre de una niña que padece de autismo y compartió su historia con El Tiempo.

“Mi niña tiene 10 años, tiene autismo y fue diagnosticada a los cuatro años. Aproximadamente cuatro años antes de que naciera ella trabajé con muchachos que tenían autismo, entonces sí sabía que era. Ella es mi tercer hija, cuando nació vi que actuaba diferente en todo, lloraba más, estaba un poco más intranquila y con mis otros hijos fue completamente diferente”.

Pérez notó cierta violencia en el comportamiento de su hija, ya que a los cuatro años de edad la menor golpeaba a los familiares que tenía cerca, situación que la condujo a llevarla a una evaluación médica que constó de más de dos opiniones distintas.

“El primer doctor me dijo que no tenía que esperar hasta que tuviera siete años para que le empezaran a dar tratamiento; fui por una segunda opinión y me mandaron con una neuróloga, quien fue la que le diagnosticó con autismo. Cuando la diagnosticaron yo lloré mucho, lo primero que pensé era qué iba pasar cuando yo no esté, qué va a ser de ella, era lo que a mí me dolía y hasta ahora es lo que siento”, comentó Pérez.

La madre y ama de casa añadió que en ciertos momentos no sabía qué hacer, por lo que decidió acudir a las conferencias impartidas por el Centro Lovaas con la intención de entender de mejor manera algo con lo que vivía diariamente, el autismo.

“No ha sido fácil, ha estado mucho en terapias (su hija), al principio le daban medicamentos pero no me gustaba porque ella parecía un ‘zombie’, le quité los medicamentos y le dije al doctor que solamente con la terapia íbamos a seguir y ha cambiado mucho su forma de ser. Encontramos a Azul Blue y con el programa de soccer ella se está integrando un poco más con la gente, porque ella no interactúa mucho”, mencionó Pérez.

La madre se mostró agradecida con el apoyo recibido por la organización Azul Blue, la cual va dirigida principalmente a la comunidad hispana del sur de Nevada.

“Me encanta el trabajo que están haciendo, la primer semana que vine me sentí muy feliz porque era la primera vez que yo como mamá entraba al mundo de mi hija, le agradezco mucho a los fundadores de esta organización por todo lo que están haciendo por nuestros hijos”, sentenció Pérez.

El 3 de abril se llevó a cabo la cuarta conferencia anual denominada Día Azul, la cual se centró en explicar medicamente a las personas asistentes sobre el autismo, además de responder las preguntas de los padres de familia de niños autistas. Este evento fue organizado por Azul Blue, dirigido por su fundadora, Olivia Espinoza.

“Invitamos a profesionales porque queremos aprender de ellos. Es importante para nosotros como padres siempre educarnos, es como entrar a una universidad sin saber cuándo nos vamos a graduar porque es estar constantemente estudiando”, acotó Espinoza.

La fundadora de Azul Blue expresó que lo más importante para las familias de niños autistas es crear conciencia, ya que para ellos la situación es vivida diariamente en casa, pero específicamente en abril es cuando buscan informar a la comunidad sobre lo que ellos viven día con día.

“Crear conciencia es de vital importancia, el autismo ya no solo concierne a los padres de niños con autismo sino a toda la comunidad en general por el incremento que ha habido, es nuestra obligación como ciudadanos saber más acerca del autismo”, consideró Espinoza.

Es importante mencionar que recientemente se realizó la primera sesión legislativa referente a la propuesta de ley SB 224, la cual fue introducida por la senadora republicana Becky Harris tras escuchar las preocupaciones de padres hispanos por tener cámaras de vigilancia en las aulas de clase para niños especiales.

“Por muchos años ha habido muchos casos de abuso en las escuelas y no había una solución al respecto en prevenir qué poder hacer. Se había tratado el tema de las cámaras desde hace mucho tiempo, sin embargo, no se había podido lograr nada. Hace dos años aproximadamente se inició con una junta para esto, nosotros como padres no sabíamos sobre este procedimiento, pero con orgullo podemos decir que aún sin saber y siendo hispanos pudimos alcanzarlo, hacer llegar la SB 224, lo cual es un gran logro, no es fácil pero sí se puede lograr”, aseveró la fundadora de Azul Blue.

Aunque es consciente de que las cámaras de vigilancia quizá no solucionen en su totalidad el problema de abuso escolar, Olivia Espinoza considera que de lograr la implementación de esta propuesta de ley podría ayudar en gran medida a prevenir dicha situación.

“Estamos muy agradecidos con la senadora Becky Harris por tomarse el tiempo, por preocuparse por nosotros y nuestras necesidades, ella fue quien lanzó esta propuesta. El CCSD (Distrito Escolar del Condado Clark) está a favor de esto, es un paso muy grande, pero una de las barreras que nos vamos a topar es lo económico, ¿cómo poner esas cámaras?”, dijo Espinoza.

Una de las actividades más exitosas de Azul Blue es el campamento de fútbol, el cual tiene un significado más grande que practicar este deporte, ya que ha sido un proyecto que ha creado posibilidades en áreas que no fueron exploradas o que algunos especialistas pensaron que demorarían cierto tiempo en lograrse, así lo expresó el iniciador de esta actividad, Luis Villalobos.

“Nunca olvidaré el día que los terapeutas de mi hijo me dijeron: ‘Lo siento señor, hemos tratado de enseñarle a patear un balón por un par de meses y creemos que Mathew no tendrá éxito, tal vez hasta que sea joven adulto’. Miré a mi hijo a los ojos y le dije: ‘Creo en ti y sé que tomará tiempo, pero lo lograrás y te ayudaré a lograrlo”, relató el señor Villalobos.

Azul Blue invita a todos los padres de niños y jóvenes autistas a unirse a cualquiera de sus actividades, además de cualquier persona que desee sumarse a esta causa como voluntario. Para más información visite

www.azulblue.org o llame al 702-586-0737.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like