“El camino hacia el 2020”

Con el objetivo de dar a conocer el rol que desempeñan los miembros del equipo que coordinará las actividades del Censo 2020, se llevó a cabo una reunión, el viernes 19 de abril, en las oficinas de Telemundo, donde se precisó la importante necesidad de conocer los distintos aspectos sobre la participación de la gente en el censo.

La Constitución exige un censo cada 10 años, y los resultados determinan cuántos miembros obtiene cada estado en la Cámara de Representantes. Los datos también se utilizan para calcular la participación de fondos de un gobierno local en muchos programas federales.

En el Sur de Nevada, hay seis empleados de tiempo completo que ya están trabajando para lograr que la participación de la gente sea completa, ya que hay preocupación de que grupos minoritarios no contesten el cuestionario, debido –entre otras cosas- a la desconfianza que se ha extendido, por ejemplo, con la posible pregunta de la ciudadanía que la administración actual desea incluir en el censo 2020.

Arlene Álvarez, trabajadora del censo y ex-organizadora comunitaria de Mi Familia Vota, compartió a El Tiempo que los fondos federales son parte fundamental del proceso educativo respecto al censo. “Cuando se habla de cosas tangibles en su comunidad, es una de las razones principales por las que las personas deben responder al censo”, señaló Álvarez, precisando que “el cuestionario del censo toma 10 minutos en completarse y te afecta por 10 años”.

El conteo empieza en la primavera del 2020, y las oficinas del Sur de Nevada abrirán sus puertas en el verano, para dar tiempo a la organización de la gente. “La importancia de que la gente participe en el proceso tiene muchas vertientes, una de ellas es la representación política; dado que vivimos en una democracia, nuestra representación depende del conteo, si la población no se cuenta se puede caer en la baja representación. A nivel estatal, en base al resultado del censo, se establecen las líneas de jurisdicciones para el Senado, la Asamblea y entidades municipales, pero también afecta al Distrito Escolar, lo cual tiene mucho impacto en la educación”, explicó Álvarez agregando que “la asignación de fondos es otra cosa importante. Muchos programas sociales que tenemos dependen del censo, como por ejemplo Headstart, para niños de pre-kinder, la asignación de recursos a escuelas de bajos ingresos, el Medicaid, el programa Nevada Check Up para los niños y las estampillas, pero también en infraestructura”.

Las respuestas del cuestionario del censo son confidenciales, ni el gobierno puede acceder a esa información. “Al respecto tengo que enfatizar que sabemos de la desconfianza de algunas personas, pero sus datos son estrictamente confidenciales, nosotros dependemos del Departamento de Comercio y sus respuestas las manejamos en formato estadístico, por ley no se comparte a ninguna agencia, vamos, ni al presidente”.

Sobre la pregunta de la ciudadanía que ha causado cierta indignación entre grupos defensores de la comunidad inmigrante, Álvarez mencionó que la Corte Suprema escuchará los argumentos y tendrá una decisión para junio.

Los beneficios de responder al cuestionario son muchos, quizá demore más de 10 minutos llenar la forma si es de una familia numerosa, pero también el impacto positivo que tendrá será mucho mayor. “Los mayores beneficios que podrá palpar la comunidad latina quizá se apuntalen en la educación, ya que el Condado Clark es el quinto distrito más grande de la nación y en el que las clases son muy grandes (cantidad de niños por aula), entonces con mayores recursos habrá la oportunidad de tener más maestros… Si nos hacemos contar, podrá ver nuestro gobierno que estamos presentes y las necesidades que tenemos”, terminó diciendo Álvarez.

El equipo, en el que se encuentra Arlene Álvarez, también cuenta con Edgar Ramos y Jorge Rangel, quienes hablan español.

“Tenemos la vocación de ayudar a las organizaciones a conocer todo lo relacionado al censo y hacer que nos ayuden a llegar a su comunidad”, comentó por otro lado Jorge Rangel, un veterano de la Marina de 45 años y oficial de policía retirado.

El Censo 2020 es muy importante para el estado, si el 1% de residentes no participan, Nevada podría perder casi 170 millones de dólares, lo que ha generado preocupación entre funcionarios como la presidente de la Comisión del Condado Clark, Marilyn Kirkpatrick, quien expresó recientemente que “hay mucho en juego para garantizar que tengamos la información correcta sobre quién vive en Nevada”.

Contacte a Frank Alejandre en: falejandre@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like