90°F
weather icon Partly Cloudy

El contrato de consultoría de la LVCVA de Ralenkotter está en riesgo de ser eliminado

La junta y los ejecutivos de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA, por su sigla en inglés) revisarán el contrato de consultoría de 15 mil dólares al mes del ex director ejecutivo Rossi Ralenkotter a la luz de los cargos por delitos graves en su contra para determinar si se rescinde el acuerdo, reportó el presidente de la junta el martes.

El presidente Larry Brown, comisionado del Condado de Clark, también le informó al Review-Journal que el sucesor de Ralenkotter, Steve Hill, podría cancelar el contrato, ya que contiene un lenguaje que permite la terminación “por cualquier motivo”.

Hill declinó hacer comentarios.

“El comité ejecutivo trabajará con el presidente Hill, analizará los cargos, el debido proceso y discutirá qué opciones hay”, destacó Brown después de la reunión de la junta de la LVCVA del martes. “Desde la perspectiva de la Autoridad, es hora de seguir adelante”.

La junta de la LVCVA contrató a Ralenkotter como consultor durante 18 meses después de su retiro en agosto de 2018.

El martes temprano, Ralenkotter evitó una orden de arresto y compareció ante el Tribunal de Justicia para enfrentar cargos por el caso de las tarjetas de regalo de Southwest Airlines compradas por la agencia financiada con impuestos. Su esposa, Mary Jo Ralenkotter, estaba a su lado mientras esperaba que llamaran a su caso. Vestido con un traje gris sin corbata, parecía incómodo en la sala del tribunal.

Los fiscales presentaron cargos de delito grave el lunes contra Ralenkotter, dos de sus principales ex ejecutivos y un empleado de Southwest por la malversación de 90 mil dólares en tarjetas de regalo de la aerolínea.

La queja de siete cargos se produce después de una investigación de un año de la LVCVA que, según la policía, fue provocada por los reportajes del Review-Journal que revelaron las compras secretas de las tarjetas. El periódico ha estado investigando el gasto excesivo y la poca responsabilidad de los obsequios al personal y los miembros de la junta, la mayoría de los cuales ocurrieron durante el mandato de Ralenkotter.

Reconsideración de la junta

Días antes de que la junta de la LVCVA aprobara un acuerdo de retiro de 455 mil dólares para Ralenkotter en agosto de 2018, la policía de Las Vegas dio el paso inusual de proporcionarle al presidente de la junta, Lawrence Weekly, una carta que indicaba que la policía no tenía pruebas suficientes para acusar a Ralenkotter en ese momento.

Weekly, quien confesó haber gastado mil 400 dólares de las tarjetas de regalo en un viaje con su hija, había solicitado la carta. Le pagó 700 dólares a la agencia.

El martes, Weekly mencionó que estaba trabajando con la mejor información que tenía en ese momento.

“Creo que fue realmente prematuro en ese momento y los hechos estaban allí en términos de su participación”, detalló. “Hubiera sido demasiado prematuro tomar esa decisión en ese momento”.

Pero Ralenkotter admitió haber utilizado cerca de 17 mil dólares de las tarjetas para viajes personales con su familia y devolvió el dinero.

Brown dijo que espera que el final de la investigación criminal permita a la agencia gubernamental (encargada de promover el turismo en Las Vegas) volver al negocio de atraer visitantes.

“Es la historia la que ha culminado ahora”, mencionó. “Me centraría más en lo que esta Autoridad y la junta actual han hecho en los últimos 18 meses para aumentar la transparencia, tener más responsabilidad, analizar las políticas que guían a nuestros empleados y nuestra junta, y creo que hemos avanzado un largo camino”.

Tanto Brown como Weekly elogiaron a Ralenkotter a pesar de las acusaciones.

“El problema de las tarjetas de regalo, eso es una cosa, y es muy obvio con los cargos. Pero en algún lugar de este lado del libro mayor hay 45 años de un caballero que dedicó su vida a esta organización, a esta comunidad e hizo algunas cosas geniales”, agregó Brown.

Weekly estuvo de acuerdo.

“Es decepcionante y bastante triste”, opinó sobre los cargos. “Nadie nunca quiere ver a una persona realmente una buena tener que pasar por algo así”.

Caso de la Corte

Ralenkotter, de 72 años, compareció ante la jueza de paz de Las Vegas, Harmony Letizia el martes con su nuevo abogado, Tony Sgro, un veterano de muchos casos criminales de alto perfil. Posteriormente, ambos hombres declinaron hacer comentarios, aunque Ralenkotter previamente negó haber cometido un delito.

A pedido de Sgro, Letizia suspendió temporalmente la ejecución de la orden de arresto contra Ralenkotter para poder hacer una “visita” al Centro de Detención del Condado de Clark y luego ser liberado por su propio reconocimiento.

Letizia mantuvo la orden de arresto contra la ex directora de marketing de Ralenkotter, Cathy Tull, quien no compareció ante el tribunal. El jefe fiscal adjunto de distrito, Jay P. Raman, le dijo a la jueza que no había tenido contacto con el abogado de Tull.

Ralenkotter y Tull, de 52 años, fueron acusados ​​de robo y conducta inapropiada por parte de funcionarios públicos, ambos delitos graves.

A otro acusado, Brig Lawson, ex director de asociaciones comerciales de la LVCVA, se le permitió permanecer libre sin fianza. Se enfrenta a cargos de robo, falsificación y uso ilegal de dinero público. Su abogado aseguró que fabricará una defensa vigorosa contra los cargos.

La policía alega que Lawson, de 49 años, instruyó a los empleados de Southwest Airlines a ocultar las compras de tarjetas de regalo en facturas promocionales entre 2012 y 2017.

Uno de esos empleados, Eric Woodson, un ejecutivo de marketing de Southwest con sede en Dallas, recibió la orden el martes de entregarse a los oficiales de la prisión. Woodson, quien también enfrenta cargos de robo y falsificación, no se presentó en la corte, pero su abogada Keely Perdue prometió llevar a Woodson a Las Vegas.

Letizia programó una audiencia en dos semanas para establecer una fecha para una audiencia preliminar en función de determinar si Ralenlotter y los demás acusados deberían ser enjuiciados en el Tribunal de Distrito del Condado de Clark.

Los fiscales también tienen la opción de acudir a un gran jurado y obtener una acusación para trasladar el caso directamente al Tribunal de Distrito.

Raman declinó hacer comentarios después de la audiencia del martes.

El Review-Journal es propiedad de la familia del presidente y director ejecutivo de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands Corp. opera el Sands Expo & Convention Center, que compite con el Centro de Convenciones de Las Vegas operado por la LVCVA.

Criminal complaint in LVCVA gift card scandal by Las Vegas Review-Journal on Scribd

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.