El declive actual de las ventas de inmuebles en el sur de Nevada aumenta los precios

Todavía no hay suficientes casas en venta en el sur de Nevada.

Esa es la palabra de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Las Vegas (por sus siglas en inglés – GLVAR). Una declaración del miércoles del grupo señala que los precios de las viviendas en el sur de Nevada aumentaron nuevamente en febrero, mientras que las ventas retrocedieron. El culpable sigue siendo un suministro de viviendas cada vez menor, afirmó el grupo.

“Nuestra reducción en el suministro de viviendas finalmente puede estar alcanzándonos y ralentizando las ventas de nuestras viviendas”, detalló en el comunicado el presidente de GLVAR de 2018: Chris Bishop, agente de bienes raíces local desde hace mucho tiempo. “Las ventas han continuado aumentando en los últimos años, incluso cuando nuestro inventario ha estado bajando, pero con menos casas en el mercado cada mes, parece que era solo cuestión de tiempo antes de que comenzara a afectar las ventas”.

Mencionó que el sur de Nevada todavía tiene menos de dos meses de suministro de viviendas existentes disponibles para la venta cuando un suministro de seis meses se considera un mercado equilibrado.

El grupo informó que el precio promedio de las viviendas unifamiliares existentes vendidas en el sur de Nevada durante febrero a través de su Servicio de Listado Múltiple (MLS) fue de $275 mil. Eso es un 3.8 por ciento desde enero y un 14.6 por ciento desde febrero de 2017.

Al mismo tiempo, el precio medio de los condominios y casas adosadas locales vendidas en febrero fue de $150 mil, un 27.1 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

En total, se vendieron 2 mil 704 casas locales, condominios y casas adosadas en febrero. Las ventas de viviendas bajaron un 5.4 por ciento en comparación con el año anterior, pero las ventas de condominios y casas adosadas aumentaron un 1.8 por ciento.

A fines de febrero, informó GLVAR, se anunciaron 3 mil 653 viviendas unifamiliares sin ningún tipo de oferta. Eso es un 34.3 por ciento desde el año anterior.

Para condominios y casas adosadas, las 679 propiedades listadas sin ofertas en febrero representaron una caída del 10.4 por ciento desde el mismo punto el año pasado. El inventario de condominios y casas urbanas listadas para la venta es tan baja como lo ha sido desde 2004, señaló Bishop.

El descenso en las ventas de febrero es una desviación de la tendencia reciente en las ventas de viviendas, que ha estado aumentando en los últimos años. De hecho, GLVAR informó que las 46 mil 598 propiedades locales existentes vendidas durante 2017 lo convirtieron en el tercer mejor año de ventas registrado y el mejor año para las ventas de viviendas locales existentes desde 2011.

Pero las transacciones en efectivo son claramente menos comunes que en años anteriores. GLVAR informó que el 32.4 por ciento de todas las propiedades locales vendidas en febrero se compraron en efectivo, comparado con el 31.4 por ciento en febrero de 2017. Eso está muy por debajo del pico de 59.5 por ciento de febrero de 2013, indicando que los compradores e inversionistas en efectivo siguen activos pero están jugando un papel mucho más pequeño en el mercado inmobiliario local que el de hace cinco años.

Además, el número de las tan llamadas “ventas difíciles” sigue disminuyendo. El grupo informó que las ventas cortas y las ejecuciones hipotecarias combinadas representaron el 3.8 por ciento de todas las ventas de viviendas locales existentes en febrero, en comparación con el 10.6 por ciento del año anterior.

Las estadísticas de GLVAR incluyen actividad hasta fines de febrero de 2018. El grupo distribuye estadísticas cada mes a partir de los datos recopilados a través de su MLS, que no representa necesariamente las viviendas de nueva construcción vendidas por los constructores locales o las casas para la venta de los propietarios.

 

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like