El hermano de Pistorius, sospechoso de haber destruido pruebas

El hermano de Oscar Pistorius es sospechoso de haber borrado datos telefónicos que podrían haber sido útiles para la investigación sobre la muerte de Reeva Steenkamp a manos del campeón paralímpico sudafricano, informó el jueves la radio sudafricana EWN.

Pistorius, de 27 años, volverá a comparecer ante la justicia el 13 de octubre para el debate y pronunciamiento de la eventual pena que deberá purgar, tras haber sido hallado culpable de homicidio involuntario y absuelto del cargo de asesinato.

Según EWN, los investigadores llegaron a la conclusión de que Carl Pistorius sincronizó su ordenador con el iPhone de Oscar, lo que explicaría por qué el historial de llamadas y mensajes instantáneos desapareció del teléfono.

La radio señala que la policía pidió ayuda a los técnicos del fabricante Apple en Estados Unidos y asegura que el hermano de Pistorius, de 29 años, a punto estuvo de ser también inculpado.

Dos periodistas de este medio publican esta semana un libro sobre el drama.

La familia de Oscar reaccionó por adelantado a estas informaciones de EWN y aseguró “no tener conocimiento de una destrucción (de pruebas) efectuada por Oscar o a petición suya”, según un comunicado.

Revelan llamada teléfonica a su exnovia

Pero no es el único dato que está dando de qué hablar. Nuevas revelaciones indican que Pistorius hizo una llamada secreta, con una duración de nueve minutos, a su exnovia, a la que llamó Babyshoes para referirse a Jenna Edkins. Esto ocurrió unas horas antes de que muriera Reeva Stenkamp. Esta información la dio a conocer Eyewitness News de África.

Sin embargo, la policía dice que no sabe nada sobre la llamada y que nunca se mencionó durante el juicio, que finalizó el mes pasado y en donde se le encontró responsable de homicidio culposo.

No se ha dado a conocer el convetenido de la llamada teléfonica pero explicaron que se realizó alrededor de las 6 de la tarde. Pistorius mató a su novia Reeva Steenkamp, de 29 años, de cuatro disparos la noche de San Valentín de 2013 en su casa de Pretoria, mientras ella estaba encerrada en el baño.

El campeón paralímpico siempre sostuvo que creía disparar a un ladrón.

Fue finalmente hallado culpable de homicidio involuntario, una pena susceptible de prisión pero que no es automática.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like