El maquinista del tren descarrilado en NY se quedó dormido

El maquinista del tren que se descarriló el domingo en Nueva York ha admitido a los investigadores que se estaba quedando dormido antes del accidente, en el que murieron cuatro personas, informan diferentes medios locales.

William Rockefeller, de 46 años, habría “admitido indirectamente” a los investigadores que se quedó “dormido” antes de que el tren descarrilara al entrar en una curva pronunciada a casi el triple de la velocidad permitida, según fuentes de la investigación.

Al respecto, la corresponsal del diario español El Mundo, señala que un portavoz sindical reconoció que el conductor estaba “dando cabezadas” antes del impacto.

El rotativo agregó que Rockefeller, quien tenía 15 años de experiencia y conocía bien una curva identificada como peligrosa dentro de Metro-North que une Nueva York con las ciudades del norte del estado y del vecino Connecticut, no estaba ni borracho ni drogado, según la investigación preliminar, y aseguró haber dormido antes de ponerse a los mandos del tren que salía poco antes de las seis de la mañana.

De hecho los análisis indicaron que Rockefeller dio negativo en los controles de alcoholemia a los que fue sometido tras el accidente.

La agencia Efe señaló que en sus primeras declaraciones al Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), el maquinista efectivamente aseguró que no había consumido alcohol.

“No sé en lo que estaba pensando y de lo siguiente que me acuerdo es de pisar los frenos”, habría dicho Rockefeller, quien está siendo objeto de una investigación federal por lo ocurrido, según otras fuentes citadas por el periódico Daily News.

Earl Weener, portavoz de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, dijo que las pruebas sobre consumo de drogas aún están pendientes de resultado.

Entre otras cosas, los expertos de la NTSB están revisando los horarios del maquinista para determinar si trabajaba en exceso, según publicó The New York Times.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like