82°F
weather icon Partly Cloudy

Mitin en Henderson a favor de Trump presenta buenos argumentos en debate

La masiva manifestación del presidente Donald Trump el domingo por la tarde en Henderson ya ha provocado una multa contra su anfitrión, pero el gobernador de Nevada, Steve Sisolak, y los expertos en salud pública advirtieron el lunes que podrían producirse impactos mucho más profundos.

La ciudad de Henderson multó a Xtreme Manufacturing, propiedad del empresario y aliado de Trump, Don Ahern, con tres mil dólares por seis violaciones observadas de la orden del gobernador Steve Sisolak de limitar las reuniones públicas a no más de 50 personas debido a la pandemia de COVID-19, anunció el lunes.

Ahern y la campaña de Trump argumentaron el lunes que el mitin era una expresión de los derechos de la Primera Enmienda a reunirse y a la libre expresión. Los asesores locales y nacionales de Trump bromearon que Sisolak y los demócratas estatales no han tenido tales problemas con los casinos y las protestas que atraen a un número similar de personas.

Pero los demócratas y los funcionarios de salud subrayaron que una reunión en persona de más de 100 veces el límite estatal y 500 veces las directrices de la Casa Blanca para el Condado Clark podría conducir a la propagación masiva del virus.

El mitin

La campaña de Trump estimó que cinco mil personas asistieron al mitin del domingo, con docenas más reunidas para observar desde afuera de Xtreme después de que alcanzara su capacidad máxima.

Las puertas se abrieron a las 4 p.m. y el evento terminó alrededor de las 8:30 p.m.

Se sugirieron e incluso se repartieron cubrebocas por la campaña, pero muchos en la multitud no usaron una cubierta para la cara durante el evento. Se realizaron controles de temperatura y se proporcionó desinfectante de manos en las entradas.

Se impuso el distanciamiento social en los autobuses fletados contratados para transportar a los asistentes al evento, pero no durante la manifestación en sí, lo que llenó el establecimiento de personas, incluidas algunas de pie a lo largo de la pared trasera.

Una manifestación al aire libre en Minden atrajo aún más seguidores el sábado.

Riesgos para la salud

Brian Labus, profesor adjunto de la Escuela de Salud Pública de la UNLV y miembro del consejo asesor médico del gobernador, agregó que las preocupaciones sobre la propagación pública del virus giran en torno a la densidad.

“Cuanto más cerca se agrupa a la gente, más posibilidades hay de que se transmita la enfermedad”, señaló Labus. “Cuando tienes a mucha gente en un espacio reducido, y uno es contagioso, entonces podrías tener una súper propagación del virus”.

Dijo que las imágenes de los mítines del presidente en Nevada mostraban a muchos asistentes sin cubrebocas o no manteniendo una distancia de seis pies entre sí. Los cubrebocas pueden limitar la propagación de las partículas de propagación de enfermedades que se expulsan al aire, mientras que el distanciamiento puede ayudar a asegurarse de que esas partículas golpeen el suelo en lugar de otra persona.

Los eventos en interiores como el de Henderson también concentran la densidad de las personas y limitan el flujo de aire, dijo Labus. La cantidad de tiempo que se pasa en este ambiente (varias horas, para muchos asistentes) también aumenta el riesgo de infección.

“Si juntas todo eso, hay un mayor riesgo de transmisión”, aseveró.

Amy Stone, viróloga y profesora adjunta de microbiología de la Universidad Touro en Nevada, explicó que la propagación de las gotas aumenta en situaciones en las que la gente habla, canta o grita. Cualquiera que participe en esas actividades suele respirar más profundamente, por lo que también es más probable que respire las gotitas de otros.

“Si estoy en una multitud en la que estoy hombro con hombro con la gente, voy a respirar lo que ellos respiraron y ellos van a respirar lo que yo respiré”, agregó Stone.

Estuvo de acuerdo con los comentarios de Labus sobre el distanciamiento social, y agregó que alrededor del 90 por ciento de las gotas expulsadas por alguien que habla y respira normalmente llegarán al suelo antes de esa marca de seis pies.

Stone también señaló que las multitudes aumentan la probabilidad de que se toquen accidentalmente, lo que aumenta el riesgo de transferencia de la superficie del virus.

“Alguien puede rozarte o puedes tocar una silla y luego ajustar tus gafas, y ahora tu cara se ha contaminado”, mencionó.

Las directrices para eventos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) señalan que el mayor riesgo de propagación de COVID-19 durante las reuniones se produce en “grandes reuniones en persona en las que es difícil que los individuos permanezcan separados por lo menos seis pies de distancia y los asistentes viajan desde fuera del área local”.

Se desconoce cuántos de los cinco mil asistentes al mitin de Trump eran locales, pero no es raro que tales mítines atraigan a visitantes de California y otros estados vecinos.

Caleb Cage, el director de respuesta de COVID-19 del estado, calificó de “desafortunados” los informes de la manifestación durante una llamada del lunes a los medios de comunicación. Señaló que el estado ha visto recientemente un descenso prometedor en las tasas de infección, pero ahora espera ver un crecimiento en las próximas semanas.

Cage también dijo que el estado había escuchado (pero no podía confirmar) los informes difundidos en los medios sociales de que alguien en una de las concentraciones de Trump en Nevada había dado positivo a COVID-19.

Julia Peek, una subadministradora del departamento de salud pública del estado, declaró que Nevada podrá recolectar datos sobre los asistentes al evento a través de los esfuerzos de rastreo de contactos.

El último mitin interior de Trump, un encuentro en junio en Tulsa, fue vinculado al aumento de casos de COVID-19 por los funcionarios de salud locales.

Trump y Sisolak luchan

En una entrevista con el Review-Journal del domingo, Trump dijo que no creía estar sujeto al límite de 50 personas de la reunión del gobernador. También acusó a Sisolak de bloquear “seis sitios diferentes” para sus mítines en Nevada, lo que el gobernador ha negado.

Cuando se le preguntó si le preocupaba contagiarse del coronavirus en el evento, Trump respondió: “Estoy en un escenario y está muy lejos, así que no me preocupa en absoluto”.

Sisolak saltó sobre esa respuesta durante una entrevista del lunes con MSNBC.

“Esto es típico de Donald Trump”, dijo el gobernador. “Sólo se preocupa por sí mismo, y no por los tres millones de ciudadanos/residentes que tenemos y que me preocupan a diario”.

El gobernador añadió: “No está preocupado por toda la gente que estuvo allí y que se va a ir a casa y sus hijos irán a la escuela… Sólo le preocupa su propia salud, no la de nadie más en Nevada”.

Ahern y los republicanos responden

Además de la multa del lunes de la ciudad de Henderson, Ahern fue recientemente multado con 11 mil dólares por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Nevada (OSHA, por su sigla en inglés) por organizar un evento de la campaña de Trump en persona en agosto en su hotel homónimo que atrajo a unas 500 personas.

Ahern está ahora demandando al estado por sus regulaciones de COVID.

Una vocera de la OSHA declaró el lunes que no podía comentar sobre ninguna posible investigación estatal o multa derivada del evento del domingo.

Durante una breve conferencia de prensa el lunes, Ahern se mantuvo firme en su decisión de ser el anfitrión de los eventos.

“Creo que es mi deber patriótico hacer lo que es correcto para nuestro país, y lo que es correcto es apoyar al presidente Donald J. Trump”, afirmó. “Las decisiones que tomamos y las acciones que realizamos son siempre con objetivos específicos. Mi objetivo era continuar las grandes tradiciones estadounidenses del derecho de reunión y de libre expresión”.

Ahern señaló que sus eventos no eran diferentes a los miles de personas a las que se les permitía reunirse en casinos, piscinas y protestas en las calles. Añadió que entendía que las ciudades y otras agencias tenían un trabajo que hacer al imponer las multas en su contra.

Se negó a contestar preguntas, alegando que probablemente daría otra conferencia de prensa el jueves.

En declaraciones enviadas al Review-Journal, tanto el partido republicano del estado como la campaña de Trump reflejaron algunas de las críticas de Ahern.

“Todavía estamos esperando el berrinche del gobernador Sisolak en Twitter sobre las miles de personas que abarrotaron el Strip de Las Vegas”, comentó el presidente del Partido Republicano de Nevada, Michael McDonald. “El gobernador debería pasar menos tiempo jugando a la política con los derechos de la Primera Enmienda de los republicanos y más tiempo averiguando por qué le ha fallado a tantos nevadenses que aún esperan sus cheques de desempleo”.

“Si puedes unirte a miles de personas que protestan en las calles, juegan en un casino o queman pequeños negocios en disturbios, puedes reunirte pacíficamente bajo la Primera Enmienda para escuchar al presidente de Estados Unidos”, mencionó Tim Murtaugh, director de comunicaciones de la campaña de Trump.

En los últimos días, los republicanos se han referido repetidamente a sus eventos como protestas pacíficas, incluso repartiendo carteles a los asistentes al mitin del domingo que decían “manifestante pacífico”.

Labus, el profesor de salud pública y miembro de la junta asesora de Sisolak, hizo varias distinciones entre el mitin del domingo de Trump y los ejemplos citados por Ahern y los republicanos.

Las grandes protestas de los últimos meses, como las organizadas por “Black Lives Matter” y “No Mask Nevada”, se han celebrado al aire libre con un distanciamiento general mayor y, en el caso de Black Lives Matter, con un mayor uso de cubrebocas, señaló Labus.

Dijo que las protestas violan las directivas estatales, pero es difícil vigilar las reuniones públicas espontáneas.

Los negocios como Xtreme están obligados a seguir las reglas del estado para mantener las licencias estatales. Las violaciones pueden ser abordadas más simplemente por esas agencias de licencias, dijo.

“Siempre nos preocupa que incluso dos personas se reúnan”, dijo Labus. “Por eso tenemos estos requisitos de distanciamiento social. Los casinos deben tener planes completos aprobados por el estado para discutir los riesgos. Están poniendo divisores en los asientos de las mesas de juego y requieren cubrebocas y controles de temperatura en las entradas”.

“Debes tener un plan”, continuó, “y ese plan no puede ser simplemente ignorar todas las reglas”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Piden revelar contenido de cámaras en el caso Jorge Gómez

Los esfuerzos de la familia de Jorge Gómez continúan para saber la verdad de lo que ocurrió la noche del 1 de junio pasado cuando el joven de 25 años fue abatido por elementos del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD, por sus siglas en inglés) durante una protesta de “Blacks Lives Matter”. Los hechos ocurrieron cerca del Edificio Federal Lloyd D. George.

Reciben subvenciones organizaciones locales

Tres organizaciones -sin fines de lucro- de Las Vegas, recibieron importantes subvenciones de la Fundación Delta Dental Community Care, para ayudarse con la respuesta al COVID-19 en la comunidad, ellas son Future Smiles ($10,000), la Fundación UNLV (50.000 dólares) y Voluntarios en Medicina del Sur de Nevada ($12,500).

Google invertirá 600 mdd adicionales en sus instalaciones de Henderson

Google planea invertir 600 millones de dólares adicionales en sus instalaciones de almacenamiento de datos en Henderson, duplicando su plan de gastos original allí, declaró el miércoles el gobernador Steve Sisolak.

Desechan queja contra bar de Las Vegas sobre seguridad de coronavirus

La Junta de Control de Juegos de Nevada ha desestimado una queja que presentó el mes pasado contra una taberna de Las Vegas por violar las normas de salud y seguridad y un reglamento de idoneidad operacional.

Kamala Harris habla del COVID-19 y los latinos en visita a Las Vegas

La senadora por California y candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, estuvo en Las Vegas el martes por la noche para mantener una conversación con líderes, defensores y trabajadores latinos centrada en los efectos del COVID-19 en las familias latinas trabajadoras.