El nuevo administrador del Condado de Clark puede haber violado una ley de ética

El nuevo administrador de servicios humanos del Condado de Clark puede haber violado una ley estatal de ética cuando abandonó el condado hace dos años para trabajar para una compañía de software que él recomendó para un contrato sin licitación, según el Review-Journal.

Tim Burch fue el director del Departamento de Servicios para Familias en marzo de 2016 cuando él y la entonces Directora Administrativa: Sabra Smith Newby, recomendaron que el condado aprobara un contrato con SPIRIT Inc. para desarrollar un software que conecte a familias adoptivas con salas de protección del condado.

El contrato aprobado pagó a SPIRIT $180 mil para desarrollar e implementar el sistema, así como para capacitar al personal y cubrir una tarifa de licencia inicial. Exigió que el condado pagara $75 mil adicionales por año en costos de licencia para usar el sistema, lo cual aún hace.

Burch, junto con un administrador asistente del condado y el gerente de compras y contratos del condado, habían firmado un formulario que hacía que SPIRIT fuera elegible para obtener el contrato sin la competencia de otras compañías.

Cuatro meses después, Burch dimitió del condado para convertirse en el director ejecutivo de SPIRIT en Orlando, Florida.

Una ley de ética estatal prohíbe que los funcionarios públicos trabajen para una empresa privada durante al menos un año si el funcionario tuvo “influencia” sobre la adjudicación de un contrato a esa empresa. La ley solo se aplica a contratos por valor de más de $25 mil otorgados en el año anterior a que el funcionario abandonara el gobierno.

La Comisión de Ética de Nevada determina las violaciones de la ley. Si la comisión descubriera que Burch cometió una “violación deliberada”, podría enfrentar una multa máxima de $5 mil por la primera infracción, así como sanciones administrativas, como una reprimenda. La comisión también puede encontrar que un funcionario no violó la ley intencionalmente, en cuyo caso no puede nivelar una multa, pero podría imponer otras sanciones administrativas.

Un funcionario del gobierno no tiene que actuar con malicia o descuido imprudente para que una violación se considere “deliberada”. La comisión simplemente tiene que encontrar que el funcionario actuó deliberadamente.

Burch mencionó en una entrevista telefónica el martes que no estaba al tanto de la ley de ética y que no lo sabía cuando tomó el trabajo en SPIRIT.

“Pensé que manejaba las cosas a través del proceso y los procedimientos apropiados”, declaró.

La Comisión de Ética de Nevada esta semana no pudo confirmar ni negar la recepción de ninguna queja sobre Burch, citando una ley estatal que prohíbe el reconocimiento de quejas a menos que hayan sido investigadas y presentadas a un panel de revisión interna.

Yvonne M. Nevarez-Goodson, directora ejecutiva de la comisión, comentó que la ley de ética estatal requiere un período de “enfriamiento” antes de que los funcionarios puedan tomar empleos con los contratistas del gobierno a fin de evitar conflictos de intereses.

“Efectivamente, la Legislatura promulgó disposiciones de ‘enfriamiento’ para proteger al público contra escenarios reales o percibidos de puerta giratoria, pago por jugar o quid pro quo en los que el sector privado puede influir indebidamente en los actores del gobierno a través de promesas o percepciones de oportunidades lucrativas de trabajo en el sector privado para la acción oficial tomada en interés de la entidad privada”, puntualizó Nevarez-Goodson en un correo electrónico.

El presidente de la Comisión del Condado de Clark, Steve Sisolak, afirmó que estaba familiarizado con la ley, pero que no sabía que Burch había dejado el condado en busca de SPIRIT.

“Obviamente es un problema”, detalló.

Sisolak no sabía por qué los funcionarios del condado no estaban al tanto de la ley. Dijo que plantearía el problema a los abogados de la división civil del fiscal del Condado de Clark.

El portavoz del condado, Erik Pappa, anunció el martes que no estaba al tanto de la ley de ética, pero que el condado la examinaría más a fondo. El jueves por la tarde, Pappa agregó que Burch planea buscar una opinión de la comisión de ética que lo asesore sobre si su circunstancia representa un conflicto de intereses.

Burch trabajó para SPIRIT durante poco más de un año, luego se trasladó a una empresa de consultoría de gestión. En julio, los siete miembros de la Junta de Comisionados del Condado aprobaron la promoción de Burch al administrador de servicios humanos del condado, donde supervisa el Departamento de Servicios para Familias y el Departamento de Servicios Sociales.

Al principio de su carrera, Burch, de 45 años, dirigía el Departamento de Servicios Sociales, que administra la red de seguridad del Condado de Clark para los residentes en riesgo, mientras que el Departamento de Servicios para Familias está a cargo de proteger a los niños locales. El primer día de Burch en su nuevo trabajo fue el lunes.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like